El miedo (Jiddu Krishnamurti)

agosto 30, 2015

...la autoprotección psicológica, esto es, el deseo de estar siempre seguro, engendra miedo.

“Existe el miedo físico. Usted sabe, cuando ve una serpiente, un animal salvaje, instintivamente hay miedo; ése es un miedo normal, sano, natural. En realidad, no es miedo, es un deseo de protegerse a sí mismo, eso es normal. Pero la autoprotección psicológica, esto es, el deseo de estar siempre seguro, engendra miedo. Una mente que busca siempre la certidumbre es una mente muerta, porque en la vida no hay certidumbre, no hay permanencia […]. Cuando uno entra directamente en contacto con el miedo, hay una respuesta de los nervios y demás. Entonces, cuando la mente ya no escapa por medio de las palabras o de alguna clase de actividad, no hay división entre el observador y la cosa observada como miedo. Sólo la mente que escapa se separa del miedo. Pero cuando hay un contacto directo con el miedo, no existe el observador, no hay una entidad que diga: «Tengo miedo». Así pues, en el instante en que uno está directamente en contacto con la vida, con cualquier cosa, no hay división; esta división es la que engendra competencia, ambición, miedo.

Lo que importa, pues, no es «¿cómo puedo librarme del miedo?». Si usted busca un medio, un método, un sistema para desembarazarse del miedo, estará preso en el miedo a perpetuidad. Pero si comprende el miedo, lo cual sólo puede ocurrir cuando entra en contacto directo con él -tal como está en contacto con el hambre, tal como está directamente en contacto cuando se halla a punto de perder su empleo-, entonces hace algo. Sólo así encontrará que cesa todo el miedo; quiero decir todo el miedo, no un miedo de esta clase o de aquella clase.”

De: En contacto con el miedo.
Krishnamurti. El Libro de la Vida-Meditaciones Diarias
https://www.facebook.com/pages/Jiddu-Krishnamurti-En-Español

Hechiceros inocentes

agosto 28, 2015

Autoayuda en un libro de cabecera de los años ´60

Brujita“…Todos ustedes conocen a hombres y mujeres que esperan el cáncer porque ha habido cancerosos en la familia, o la muerte súbita porque el padre murió súbitamente. Ignoran que en este caso no habrá de intervenir la ley de la herencia sino la fuerza de su pensamiento creador de enfermedad y de muerte.

Recién nacido un niño, ya se decreta su parecido con tal abuelo o tía, condicionando así su carácter, estatuyendo por anticipado de sus probabilidades para el porvenir mediante la influencia que ejercen sobre un ser eminentemente receptivo las hadas o las brujas inclinadas sobre su cuna. (Hechiceros inocentes pero no por eso menos nefastos…”

 

Fragmento del cap.19 -Herencia no es esclavitud- de El libro de la felicidad de Marcelle Auclair (Biblioteca de Mucho Gusto, 1962, BsAs).

Fotógrafos argentinos: Raúl Stolkiner

agosto 27, 2015

Paseando por el sitio del Museo Nacional de Bellas Artes

Sin Título. Autor: Stolkiner, Raúl. Nacionalidad Argentino (Argentina, 1957 ) . Origen: Donación Fundación Antorchas, 1999. Escuela: Argentina S.XX. Técnica: Fotografía. Objeto: Fotografía.  Soporte: sobre papel. Medidas: 47 x 47 cm.

Los sentidos. Amado Nervo

agosto 26, 2015

Agosto 27, natalicio del poeta.

5sentidosNiño, vamos a cantar
una bonita canción;
yo te voy a preguntar,
tú me vas a responder.

-Los ojos, ¿para qué son?
-Los ojos son para ver.
-Y el tacto? -Para tocar.
-Y el oído? -Para oír.
-Y el gusto? -Para gustar.
-Y el olfato? -Para oler.
Y el alma? -Para sentir,
para querer y pensar.

:)

Amado Nervo – http://es.wikipedia.org/wiki/Amado_Nervo_

Copiada de:  Bináreas, EGB 4–5–6 para 2do. ciclo, Casa de Ediciones, Puesto de palos, 1997

Igualmente. Teresa de Calcuta

agosto 25, 2015

Agosto 26, su natalicio.

teresadcalcuta“La gente es muchas veces irracional, ilógica y egoísta;
igualmente quiérela. 

Si haces el bien, la gente pensará que lo haces por motivos egoístas;
igualmente házlo. 

Si eres exitoso, es posible que atraigas falsos amigos y verdaderos enemigos;
igualmente triunfa. 

Las obras buenas que hagas podrán ser mañana olvidadas;
igualmente realízalas. 

La honestidad y la franqueza pueden volverte vulnerable;
igualmente sé franco y honesto. 

Lo que te costará años construir puede destruirse de un día para el otro;
igualmente constrúyelo. 

Aunque la gente necesite ayuda, puede molestarse si la ayudas;
igualmente ayúdala. 

Entrega lo mejor de ti mismo, aunque a los demás siempre les parezca poco;
igualmente entrégate.” 

Teresa de Calcuta

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.395 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: