Confianza constructiva. Marcelle Auclair

julio 29, 2015

“…(En una obra) “Juan de la luna”, de Marcel Achard:

ConfianzaUn muchacho, Jef, está perdidamente enamorado de Marcelina, la más frívola y mentirosa de las criaturas. Esto no le impide casarse con ella. Marcelina lo ridiculiza, le miente, lo engaña, pero él se niega a ver, pese a la flagrante evidencia, otra cosa que su realidad; con toda la fuerza del pensamiento y de la palabra creadora, la proclama buena, sincera, fiel.

Hasta cuando le anuncian que se ha ido con otro se obstina en no admitirlo. Y Marcelina vuelve, no contra toda esperanza sino conforme a la esperanza tan tenazmente alimentada por Jef; conforme a la única razón, la única evidencia de este mundo, la del Yo real y perfecto de esta mujer cuya personalidad aparente tantos defectos tenía.

Jef negó los errores de Marcelina, las infidelidades de Marcelina, y este desenlace sólo es una sorpresa para quienes ignoran las leyes del pensamiento creador; estaba obligada a volver a su marido y a manifestarse la mujer leal y tierna que él había contemplado y ayudado a surgir.

Hablando de su obra con Marcel Achard, me dijo: “La confianza libera grandes fuerzas, siempre que no sea únicamente pasiva, sino activa y constructiva.”

 

Fragmento del cap.31 -Juan De La Luna- de El libro de la felicidad de Marcelle Auclair (Biblioteca de Mucho Gusto, 1962, BsAs)

Documentos!

julio 27, 2015

“Berl y Shmerl van caminando por la calle en Moscú en la época pre-perestroika.

De repente, ven un policía mirándolos atentamente.

“Estoy con problemas”, dice Berl. “No tengo mis documentos en orden y si la Policía me los pide, me llevará preso!”.

“No te preocupes”, lo calma Shmerl. “Yo tengo mis documentos en orden. Voy a empezar a correr y me va a perseguir pensando que tengo algún problema.  Mientras tanto vos te escapás”.

Dicho y hecho. Shmerl empieza a correr y, efectivamente, el policía lo empieza a perseguir.

Finalmente lo alcanza. “Mostrame tus documentos”, le ordena el policía a Shmerl. Él se los muestra al oficial.

“Están en orden. ¿Por qué, entonces, corriste?”, le pregunta.

“Mi médico me mandó correr cada día por mi salud”, responde Shmerl.

“Pero ¿por qué no frenaste cuando viste que te estaba persiguiendo?”, insistió el policía.

“¿Me estaba persiguiendo? Yo creía que Ud. iba al mismo médico…”, respondió Shmerl  ;)

De:  HumorZone – Humor Judio

El aviador y el angelito de Jean Effel. Marcelle Auclair

julio 25, 2015

Angelbebe“El dibujante Jean Effel publicó durante la guerra una serie de dibujos titulada “El angelito“. Uno de los dibujos muestra a un aviador que acaba de tirar una bomba.

El angelito la agarra y rápidamente se la devuelve a quien la ha tirado:

– “Señor, se le ha perdido algo…”

Si merecemos tener cerca de nosotros un angelito – es decir, si estamos firmemente ubicados en las ondas del amor, del pensamiento positivo-, sucederá lo mismo con los pensamientos de odio y de destrucción que gente poco amable emite con respecto a nosotros: la bomba retornará a su propietario y explotará en sus manos.

El amor es nuestro guardaespaldas, el perdón es nuestro protector. Pero ¡atención! La precisión de las leyes del espíritu es tal que si usted procede así sólo con la intención secreta de reservar para sus enemigos el perrito de su perra, el efecto será nulo; en el mundo del espíritu solamente tiene curso legal el oro puro, los falsificadores no consiguen hacer pasar su moneda.

Entiéndase bien que de acuerdo con esta ley, los pensamientos hostiles, las palabras violentas que emitimos respecto de nuestros semejantes se vuelven hacia nosotros, tanto más cuanto los han alcanzado y herido. Tal es la ley del rebote.

Aplicación. ¿Está seguro que sus pensamientos en cuanto al amor y al perdón son lo bastante poderosos como para protegerlo contra toda tentativa enemiga?

Por otra parte ¿no merece usted a menudo que ”el angelito” le devuelva sus propias bombas? Tenga cuidado con sus pensamientos y sus palabras: según su naturaleza, lo protegen o lo exponen.”

 

Del cap.22 -El angelito de Jean Effel– de El libro de la felicidad de Marcelle Auclair (Biblioteca de Mucho Gusto, 1962, BsAs)

Día del Payador: recordamos el poema Santos Vega

julio 23, 2015

Julio 23, día del Payador, en Argentina.
Santos Vega, el payador, aquél de la larga fama, murió cantando su amor como el pájaro en la rama (Cantar popular).
El Santos Vega, de Rafael Obligado, es un poema de significado simbólico, en el que Juan Sin Ropa representa el adelanto, el progreso, lo nuevo, frente a Santos Vega que simboliza lo tradicional. Éste último es vencido por el paso irrefrenable de la evolución de la civilización.

payadoresCuando la tarde se inclina
sollozando al occidente,
corre una sombra doliente
sobre la pampa argentina.
Y cuando el sol ilumina
con luz brillante y serena
del ancho campo la escena,
la melancólica sombra
huye besando su alfombra
con el afán de la pena.

Cuentan los criollos del suelo
que, en tibia noche de luna,
en solitaria laguna
para la sombra su vuelo;
que allí se ensancha, y un velo
va sobre el agua formando,
mientras se goza escuchando
por singular beneficio,
el incesante bullicio
que hacen las olas rodando.

Dicen que, en noche nublada,
si su guitarra algún mozo
en el crucero del pozo
deja de intento colgada,
llega la sombra callada
y, al envolverla en su manto,
suena el preludio de un canto
entre las cuerdas dormidas,
cuerdas que vibran heridas
como por gotas de llanto.

Cuentan que en noche de aquellas
en que la Pampa se abisma
en la extensión de sí misma
sin su corona de estrellas,
sobre las lomas más bellas,
donde hay más trébol risueño,
luce una antorcha sin dueño
entre una niebla indecisa,
para que temple la brisa
las blandas alas del sueño.

Mas, si trocado el desmayo
en tempestad de su seno,
estalla el cóncavo trueno,
que es la palabra del rayo,
hiere al ombú de soslayo
rojiza sierpe de llamas,
que, calcinando sus ramas,
serpea, corre y asciende,
y en la alta copa desprende
brillante lluvia de escamas.

Cuando, en las siestas de estío,
las brillazones remedan
vastos oleajes que ruedan
sobre fantástico río,
mudo, abismado y sombrío,
baja un jinete la falda
tinta de bella esmeralda,
llega a las márgenes solas…
¡y hunde su potro en las olas,
con la guitarra a la espalda!

Si entonces cruza a lo lejos,
galopando sobre el llano
solitario, algún paisano,
viendo al otro en los reflejos
de aquel abismo de espejos,
siente indecibles quebrantos,
y, alzando en vez de sus cantos
una oración de ternura,
al persignarse murmura:
“-¡El alma del viejo Santos!”

Yo, que en la tierra he nacido
donde ese genio ha cantado,
y el pampero he respirado
que al payador ha nutrido,
beso este suelo querido
que a mis caricias se entrega,
mientras de orgullo me anega
la convicción de que es mía
¡la patria de Echeverría,
la tierra de Santos Vega!

Leído en: http://payadas.com/santos-vega-el-alma-de-payador. Allí, podrán leer la continuación: La Prenda… El Himno… La Muerte

Mirando fotos: Pedro Luis Raota

julio 22, 2015

Pedro Luis Raota (26 de abril de 1934, Chaco – 4 de marzo de 1986, Buenos Aires)

Foto: http://www.raota.com/pedroluis.php (Allí, podrán mirar más, tanto de Pedro Luis como de su hijo José Luis)

Más info: Pedro Luis Raota fue un fotógrafo argentino, catalogado como uno de los máximos exponentes de la fotografía americana y como el fotógrafo argentino que más premios ha recibido… ( http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Luis_Raota )

También: http://homenajearaota.blogspot.com.ar/

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.375 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: