Testamento de un perro. Eugene O’Neil

“Yo, Siherden Emblem O’Neil (a quien mi familia y amigos llaman Blemie), a consecuencia de mi edad y de las enfermedades que me agobian, transmito a la mente de mi amo lo que deberá ser mi ultima voluntad y testamento.

En el aspecto material, tengo poco que dar, los perros somos mas sabios que los hombres, y no conferimos gran valor a los objetos, los perros no desperdiciamos la vida acumulando propiedades, ni sufrimos de insomnio preocupándonos por como conservar lo que tenemos, y adquirir lo que deseamos. No tengo nada valioso que dar, excepto mi amor y mi fe, y eso lo lego a quienes me amaron.

Pido a mis amos, que me recuerden siempre, pero que no lamenten mi partida, durante demasiado tiempo, durante toda mi vida procuré ser un consuelo en los tiempos difíciles, y un motivo adicional de alegria, me resulta amargo pensar que mi muerte pueda causarles dolor.

Ahora que estoy ciego, cojo, sordo y hasta mi olfato me falla, siento que la vida me castiga por quedarme aquí más tiempo del conveniente, debo despedirme antes que me convierta en una carga para mí mismo, y para todos los que me aman, será una pena dejarlos, pero los perros no tenemos miedo a la muerte, la aceptamos como parte de la vida ¿Quién puede saber que hay después de la vida?

Junto con todos mis compañeros dálmatas que son mahometanos devotos, me gustaria saber que hay un Paraíso en el que siempre es uno joven, donde todo el dia juega uno con hermosas perras llenas de manchas; donde cada hora feliz es hora de comer, un lugar donde todas las noches hay un millón de chimeneas encendidas, y ante las cuales puede uno enroscarse, parpadear, soñar y recordar los viejos tiempos pasados en la Tierra, y el amor de nuestros amos.

Pero temo que es demasiado pedir, hasta para un perro como yo. Pero al menos estoy seguro de la paz. Quiero hacer una ultima petición. He escuchado decir a mi ama: “cuando muera Blemie no volveremos a tener otro perro”. Por lo que me ha querido yo le pido que tenga otro, no volver a tenerlo, seria un tributo muy pobre a mi memoria.

Me gustaría sentir que habiéndome tenido ya no podra vivir sin un perro. A el le dejo mi collar, mi correa, mi suéter y mi gabardina, y una ultima palabra de despedida, siempre que pasen por mi tumba piensen con felicidad: Aquí yace aquel que nos amó.

Colaboración: Elsa Castañeda. Este artículo es Copyright ©ProyectoMascota.com. Todos los derechos reservados.

Leido en: ProyectoMascota

About these ads

5 Comments »

  1. Muy lindo, las mascotas son algo que embellece las almas.

  2. 2
    Aída Says:

    Hola!
    A propósito de los canes… les paso este texto que tiempo atrás me llegó por email. Dice así:

    “Filosofía canina.

    1. Sé siempre leal.
    2. Nunca dejes pasar la oportunidad de salir a pasear.
    3. Experimentá la sensación del aire fresco y del viento en tu cara sólo por placer.
    4. Cuando alguien a quien amás se aproxima, corré para saludarlo y mostrale alegría por su llegada.
    5. Cuando haga falta, practicá la obediencia.
    6. Dejá que los demás sepan cuando están invadiendo tu territorio.
    7. Siempre que puedas, tomá una siesta y estirate antes de levantarte.
    8. Corré, saltá y jugá cada vez que tengas la oportunidad.
    9. Comé con gusto y con entusiasmo, pero detenete cuando ya estés satisfecho.
    10. Nunca pretendas ser algo que no sos.
    11. Si lo que deseás está enterrado, cavá hasta encontrarlo.
    12. Cuando alguien tenga un mal día, guardá silencio, sentate cerca de él y tratá de agradarlo.
    13. Evitá morder cuando la cuestión pueda solucionarse con un simple gruñido.
    14. En los días cálidos, acostate sobre tu espalda en el césped.
    15. En los días calurosos, bebé mucha agua y descansá bajo un árbol frondoso o en tu rinconcito preferido.
    16. Cuando te sientas feliz, bailá y balanceá tu cuerpo.
    17. No importa cuántas veces seas censurado, no asumas culpas que no te pertenecen, no guardes ningún rencor y no te entristezcas. . . corré inmediatamente hacia tus amigos.
    18. Alegrate con el simple placer de una caminata.
    19. Mantenete siempre alerta pero tranquilo.
    20. Da cariño con alegría y dejá que te acaricien los que te quieren bien.”

    En cuanto a la fuente o autor, desconozco el autor, pero lo pueden leer en varios sitios web, por ejemplo en Desayuno Continental.
    Saludos! Aída.

  3. 3
    Virginia Says:

    Cada vez estoy mas convencida de que tenemos que aprender muchisimas cosas de nuestros amigos de cuatro patas.
    ¿Han mirado alguna vez a los ojos a un perro FELIZ?

  4. 4
    sofia Says:

    muy pero muy bueno mean echo llorar mal pero mal

  5. 5
    Nery Says:

    Me corrieron las lágrimas al leer el primer texto, es para reflexionar ya que estos animalitos son fieles y nos entregan cariño toda la vida.


RSS Feed for this entry

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 902 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: