Archive for the ‘Lin Yutang’ Category

Lin Yutang

octubre 13, 2012

Octubre 10, 1895, su natalicio

Fragmentos de sus libros compartidos en este blog:

“Siéntate tranquilamente un momento y comprenderás qué tontamente te has estado moviendo.

Aprende a tener tu boca cerrada y comprenderás que has hablado demasiado.

Procura no meterte en demasiadas cosas y comprenderás que has estado perdiendo el tiempo en cosas innecesarias.

Cierra tu puerta y comprenderás que te has mezclado con demasiadas clases de gente. [...]  La importancia de comprender. *

Cómo ser feliz aún siendo pobre 

Como ser feliz aún siendo rico 

Pobres de espíritu 

Libros viejos versus libros nuevos 

Refinamientos sociales

Entusiasmos 

El beneficio de la lectura 

De lectores y viajeros 

Historia de los sentimientos

El ocio 

Días de lluvia

La yacija de las nueve bendiciones 

Desasimiento 

Desamparo. Poema de Li Yi-an 

De ensueño 

Compañías 

¿Qué es un buen hombre? 

Un modo de estar

De la alegría de vivir. Yuan Chunglang 

En memoria de una niña 

Imaginación 

El sueño de la mariposa Secretos de dicha Ver la verdad cuesta más que ver el sol

Lin Yutang en Wikipedia.

PD: * Me ha encantado leer este libro!

Tags:

Cómo ser feliz aún siendo pobre (en un libro de Lin Yutang)

febrero 16, 2012

De El arte de vivir, por Li Liweng (1611–1679)

“El arte de ser feliz aun siendo pobre consiste en una frase, pensar que “podría ser peor”. Soy pobre y humilde, pero hay quines son más pobres y humildes que yo. Tengo que mantener a una numerosa familia, pero hay quienes viven solos y sin hijos, hay viudas y huérfanos. Tengo que trabajar duramente en el campo, pero hay quienes no tienen tierras o que trabajarían duramente en el campo como yo, pero no pueden hacerlo porque están sentados en una cárcel.

Es un modo de pensar de mirar cómo son las cosas. La misma situación puede parecer un infierno a uno y un paraíso a otro. En cambio, empeñarse en comparar lo nuestro con lo de quien está mejor que nosotros sólo puede engendrar un desdichado estado de ánimo.

Recuerdo la historia de un alto magistrado que viajaba por el extranjero. Era verano y su lecho estaba lleno de mosquitos dentro del mosquitero. Pensaba en la vasta sala de su casa, donde la esterilla de verano refrescaba el cuerpo y había muchas doncellas atentas a que se sintiera cómodo. Cuanto más pensaba en esto, más desdichado se sentía. No podía cerrar los ojos.

En esto vio a un hombre que se paseaba por el patio de la posada, al parecer muy contento. El alto magistrado quedó perplejo y preguntó al hombre cómo podía mostrarse tan satisfecho con tantos mosquitos a su alrededor. ¿No le molestaban acaso? El hombre le dijo: “Tuve antes un enemigo y me metieron en la cárcel. Era verano y la cárcel estaba llena de chinches y piojos. Me habían atado los pies y las manos para que no me escapara. Era terrible sentir las mordeduras y picaduras de los insectos y los mosquitos y no poder hacer nada para remediarlo. Ahora hay mosquitos, sí, Pero puedo moverme y rechazarlos. En realidad, sentir la libertad de mis miembros es suficiente para que me considere feliz.”  Uno de ellos veía un lado de las cosas y el otro veía un lado distinto. El rico quedó desconcertado cuando oyó aquello.”

De: La importacia de comprender, capítulo Adaptaciones Humanas, Lin Yutang

Post relacionado: Como ser feliz aún siendo rico 

Como ser feliz aún siendo rico (en un libro de Lin Yutang)

febrero 10, 2012

De El arte de vivir, por Li Liweng (1611–1679)

“El dinero es el medio de procurarse placeres, pero tener demasiado dinero también supone desventajas y por eso es difícil ser feliz cuando se es rico. Cuando el pueblo de Huafeng deseaba mucho dinero, muchos hijos y muchos años al emperador Yao (reinado tradiconal de 2357 a 2257 a.c.), se dice que él contestó: “Demasiado dinero significa demasiadas cosas que atender.”  Y el pueblo de Huafeng le replicó: “Siempre puedes deshacerte de parte de él.”

Tao Chukung (Alias Fan Li, hacia 473 a.c.) reunió varias veces mil dólares y otras tantas se deshizo de esta cantidad. Era porque, como el emperador Yao, tenía en cuenta las desventajas de poseer demasiado dinero.

Enseñar a los ricos a que disfruten de la vida es invitarlos a que gasten su dinero, lo que es difícil en el mejor de los casos. Cuando se tiene dinero, surgen preocupaciones sin fin y desaparece la paz del espíritu. También se comienza a pensar en los hurtos y robos o hasta en ser apuñalado en los tratos. Las preocupaciones que surgen de este miedo a los hurtos y robos también degrada. Además, la riqueza nos hace el blanco de la envidia hasta que tenemos la impresión de que nadie nos quiere. ¿Cómo se puede así disfrutar de la vida? Tal es el castigo de ser muy ricos. ¿Debemos concluir que no hay modo de ser feliz cuando se posee una gran fortuna?  No, a mi juicio.

No cabe esperar que nos deshagamos de mucho dinero, pero por lo menos podemos abstenernos de andar en busca de más. Esto se aprecia especialmente en tiempos de pobreza general. Pedir menos interés por un préstamo o una parte menor en los productos de los arrendatarios son cosas que inmediatamente apreciarán los pobres, que quedarán muy agradecidos.  Se obtiene una buena reputación cuando quemamos un pagaré aun cuando el deudor sólo haya podido pagar el interés o cuando se contribuye con dinero a la acción del gobierno o una causa pública.

Esto ofrecería un agudo contraste con lo que hacen los ricos de nuestro tiempo. Hacer eso no perjudicaría a nadie y pondría fin a las envidias y hostilidades. Oír las palabras de agradecimiento de los pobres es como tener dos orquetas y, cuando se reciben honores y recompensas del gobierno, nuestro nombre pasa a la posteridad. Obtenemos así honor y contentamiento. En cuanto a diversiones, música, mujeres, hermosas villas y fiestas, son cosas que están a fácil alcance de los ricos, ya que no de los pobres. Así, pues, puede lograrse sin mucho trabajo lo que tan difícil parecía de lograr.”

De: La importancia de comprender, capítulo Adaptaciones Humanas, Lin Yutang. 

Post relacionado: Cómo ser feliz aún siendo pobre

Pobres de espíritu

febrero 3, 2012

“Una vida pobre pero con ocios vale más que el triunfo a costa de una vida agobiada. Pero ser sencillo aunque rico vale más que ser pobre y orgulloso.”

En: La Importancia de Comprender, Lin Yutang.

Libros viejos versus libros nuevos

enero 27, 2012

A veces, “Es más provechoso releer algunos viejos libros que leer nuevos, del mismo modo que reparar y ampliar un viejo templo es mejor que construir uno nuevo por completo.”

En

: La Importancia de Comprender, Lin Yutang 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 902 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: