Casa, casita (Poesía escolar)

abril 23, 2014

Recuerdos escolares…

Casita-dibujoCasa, casita
tan pequeñita…
…………….
Tiene mi casa
puerta de rejas,
blancas paredes,
techo de tejas,
como otras tantas.
Pero hay en ella
cierto secreto
que la hace bella.
No lo adivinan?
Paz y armonía
es el secreto.
Quién lo diría!
…………….
Casa, casita
tan pequenita…

Copiado de: libro de lectura “Rocío” de Julia M. Crespo, Edit. Kapelusz.

El tazón de madera del abuelo

abril 22, 2014

AcuarelaDePalabras:

Si vivimos lo suficiente, todos llegaremos a viejos Y no es fácil ser anciano; lo sé pues he acompañado a algunos; he visto lo triste que es valernos cada vez menos por nosotros mismos. Por ello, me gustan los textos que sensibilizan con este tema…

Originalmente publicado en Soy donde no pienso:

Elabuelo

El viejo se fue a vivir con su hijo, su nuera y su nieto de cuatro años.

Ya las manos le temblaban, su vista se nublaba y sus pasos flaqueaban.

La familia completa comía junta en la mesa, pero las manos temblorosas y la vista enferma del anciano hacían el alimentarse un asunto difícil.

Los guisantes caían de su cuchara al suelo y cuando intentaba tomar el vaso, derramaba la leche sobre el mantel.

El hijo y su esposa se cansaron de la situación.

?Tenemos que hacer algo con el abuelo?, dijo el hijo. ?Ya he tenido suficiente, derrama la leche, hace ruido al comer y tira la comida al suelo?.

Así fue como el matrimonio decidió poner una pequeña mesa en una esquina del comedor. Ahí, el abuelo comía solo mientras el resto de la familia disfrutaba la hora de comer.

Como el abuelo había roto uno o dos…

Ver original 393 palabras más

Sobre la memoria y los recuerdos

abril 21, 2014

Me encantó esta metáfora…

“La memoria, la azada

Por Walter Benjamín*

Así como la tierra es el medio en el que yacen enterradas las viejas ciudades, la memoria es el medio de lo vivido. Quien intenta acercarse a su propio pasado sepultado tiene que comportarse como un hombre que excava.

Ante todo, no debe temer volver una y otra vez a la misma circunstancia, esparcirla como se esparce la tierra, revolverla como se revuelve la tierra. Porque las “circunstancias” no son más que capas que sólo después de una investigación minuciosa dan a luz aquello que hace que la excavación valga la pena, es decir, las imágenes que, arrancadas de todos sus contextos anteriores, aparecen como objetos de valor en los aposentos sobrios de nuestra comprensión tardía, como torsos en la galería del coleccionista.

Sin lugar a dudas, es útil usar planos en las excavaciones. Pero también es indispensable la incursión de la azada, cautelosa y a tientas, en la tierra oscura.

Quien sólo haga el inventario de sus hallazgos sin poder señalar en qué lugar del suelo actual conserva sus recuerdos, se perderá lo mejor. Por eso los auténticos recuerdos no deberán exponerse en forma de relato, sino señalando con exactitud el lugar en que el investigador logró atraparlos.

Epico y rapsódico en sentido estricto, el recuerdo verdadero deberá proporcionar, por lo tanto, al mismo tiempo una imagen de quien recuerda, así como un buen informe arqueológico debe indicar no sólo de qué capa provienen los hallazgos sino, ante todo, qué capas hubo que atravesar para encontrarlos.”

* Fragmentos de Denkbilder, epifanías en viajes (ed. El Cuenco de Plata).

Leído en: Pagina12/Psicología. La experiencia del viajero/Jueves, 10 de febrero de 2011.

Expresar la mentira… Marcel Marceau

abril 20, 2014

AcuarelaDePalabras:

Con palabras construimos mentiras…

Originalmente publicado en Acuarela de palabras:

marcel-marceau“- ¿Qué es lo que nunca pudo expresar como mimo?

 - La mentira, porque para mentir sólo se necesita la palabra.
Y estoy agradecido de que así sea.”

Leido en: “El poeta del silencio”, entrevista al mimo Marcel Marceau en la Revista (Diario Nación/2005).

Ver original

El cleptómano (Gericault, 1823)

abril 20, 2014

AcuarelaDePalabras:

Aún en estos tiempos, progresistas y retrógrados según miremos, los locos y la locura son ocultados, apartados, negados, y hasta reprimidos por las fuerzas del “orden”. Y creo que es hacer un bien cuando, como en esta entrada de Javier, se la da a conocer; pues a la locura habría que conocerla, intentar comprenderla, acercarnos un poco a fin de que no nos dé tanto miedo…

Originalmente publicado en blocdejavier:

Gericault - el cleptómano (1823) el loco asesino
“El cleptómano” pertenece a la serie de diez retratos de alienados internados en el manicomio parisino de Salpêtrière y que realizó a instancias del psiquiatra Étienne Jean-Georget. De los diez retratos sólo se conservan en la actualidad cinco. “El loco asesino” , subtitulo de “El cleptómano” es el más famoso.

En el final de sus días Géricault se adentra en el mundo de la locura marginal. Retrata hombres y mujeres rechazados socialmente, cleptómanos, ladrones, secuestradores, jugadores, etc., son los sujetos de su nuevo interés. Son la representación de unos seres cotidianos con un bagaje psicópata y turbio, seres que son el reflejo de una sociedad escondida en esos inicios del siglo XIX, que nos llevan a una realidad que ignoramos o rechazamos; un mundo negro.

Intentó representar la fisonomía del enfermo con objetividad.

Los tonos oscuros de la ropa se confunden con el fondo y la atención del espectador se…

Ver original 74 palabras más

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 759 seguidores

%d personas les gusta esto: