Archive for the ‘Jiddu Krishnamurti’ Category

Atención, observación, concentración.

junio 6, 2014

Esa atención se vuelve más eficiente

“Sólo observe lo que es. Eso que es usted es el hecho: el hecho de que es celoso, ansioso, envidioso, cruel, exigente, violento. Eso es lo que es. Mírelo, dese cuenta de ello; no lo moldee, no lo catalogue, no lo niegue, no forme opiniones de ello. Mírelo sin condenar, sin juzgar, sin comparar, simplemente observe. De esa observación, de ese darse cuenta surge la estima. Ahora bien, sigamos adelante.

Medit08Puede hacer eso en un instante. Eso sólo puede hacerse en un instante, no se trata de hacerlo primero desde lo externo y luego profundizar más y más, eso no conduce a ninguna parte, debe hacerse de un solo golpe que va de lo más lejos en lo externo a lo más interno, lo más profundo. A partir de ahí, en eso hay atención, eso es atención, atención al silbato del tren, al ruido, al habla, a la forma en que mueve sus piernas, atención a cualquier cosa que escuche o se diga, descubrirá qué es verdad y qué es falso en lo que se dice, y no hará de quien les habla una autoridad.

De modo que esa atención surge de esa extraordinaria y compleja existencia de la contradicción, de la desdicha y posterior desesperación. Cuando la mente está atenta, entonces puede focalizar, lo cual es algo muy distinto, puede concentrarse, pero esa concentración no es una concentración excluyente.

Entonces, la mente puede estar atenta a lo que se está haciendo y esa atención se vuelve mucho más eficiente, mucho más vital, porque lo abarca todo.”

Obras completas, tomo XIV.

En: Fundación Krishnamurti 

Atención y aprendizaje

junio 4, 2014

Abrir la puerta a la creación. Jiddu Krishnamurti.

Aprender, en el verdadero sentido de la palabra, solo es posible en ese estado de atención en el cual no hay coerción externa ni interna.

Medit07El recto pensar solo es posible cuando la mente no es prisionera de la tradición y de la memoria. Es la atención la que permite que el silencio llegue a la mente, lo cual abre la puerta a la creación. Por eso la atención es sumamente importante.

El conocimiento es necesario en un nivel funcional como medio de cultivar la mente, pero no como fin en sí mismo. No nos interesa el desarrollo de una sola capacidad, como la del matemático, el científico o el músico, sino el desarrollo total del estudiante como ser humano.

¿Cómo puede surgir ese estado de atención? Este no se puede cultivar a través de la persuasión, de la comparación, de la recompensa o el castigo, todas ellas formas de coerción. Cuando el miedo termina, comienza la atención. El miedo persistirá mientras siga esta urgencia de ser o llegar a ser, a saber esa búsqueda de éxito, con todas sus frustraciones y contradicciones.

Puede enseñar [a un estudiante] a concentrarse, pero la atención no se puede enseñar así como probablemente tampoco pueda enseñar[le] a liberarse del miedo; pero podemos empezar a descubrir las causas del miedo, y la comprensión de esas causas terminará con el miedo.

Así, la atención surge espontáneamente cuando hay una atmósfera de bienestar, cuando el estudiante se siente seguro, cómodo y se de cuenta de la acción desinteresada que acompaña el amor. El amor no compara y por tanto, esa envidia y tortura del llegar a ser cesa.”

J. Krishnamurti Saanen Cuarta charla pública, 3 de agosto de 1974.

En: Fundación Krishnamurti

Atención y concentración III

abril 12, 2014

Concentración implica limitar nuestra energía.

“Ya saben lo que es la concentración, desde pequeños nos educan a concentrarnos. La concentración implica limitar toda nuestra energía hacia un punto concreto, y mantenerse en ese punto. Un niño en la escuela que mira por la ventana a los pájaros y a los árboles, al movimiento de las hojas o a una ardilla que trepa por un árbol, el profesor le dice: ‘No prestas atención, concéntrate en el libro’ o ‘escucha lo que estoy diciendo’.

Así, se da más importancia a la concentración que a la atención.

Si yo fuera profesor, les ayudaría a observar; les ayudaría a que miraran totalmente a la ardilla, que observaran el movimiento de su cola, cómo funcionan sus garras, todo. Entonces, si el niño aprende a observar atentamente, prestará atención al libro.”

En: Fundacion Krishnamurti

Atención y concentración II

abril 10, 2014

La atención no es concentración.

“La atención no es concentración. Cuando se concentra, como hacen la mayoría, ¿qué sucede cuando se concentra? Se reprime a sí mismo, resiste, rechaza cualquier pensamiento excepto ese en concreto, una acción determinada. Pero esa concentración produce resistencia, por tanto no trae libertad. Por favor, obsérvelo en sí mismo, es algo muy simple.

Sin embargo, si está atento, atento a todo lo que sucede en usted, atento a la suciedad, a la inmundicia de la calle, atento a la suciedad en el autobús, atento a sus palabras, a sus gestos, a cómo le habla a su jefe, su sirviente, un superior, un subordinado, atento al respeto y a la insensibilidad hacia los subordinados, a las palabras, a las ideas, si está atento a todo esto, sin intención de corregir, entonces de esa atención surge una forma de concentración diferente.

En ese momento, estará atento al entorno, al ruido de la gente, a la gente discutiendo a gritos, a usted deseando que se callen, que dejen de hablar, mirando a otra parte; estará atento a los colores, a las costumbres y, aun así, la concentración seguirá. Esa concentración no es exclusiva, no requiere ningún esfuerzo. Mientras que la simple concentración exige esfuerzo.”  

Obras completas, tomo XV.

En: Fundación Krishnamurti

Atención y concentración I

abril 8, 2014

La diferencia entre atención y concentración.

“Hay una diferencia entre atención y concentración. Concentración significa focalizar toda la energía en un punto concreto. En la atención no hay un punto al que enfocar. Estamos muy familiarizados con uno y no con lo otro.

Cuando prestamos atención al cuerpo, el cuerpo se tranquiliza, tiene su propia disciplina; se relaja, no es que esté inactivo, sino que tiene la energía de la armonía. En la atención no hay concentración, por tanto, no hay conflicto.

Mientras lee esto, ponga atención en cómo está sentado, cómo escucha, cómo recibe lo que esta carta está diciendo, cómo reacciona a lo que se está diciendo y por qué le parece difícil estar atento.

No está aprendiendo cómo estar atento. Si aprende a estar atento, eso se convierte en un sistema, que es a lo que el cerebro está acostumbrado, con lo cual convierte la atención en algo mecánico y repetitivo, mientras que la atención no es mecánica ni repetitiva. Es la forma de mirar toda su vida sin el centro de interés propio.”

En: Fundacion Krishnamurti

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 912 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: