Fotos gratis: los fotógrafos profesionales defienden su trabajo

Conociendo oficios… Agosto 19, día internacional de la fotografía:

Foto-antigua“¿Cómo responder cuando te piden fotografías gratis?

Texto original Tony Wu

(Traducción al castellano de Lombardo Castro, Alex Castro y Tino Soriano)

“Estimado cliente comprador de fotografías.

Si le han enviado a esta página es muy posible que haya solicitado el uso de una o varias imágenes gratis, o haya ofrecido un pago mínimo. Como fotógrafos profesionales recibimos solicitudes de imágenes gratuitas regularmente. En un mundo ideal, a todos nos encantaría responder de forma positiva y ayudar. Especialmente en proyectos o esfuerzos relacionados con áreas tales como la educación, los problemas sociales y la conservación de recursos naturales. Es justo afirmar que en muchos casos nos gustaría tener el tiempo y los recursos para ayudar más que simplemente enviando fotografías. 

Por desgracia la realidad de la vida es tal que con frecuencia no somos capaces de responder adecuadamente. O cuando lo hacemos, nuestras réplicas son cortas y no transmiten en un sentido apropiado las razones que tenemos detrás de nuestros argumentos.

Las circunstancias varían en cada situación, pero hemos visto que existen un número de temas recurrentes. Los vamos a exponer más adelante con el objeto de comunicarnos con más claridad y procurando evitar malentendidos o sentimientos negativos lo que, por descontado, no es nuestra intención. Le suplicamos que considere los apartados que siguen con el espíritu constructivo con que fueron diseñados. De verdad esperamos que, después que haya tenido la oportunidad de leer este documento, seamos capaces de establecer un dialogo y una relación de trabajo que podría ser muy fructífera para ambos.

Vivimos de las Fotografías

Crear imágenes atractivas es la forma como ganamos nuestro salario. Si regalamos las imágenes o si pasamos demasiado tiempo respondiendo a las solicitudes de imágenes gratis, no nos podemos ganar la vida.

Apoyamos Causas Justas Con Nuestras Imágenes

La mayoría de nosotros contribuimos con fotografías y a veces con bastantes más medios para apoyar ciertas necesidades. En muchos casos hemos participado directamente en proyectos que reforzamos con nuestras imágenes o hemos tenido alguna relación personal anterior con las personas claves comprometidas en este tipo de propósitos. En pocas palabras, cada uno de nosotros puede y dona imágenes sin compensación en casos muy especiales.

Andamos Cortos de Tiempo

Responder en forma positiva a cada demanda de fotografías gratis es, sin embargo, muy poco práctico. Solo la enorme cantidad de tiempo que requiere responder a las solicitudes, intercambiar correspondencia, preparar y enviar archivos, y además las llamadas de seguimiento para averiguar cómo usaron nuestras fotografías -o si se lograron los objetivos que se buscaban- requiere mucho tiempo.

“Pero no tenemos dinero!”

Esta súplica es, a menudo, difícil de evaluar. La razón primordial que alega el solicitante en casi todas las demandas de fotografías gratuitas es que carece de fondos. Estas peticiones con frecuencia proceden de organizaciones que atesoran grandes cantidades de efectivo en sus manos, sean empresas, agencias gubernamentales o semi-gubernamentales o quizás una ONG. A menudo solo con una somera revisión de los documentos públicos de estas compañías descubrimos que poseen una significativa cantidad de fondos, ciertamente más que suficiente para pagar a los fotógrafos un sueldo razonable si deseasen hacerlo.

Y lo que es peor es que, a menudo, entre todas las personas envueltas en un proyecto, solo a los fotógrafos se les pide que trabajen gratis. Todas los demás implicados reciben un salario. Tomando todo esto en consideración quizás entenderá porque habitualmente nos sentimos insultados cuando se nos comunica que “no hay dinero”. Declaraciones de esta índole pueden ser interpretadas como un complot con tintes un tanto cínicos y un abuso hacia individuos inocentes.

Limitaciones de Presupuesto

Excepto en unos casos raros la fotografía no es una profesión muy bien pagada. Hemos escogido este camino en gran parte debido a la pasión que tenemos por la comunicación, el arte visual y el tema en que nos especializamos. El enorme crecimiento de la cantidad de fotografías disponibles en los años recientes en Internet, acompañado por la disminución de muchos compradores de fotos, significa que nuestros ya débiles ingresos están soportando un estrés adicional.

Considere también que ser fotógrafo profesional requiere una enorme inversión de capital. Nuestra profesión, por su naturaleza, requiere grandes inversiones en equipo. Necesitamos comprar cámaras, lentes, ordenadores, software y discos duros continuamente. Todo este equipo tiende a fallar y necesita reparaciones muy caras. También estamos avocados a duplicar los sistemas de almacenamiento de todos nuestros archivos porque una taza de café mal colocada puede borrar literalmente años de trabajo.

Para todos nosotros, invertir en el equipo esencial que necesitamos para trabajar significa un gasto de miles de dólares o euros cada año, puesto que tenemos que estar al corriente de las últimas tecnologías y asimilar las nuevas formas de entender y practicar la fotografía. Además, viajar es una parte muy importante de nuestro negocio. Gastamos ingentes cantidades de dinero en transporte, hoteles y otros costos relacionados con el hecho de desplazarnos.

Y, claro, tal vez lo más importante es que hay una cantidad inmensa de dinero que invertimos en tiempo. El que fue imprescindible y necesario para adquirir la experiencia que nos permite hacer bien nuestro trabajo. Sin mencionar los riesgos personales que a menudo tomamos.

Disparar instantáneas quizás solo requiera pulsar el disparador, pero crear imágenes exige habilidad, experiencia y juicio. Así que, en conclusión, a pesar de que entendamos y simpaticemos con los problemas presupuestarios, desde un punto de vista práctico se nos hace totalmente imposible subsidiar a todos aquellos que nos piden algo.

Obtener Fama No Significa Mucho

Parte del argumento cuando se solicitan imágenes gratis -alegando problemas presupuestarios- son las promesas de difusión del nombre del fotógrafo como una forma de compensación, en vez de pagarle en efectivo.

Hay dos problemas con esto:

Primero, recibir unos créditos por ser los autores de una obra no es una compensación. Después de todo, fuimos nosotros que los que creamos la imagen, así que el reconocimiento de autoría que se nos propone es automático. No es algo que esperamos que una tercera persona nos lo otorgue por la bondad de su corazón.
 
Segundo, el crédito no paga las cuentas. Esperamos que haya quedado claro que trabajamos duro con la intención de reinvertir en equipo fotográfico y para cubrir los gastos relacionados con nuestro negocio. Y no hay que olvidar que necesitamos ganar suficiente dinero para pagar para las necesidades básicas de la vida, como comida, vivienda, transporte, etc.  Resumiendo, el reconocimiento de la autoría de una imagen que hemos creado es algo que cae por su propio peso. Los créditos no son un substituto para el pago. 

“Eres el único fotógrafo que no coopera”

En los raros casos que tenemos tiempo para entrar en una correspondencia con personas e identidades que nos piden fotografías gratis, el dialogo frecuentemente degenera en acusaciones hacia nosotros y se nos imputa que cualquier otro fotógrafo con los que han contactado estuvieron encantados de regalar sus fotos y que, por alguna razón, somos los únicos que somos poco comprensivos. Estamos convencidos que esto no es cierto.

Sabemos que no existe un fotógrafo responsable y competente que estaría de acuerdo con unas condiciones irracionales. Tenemos constancia y aceptamos que fotógrafos inexperimentados y gente o personas que son dueños de una cámara puedan regalar su trabajo, pero debemos recordar que la gente “se merece lo que paga”. 

Manténganos Informados

Otra experiencia frecuente es que cuando proveemos fotografías gratis; a menudo no recibimos información, ni seguimiento, ni nadie se molesta en contar cual fue el resultado del proyecto, cuantos objetivos fueron alcanzados, de qué sirvieron nuestras fotografías o si hicieron algún bien. Muy a menudo ni siquiera nos contestan cuando solicitamos información respecto al destino final de ellas. Por lo menos, no, hasta que necesitan otra vez fotografías. En los casos que hacemos trabajos gratis, suplicamos que tengan la cortesía de indicarnos como anduvieron las cosas. Un poco de consideración hacia nosotros será un incentivo para que nos planteemos dedicarle algo de tiempo a sus proyectos y proveer imágenes.

Conclusión

Esperamos que los puntos que hemos expuesto ayuden a entender por qué el fotógrafo le ha mandado este enlace. Todos nosotros somos profesionales dedicados a nuestro trabajo y nos encantaría trabajar con ustedes para progresar en una forma mutuamente fructífera.

Noticia para fotógrafos:

Podéis usar este texto bajo la autorización de Creative Commons Atribucion – Non Commercial – Share Alike 3.0 Unported License. Por favor asegúrese que incluye un link a esta página. Si desea agregar su nombre a esta lista por favor usa el formulario de contacto. Texto escrito por Tony Wu.”

Leído en: Stop-Cláusulas-Abusivas-a-los-Fotógrafos 

PD: En este blog, en lo posible, menciono la “fuente” correspondiente, no sólo a los textos sino también a las imágenes que ilustran los posts. Digo “en lo posible” pues, a veces, no lo es por más búsquedas que realice.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 901 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: