Juegos de baile populares

Para no perder la costumbre…

Escoba* El juego de la escoba. El juego de la escoba es uno de los habituales en todas las fiestas. Todas las parejas comienzan a bailar al son de la música. El animador da una escoba a una de ellas, la cual debe entregarla a otra, que tiene la obligación de cogerla. Esta la pasará a la más cercana y, así, sucesivamente. La pareja que tenga la escoba cuando pare la música, queda automáticamente eliminada. Cuando queden pocos concursantes, la tensión irá en aumento y los eliminados deberán formar círculo estrechando la pista de baile. Así mismo, está permitido animar y vitorear a las parejas supervivientes. El ritmo de la música escogida ha de ser animado, aunque, en ningún caso, frenético. Un chachachá rápido, por ejemplo, constituirá una buena elección.

Globos02  * El baile de los globos. Si los invitados son vergonzosos y muestran reticencias a demostrar sus facultades danzarinas, puedes intentarlo haciendo uso de unos cuantos globos. Ata un globo con un cordel al tobillo de un miembro de cada una de las parejas. El juego consiste en estallar los globos de los demás mientras se baila al ritmo de la música. Los vencedores, por supuesto, son los últimos que conservan su globo intacto.

Baile-papa * El baile de la patata. Otro divertimento diseñado para bailarines es el juego de la patata. Las parejas deben mantener una patata entre sus frentes mientras bailan al son de la música. La pareja que consiga mantener la patata en equilibrio durante más tiempo será la vencedora. Para evitar tentaciones, será necesario que sujeten sus manos a la espalda en el tiempo en que dura el baile.

  * Cambio de pareja. Con la ayuda de una escoba, se puede conseguir que los invitados se diviertan y se conozcan un poco mejor entre ellos. Los bailarines se disponen por parejas dejando a un participante libre, que portará una escoba. Cuando el participante desparejado golpee el suelo con ésta, todo el mundo deberá separarse y cambiar de compañero de baile. El poseedor de la escoba, por su parte, se la entrega a uno de ellos y, por tanto, escoge pareja. Evidentemente, es preceptivo que nadie se niegue a coger la escoba cuando se la ofrecen.

PD: No olvidar que alguien ofice de maestro de ceremonia!

La foto: fotosantiguasdeibi 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 875 seguidores

%d personas les gusta esto: