El agua, sus cristales y los sentimientos…

De una Presentación PPS que recibí:

“Masaru Emoto, científico japonés, demostró cómo el efecto de determinados sonidos, palabras, pensamientos, y sentimientos alteran la estructura molecular del agua.

La técnica consiste en exponer el agua a esos agentes, congelarla y después fotografiar los cristales que se forman con la congelación.

(La presentación muestra fotografías de varios de esos cristales: molécula de agua en el nacimiento, molécula de agua en un río sucio.)

“El Dr. Emoto colocó agua entre dos altavoces que emitian el sonido de una oración y, después de algún tiempo, cogeló el agua y fotografió los cristales que se formaron.”

(La Presentación muestra fotografías de moléculas de agua expuestas a la energía del sonido del Aria para cuerda en sol, de Bach. La misma molécula de agua expuesta al sonido de un rock heavy metal, molécula de agua expuesta al sonido de un “muchas gracias”, molécula de agua expuesta al sonido de “una amenaza de muerte”, molécula de agua expuesta al “sonido de la voz de adolph hitler”, amor y admiración, Pastorales de Beethoven, cristales de agua con esencia de camomila.) Sigue…

“Nadie debe olvidar que nosotros, los seres humanos, estamos compuestos de un 70% de agua! Si un simple “muchas gracias” cambia una molécula de agua… imaginen lo que una oración, palabras de amor, fraternidad, valentía, amistad, pueden hacer recorriendo nuestro cuerpo cargado de agua. ¡ Si ocurre fuera de nuestro cuerpo, ocurrirá dentro de él también, cada vez que obremos con amor y rectitud !

Pero conviene recordar que, al revés, también ocurrirá con palabras o sentimientos de odio, envidia, venganza, etc. Y es con eso que la gente puede enfermar, con agua cargada de energía mala y destructiva. ¡ Muchas dolencias comienzan a partir de nosotros! ¡Con todo, si quisiéramos, todo acabaría si nosotros lo hiciéramos posible!

Siendo así: ¡ Si el agua sucia hace mal a la salud, los pensamientos y palabras ruínes también lo hacen! ¿Cuál es la molécula que queremos dentro de nosotros? ¿La molécula de los buenos sentimientos… o la de los sentimientos malos?

Si obráramos con amor, verdad, rectitud, paz y benevolencia, conseguiríamos reestructurar nuestras vidas, dándoles felicidad, salud y belleza interior !

Tome mucha agua a partir de hoy, y sea una fuente de felicidad. Con un fuerte abrazo, Namastê, Carlos Kalani. (traducción de Alborada Nueva).”

PD: ¿Será verdad…?

Pueden informarse en:
Water for life foundation (wlf) – Fundación Internacional Agua para Vida.
Dr. Masaru Emoto, el escritor de los “mensaje del agua”.
Dr. Ervin Laszlo.
Dr. Saji, físico que entiende el universo a través del sonido.
Página del Festival Agua para la Vida:
Película del productor William Arntz: “What the bleep do we know!?”:

Videos relacionados encontrados en YouTube:
Andrea nos había enviado links a 2 videos (“Cuarto Milenio: La memoria del agua” Parte 1 y “Cuarto Milenio: La memoria del agua” Parte 2), pero ya han sido removidos de YouTube con el mensaje “This video has been removed”

Y no dejen de consultar el enlace a Wikipedia que nos dejó alguien en un comentario de abajo. Hay que oir la otra ‘campana’ también…

Anuncios

25 Comments »

  1. 1
    Anonymous Says:

    También lo pueden leer en:
    http://www.elarcadigital.com.ar/

    “El agua, las emociones, los sonidos y el pensamiento.

    Es reconocida la enorme importancia que tiene el agua en la salud y cómo se puede activar, cromatizar, energetizar, dinamizar, magnetizar, ionizar, polarizar, oxigenar, ozonizar, solarizar, sonorizar, etc.
    En esta ocasión les hablamos de las investigaciones del doctor Masaru Emoto cuyas conclusiones están avaladas por microfotografías electrónicas que demuestran que una simple frase, emoción o pensamiento puede cambiar la estructura del agua. Un revolucionario descubrimiento con interesantes aplicaciones terapéuticas…”
    Saludos. Aída.

  2. 2
    acuarela Says:

    Luz: acabo de ver una película sobre espiritualidad y materia. Para reflexionar. Bien, allí me encontré con la experiencia de Emoto. Siguiendo sus pasos, me topé con tu blog. Interesante esto del agua, seguiré investigando. Saluditos.

    Posted by susana adela greppi boggio ronza borello
    to El blog de Luz y sus amigos at 6/30/2006 12:36:26 AM
    El blog de Susana es:
    Mujeres Enredadas

  3. 3
    Néstor Says:

    Siempre un estudio que aporte algo bueno para la humanidad es digno de elogio; sólo que a mi parecer, este tipo de terapia no es cien por ciento nueva, ya que hace más de 2000 años el Maestro de maestros y Médico de médicos, hizo referencia a lo que pueden generar nuestras palabras no sólo para los demás, sino también para nosotros mismos.
    Y esto lo encontramos en la Biblia: Marcos 7:15-23
    15Nada hay fuera del hombre que entre en él, que le pueda contaminar; pero lo que sale de él, eso es lo que contamina al hombre… 21Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos… 23Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre.
    Reina Valera Revisada (1960), (Estados Unidos de América: Sociedades Bíblicas Unidas) 1998.
    Que Dios les Bendiga.

    PD de Acuarela: El comentario original era más extenso… pero. creo haber dejado la idea principal… Saludos!

  4. 4
    Anónimo Says:

    Les sugeriría visitar el siguiente link

    http://wiki.sobrenatural.net/w/index.php?title=Masaru_Emoto#Procedimiento_de_las_tomas_fotogr.C3.A1fica

    Más sobre los mensajes ocultos del agua.

  5. 5
    acuarela Says:

    Muchas, muchas gracias a quien nos dejó este link. Nos llevará un tiempito leer la info que hay en el sitio de Wikipedia… El procedimiento, la controversia, las referencias, enlaces externos a sitios defensores y a sitios críticos, etc. Gracias y saludos.

  6. 6
    francisco Says:

    Esta muy bien que ustedes nos permitan tener conocimiento acerca todo esto, en unas conferencias un amigo vio todo eso sobre el agua pero no me quizo decir me dijo que lo investigara y lo hice y lo encontre gracias a ustedes ya se bien, yo en mi subconciente ya lo tenia registrado pero de diferente forma ok. saludos espero que tengan mas comentarios acerca del agua y sus cargas energetizandola yo creo en la energia.-

  7. 7
    javier Says:

    saben el agua es un gran elemento dador de vida por lo cual considero tiene vida propia aunque en otro sentido, delen ud mismo un poco de cariño y amor y veran que tan vien les puede hacer.

  8. 8
    martha Says:

    Es bueno encontrar personas positivas, interesadas en temas realmente importantes. efectivamente todo cuanto queramos saber está en la Biblia, pero no a todos es dado a conocer sus misterios, así lo menciona, “el que tenga oídos que oiga”. Dios les de salud a todos.

  9. 9
    ANDREA !! Says:

    ES ALGO NUEVO Y ME ALEGRA QUE PERSONAS INVESTIGUEN Y DESCUBRAN MAS COSAS PARA CULTURISARNOS

  10. 10
    karla alejandra Says:

    Sin el agua no podiamos vivir, cuidémosla

  11. 11
    Ivo Says:

    Les recomiendo que lean esto:

    http://charlatanes.blogspot.com/2006/09/ker-jimnez-promueve-agua-140-dlares-el.html

    Masaru Emoto es un charlatán y un estafador. Lo de que la música, al ser vibraciones, pueda influir en la forma de los cristales, tiene sentido, pero que el agua cristalice en formas hermosas al sentir amor es una tontería sin ninguna base científica.

  12. 12
    acuarela Says:

    Gracias Ivo por tu aporte. Todo lo que nos avive, nos sirve. Ni bien tenga un ratito lo leo. Saludos

    • 13
      M Says:

      “Íker Jiménez promueve… ¡agua a 140 dólares el litro!

      Si usted no sabe quién es “Ramtha”, no está consciente de uno de los más jugosos, desvergonzados y militantes engaños del “New Age” o niuéich, que diría mi tía Sofronia.

      En caso de que no conozca a “Ramtha”, lo más seguro es que no sepa quién es Masaru Emoto. Y si todavía no sabe quién es Masaru Emoto, está usted maduro para que Íker Jiménez y su tropa de presuntos allanadores y mentirosos certificados lo desplumen este domingo como a un pavo en vísperas de Navidad, contándole una milonga monumental.

      Masaru Emoto en uno de sus muchos vídeos promocionales diciendo: “Y también, el agua es un espejo de usted mismo…” lo cual no significa nada.

      Lo que se dice de Emoto

      Lo primero que probablemente escuchará usted es que Jimenitos o el empleadillo al que le haya mandado bordar este cuento hable de un tal “doctor” Masaru Emoto, que ha “demostrado científicamente” que el agua entiende varios idiomas y posee memoria. Para impresionarlo, le mostrarán unas fotos de unos cristales de agua muy bonitos, que se supone que se forman cuando uno pone cerca del agua un letrerito que diga “amor” o música de Mozart, o reza intensamente, y luego lo impresionarán mostrándole unos cristales todos chuecos y feos, que se forman (sigue suponiéndose) cuando uno pone un letrero como “mal rollo potente” o música de “Mago de Oz”, grupo que además de heavy tiene el defecto de criticar a las religiones, o sea que son más malos que bañarse en ácido sulfúrico, y el agua lo sabeeeeeee (acá le subirán a la música de película mala que tanto le gusta a Íker).

      A partir de esas afirmaciones absolutamente sin sustento (como veremos), procederán a contarle el siguiente cuento: a) que el agua “se acuerda” de la estructura cristalina que tuvo antes, b) que esto se relaciona de alguna forma misteriosona con la homeopatía y la salud, c) que “demuestra” el poder de la oración, d) que tiene que ver con la “física cuántica”, concepto del que no entienden ni la mitad de un pepino Íker Jiménez ni ninguno de los miembros de su lamentable troupe, pero que usan porque sienten que les da credibilidad y legitimidad científica.

      Y de allí se concluirá que todo eso, que no se sabe si pasa, que si pasa no se sabe cómo pasa ni por qué pasa, es “importante”.

      Misterio misterioso, varios minutos de televisión basura, suena la registradora y usted se queda con la idea de que ese presentadorcillo de voz de pito que pierde el pelo a velocidades asombrosas lo ha puesto en contacto con una verdad fantástica que unos señores muy malísimos le quieren ocultar a usted. Íker el héroe, usted la doncella boba salvada y los demás los villanos de la peor película de la cinematografía mundial.

      Y este bulo se lo contará a usted Íker Jiménez sin informarle de las abundantes críticas que se han hecho a Masaru Emoto, confiado en que esta vez no se verá obligado a desdecirse, así fuera con la mendacidad y retorcimiento que usa cada vez que se le atrapa con la mano en la jarra de las galletas, que viene siendo tres o cuatro veces por semana cuando no está de vacaciones.

      El empresario sonriente

      Vale, Masaru Emoto sí es doctor, ésa es más o menos la única verdad en este cuento.

      Página donde usted puede estudiar el “doctorado” en medicina alternativa que tiene Emoto. Todo por correspondencia, sin ninguna validez y sin ninguna utilidad.

      Pero es doctor en relaciones internacionales y eso era, nada más, cuando se le ocurrió este bonito negocio. Ya después, en 1992, la Open International University for Alternative Medicines de Calcuta le concedió un título de “doctor en medicina alternativa”, lo que equivale, claro, a que Pedro Amorós le hubiera dado seis de sus inservibles diplomas como máster en parapsicología avanzada, porque ese título de una universidad por correspondencia que no reconoce nadie no vale ni el papel en el que se lo escriben.

      Bueno, pues el doctor Emoto dice que hace todo eso. ¿Lo ha demostrado? Pues por desgracia no. Como suele ocurrir con todos los brujos y magos que comercian con maravillas, sólo a él y a los miembros de su empresa les salen las fotos que demuestran que el agua hace “figuras bonitas” si se le pone cera una palabra “buena” (en cualquier idioma, claro, el agua es políglota) y que hace “figuras feas” con palabras “malas”.

      Claro que habría que ponernos a pensar si lo de “bonito” y “feo” o “bueno” y “malo” no son categorías demasiado subjetivas como para hacer un estudio. Por ejemplo, pienso yo, si se pone la palabra “Malo”, ¿el agua puede saber si yo quería decir la palabra “malo” en español, que obviamente es mala, o me refería a Malo, comunidad de la provincia italiana de Vicenza cuyos 12.200 habitantes son en general buenas personas (como ocurre en todo el mundo)?

      Y eso sin considerar que no todo el mundo estará de acuerdo en que una pieza de buen rock pesado sea más mala o fea que una clásica por pura definición, ya que para evitarse esas angustias, Emoto no mete definiciones en ningún lado de su sarta de ocurrencias indemostradas.

      El problema para aceptar las afirmaciones de Masaru Emoto es que nunca han sido sometidas a un estudio científico. Él mismo, que evidentemente es menos tonto que los misteriólogos que lo parasitan para sacar raja, se guarda mucho de afirmarlo: “Emprendí la investigación del agua en todo el planeta no tanto como investigador científico sino como pensador original, como ser humano”. Claro, Masaru no es investigador científico, pero tiene ocurrencias (pensador original) que le dejan un dineral sin dar un palo al agua. Y ése es el punto.

      Y en otra entrevista, muy orondo reconoce que no entiende muy bien qué es eso del “estudio de doble ciego” (usado en la investigación científica todo el tiempo para evitar que los prejuicios del investigador afecten los resultados).

      Claro que a Masaru Emoto, que tanto le gusta el dinero, debería interesarle el tema, porque James Randi le ha ofrecido el premio de un millón de dólares si en un estudio controlado de doble ciego se demuestra que pasa lo que Masaru dice que pasa. Masaru Emoto no ha dicho ni “sí” ni “no” ni “lo estoy pensando”.

      A ver, que no es malo ganar dinero, ni quererlo, ni ganar mucho, lo criticable es hacerlo con engaños. Ya veo venir a tontos irredentos como Bruno Cardeñosa chillando que no debo criticar si yo también cobro dinero por mi trabajo para vivir. Estos pobres no entienden que lo criticable no es el dinero, sino cómo se obtiene, que si Íker Jiménez se estuviera llenando aún más de plata con algún trabajo que no implicara expeler mentiras a velocidades asombrosas victimizando a cientos de miles de personas que sufren de mala información, no me metería yo con él.

      Masaru Emoto no esperó a que la ciencia corroborara sus extravagantes afirmaciones. Siguiendo el sagrado camino del embaucador, escribió un libro, se apuntó a la mafia del niuéich, inventó un rollo místico aburridísimo (el “Hado”) y puso una empresa para cobrar por todo eso.

      Es decir, que las palabras “buenas” y las formas “bonitas” son las que dice Emoto que lo son, y todo el rollo sobre que el agua “capta” las “vibraciones energéticas” de las palabras buenas mediante la cuántica y los campos de conciencia no está basado más que en las ocurrencias del señor éste y de quienes se suben a su tren.

      De allí a afirmar que se puede “purificar” el agua contaminada rezando no hay más que un paso. Y Emoto da el paso con firmeza (pero sin beberse el agua, claro).

      Don Masaru actualmente cobra por sus libros, por sus seminarios, por sus conferencias, por cursillos de instructores de Hado, por sus cedés (y los cedés de “música curativa” de otros) y botellas de agua “tratada” para que tenga la “geometría correcta” con el asombroso precio de 35 dólares por 8 onzas o 0,237 litros, o sea más de 140 dólares el litro (más gastos de envío). Eso es lo que promueve este domingo Íker Jiménez en su programa.

      De hecho, si compramos todo lo que se anuncia en la página arriba enlazada (y de ello sólo 8 onzas del agua mágica del caradura Masaru), tendríamos que soltar 876,30 dólares más gastos de envío.

      Y eso no es nada si nos vamos a buscar sus nuevos y delirantes aparatos como este Sistema de hidratación de la energía del sonido que se usa para “crear” agua tratada para que usted ponga su propio chiringuito por sólo cuatro mil dólares.

      No me resisto a traducir un pedacito de la sarta de sandeces que se usan para promover la venta de este adminículo: “Con nuestras formas de Scalarwave MiraCoil [bobinas de alambre], somos los primeros que integran todas las formas sólidas platónicas que están situadas al final de la tabla periódica de los elementos. Hemos meido en una caja las bobinas con formas redonda, de triángulo, de cuadrado, de pentágono y de hexágono alrededor de de tubos de cristal de cuarzo, y estamos usando las formas geometricas para proporcionar campos de energía coherente para estimular los niveles celulares”.

      (Harían falta páginas y páginas para deshilar esta colección de mamarrachadas: es falso que haya “formas sólidas platónicas” en la tabla periódica de los elementos, como es falso que haya “grupos de música de cámara” metidos en una moneda de un euro. Pero el uso del “cuarzo” (piedra mágica del niuéich, seleccionada porque es baratísima y se puede vender carísimo, como el agua) y lo de los “niveles celulares” nos da la pista de que esto es para embaucar a personas enfermas y desplumarlas sin consideración alguna por sus verdaderos problemas de salud.)

      Ramtha, en riguroso efectivo

      La asociación de Masaru Emoto y sus locuras con el niuéich logró sus mayores frutos cuando se encontró con una señora que se solía llamar Judith Darlene Hampton, luego se casó con un señor y pasó a llamarse Judy Z. Knight (o J.Z. Knight) y actualmente actúa y cobra con el nombre de Ramtha. Ramtha es, se supone, un guerrero espiritual de Lemuria, de 35,000 años de edad que la posee (o del que ella es médium o “canalizadora”, como dicen en el niuéich), y que lo hace desde que en 1977 la señora se puso una pirámide en la cabeza (lo que se conoce como “fase piramidiota del niuéich”). Ramtha tiene un mensaje muy importante para la humanidad, que Judith nos puede dar a mil dólares la conferencia y que no pasa de ser la misma papilla blanducha de “buena onda”, “civilizaciones anteriores” y “vibraciones cósmicas” del niuéich de antes, pero más estilo Hollywood y, por tanto, más caro.

      Judy-Ramtha ha amasado millones de dólares contando historias que no pueden sustentarse en absolutamente ningún conocimiento, y que no se pueden poner a prueba. Tiene su escuela, la Ramtha School of Enlightenment su empresa editorial y sus presentaciones en persona y en los medios, siempre bien cobradas y no de modo espiritual, sino groseramente material. Además Ramtha le dio el místico “toque terapéutico” para que pudiera curar a la gente tocándola, y cobrar por ello, y todo esto tiene que ver (¡por supuesto!) con los OVNIs, el aura y los chakras.

      El mayor intento por conseguir adeptos de Judy fue la producción de la película “¿Y tú qué sabes?” o “¿Qué diablos sabemos?” (What the bleep do we know?) falsamente presentada como documental, con la participación de varios doctores tan falsos como Masaru Emoto y la manipulación denunciada de la participación de un científico de verdad. Todo su rollo pretende ligar la física cuántica, de la que no saben nada, con el rollo místico. Y para conseguir adeptos, se intentó ocultar que quienes produjeron y escribieron la película fueron adeptos de la semisecta de Judy.

      Si usted no sabe nada de cuántica, al menos mantenga esto presente: los principios de la mecánica cuántica, los fenómenos de los que habla la teoría cuántica y las ecuaciones de la mecánica cuántica sólo son válidos a nivel atómico y no se les puede extrapolar al nivel macroscópico en el que vivimos nosotros. Para entender esto, basta un ejemplo: Einstein demostró que si viajamos a una gran velocidad, muy cercana a la velocidad de la luz (300.000 kilómetros por segundo), el tiempo transcurrirá más lento para nosotros que para una persona que no viaje a esa velocidad… pero no se puede decir que andar muchas horas en motocicleta a 100 KPH le haga vivir más porque a las velocidades a las que vivimos nosotros, esa característica de la materia no nos afecta. Lo mismo pasa con la cuántica. A nivel atomico y subatómico pueden pasar cosas asombrosas, pero eso no significa que le pueda pasar lo mismo a un florero o a una persona, y todo intento por mezclar la cuántica en la vida a nuestro nivel tiene por objeto separarlo a usted de sus billetes.

      La película fue el gran lanzamiento de Emoto al mundo donde se cobra de verdad, mucho y sin trabajar nada. Pero tras su prestigio y fortuna no hay ni un estudio científico que pueda comprobar que ocurren las cosas maravillosas que Emoto dice que pasan.

      Pero eso no importa, lo que importa es que usted crea y pague. Después de todo, el mundo esotérico del niuéich adoptó todas y cada una de las afirmaciones de Emoto sin someterlas a prueba… ¿acaso usted se va a creer que es más inteligente e importante que un guerrero lemúrico de 35.000 años de antigüedad? Todos los sitios esotéricos, todas las revistas soplapiteras, todos los misteriólogos profesionales repiten como monos lo dicho por Emoto… ellos no necesitan comprobarlo… ¿para qué querría comprobarlo usted?

      Para que no quiera, los salteadores de caminos espirituales cuentan con la complicidad desbordada y entusiasta de personajes como Íker Jiménez y su circo volador de desvergüenzas.”

      Leído en: http://charlatanes.blogspot.com.ar/2006/09/ker-jimnez-promueve-agua-140-dlares-el.html

  13. 14
    Jorge Perez Says:

    Muy bueno.

  14. 15
    moni Says:

    hola, es muy interesante y mi vida ha cambiado a raiz de esto, mis pensamientos son más positivos y me siento mejor cada dia que pasa ya que soy 70% agua y la mantengo con buenos pensamientos y emociones. La pelicula de metafisica o fisica cuantica se llama “What the bleep do we know?” ojalá se la vean los que no lo han hecho, te abre la mente. Bye

  15. 16
    ANA MARIA Says:

    Hola, estoy en un grupo en el cual se dan talleresde auto estima, valores humanos etc. al publico en general y uno de ellos se llama El Valor de ser Mujer, ahi vi el dia de ayer domingo las investigaciones de el Dr. Masaru Emoto y me pareciò increìble, recorde que en mi infancia mi madre cada vez que estaba bañando a uno de mis hermanitos, en la primer agua que le echaba siempre decia… en el nombre de Dios, ahora entiendo porque fuimos niños tan felices pues ella siempre nos bendijo día a día con el agua, yo aun lo hago conmigo misma cada mañana mientras me baño, la primer agua que me cae… digo, en el nombre de Dios… ojala todos hagamos eso, yo tambien lo hago con mis nietos cuando tengo la oportunidad de bañarlos… saludos y no permitamos que salgan palabras negativas de nuestra boca y menos hacia algo que Dios creó para que nos diera vida en abundancia… EL AGUA. Aprovechemos los dìas lluviosos y demos gracias a Dios por ello asi como por todo lo hermoso de cada dìa, “No hay dias feos, mas bien hay gente deprimida que los ve feos, todos los dias son hermosos” cita por Ricardo Bulmez en sus talleres, que Dios nos de la Paz al mundo que tanto necesitamos y nos colme de bendiciones.

  16. 17
    Daniela Says:

    Hola, estudio la carrera de Terapias Naturales, y en clase de Autosanación, nos hablaron de la existencia de éste experimento y nos hicieron ver que si la mayor parte de nuestro cuerpo es agua, es increible lo que es capaz de provocar en nosotros la música que escuchamos y las palabras que recibimos de los demas a diario. Es para reflexionarlo.

  17. Saludos. Te dejo una cordial invitación para visitar mi blog “Diá-logos”. Espero que sea de tu agrado.

    http://chesterthomas.wordpress.com

  18. 19
    Jorge Says:

    La gente ya no sabe qué hacer para sacar los cuartos al prójimo. Cualquier estúpida superstición es aceptada sin más por quien tiene necesidad de ella. Es vergonzoso

    Un poco más de sentido común:
    El escepticismo en 3 minutos- http://cerebrosnolavados.blogspot.com

  19. 20
    acuarela Says:

    Hola! Gracias a todos Udes., tanto a los “creyentes” como los “escépticos”, que han pasado por este post, y a los anónimos que dejaron algún link sobre el tema, como así también a los que opinan sobre el tema desde sus blogs, tal como:
    http://cerebrosnolavados.blogspot.com/2008/07/el-escepticismo-en-3-minutos-masaru.html
    http://charlatanes.blogspot.com/2006/09/ker-jimnez-promueve-agua-140-dlares-el.html

    Les recuerdo que en este blog también hay una categoría llamada Escepticismo…
    https://acuarela.wordpress.com/category/escepticismo/

    Y ya que estoy aprovecho a preguntar /preguntarme si toda esa conceptualización /hipótesis de Emoto… ¿tendrá algo que ver con la idea religiosa del “agua bendita”?

    Los símbolos símbolos son… y tienen sus efectos… Yo adoro leer alegorías y parábolas que sugieren cosas… pero de ahí a buscar que tengan categoría de realidad…? No sé… preguntas que me hago…

    Saludos! y gracias por comentar!

  20. 21
    maria Says:

    Para aquellos que solo creen en lo que ven quiero hacer mi comentario.
    Creen en el amor? Lo ven?
    Creen en la compasión. La ven?
    Creen en la verdad? La ven?
    Creen en la esperanza? La ven?
    Creen en el perdón? Lo ven?
    Creen en la vergüenza? La ven?
    Creen en las bacterias, virus, etc. diminutas vidas invisibles a nuestros ojos y hasta hace muy poco tiempo también invisibles por medios técnicos y no por eso menos reales? Creen, en fin, que podría haber un universo invisible a nuestros ojos (de visión tan limitada y engañosa)?
    Creen que nuestro cerebro, del cual solo usamos un mínimo porcentaje, comprende todo lo existente?

  21. 22
    DARIO REALPE Says:

    Lo extraordinario mas que el descubrimiento, es la asombrosa aplicacion venida de este, ya que somos un liquido condensado en cierta frecuencia, y la frecuencia depende de nuestros pensamientos y sentimientos y aqui hay que saber elegir que se piensa y que se siente, porque si somos agua las estructuras de las moleculas de esta dependen de cada accion interna en cada momento de nuestra existencia… HASTA SIEMPRE

  22. 23
    vanessa Says:

    de hecho … el planeta en su mayoría es agua qué podríamos decir de nosotros… gracias por la información… no ganamos nada haciendo y haciendonos daño… no es fácil pero tampoco es imposible, es cuestión de albergar cosas buenas nada más, solamente eso cosas buenas ! y las malas olvídalas

  23. 24
    jorge vargas Says:

    Esta en la biblia, leer genesis somos parte del agua de la tierra por eso es nuestro elemento vital, no podemos vivir mas de 3 dias sin el.

  24. 25
    acuarela Says:

    De LA CIENCIA Y SUS DEMONIOS:
    La memoria del agua (I): las fábulas de Emoto

    “Masaru Emoto lleva años defiendo de una forma esotérica la existencia de la memoria del agua. Para apoyar sus afirmaciones esgrime dos artículos publicados en revistas científicas. En este post mostramos el poco rigor científico con el que Emoto ha construido su propio imperio del agua.

    El concepto de memoria del agua habla de unas supuestas propiedades, estructurales, vibraciones o de otro tipo, que posee el agua, y que le permiten “recordar” eventos por los que han pasado sus moléculas (1). Este término se ha popularizado por los trabajos de Jacques Benveniste. Este investigador francés aseguró haber encontrado unas propiedades diferenciales en soluciones ultra-diluidas. Asumiendo que en dichas disoluciones no podía quedar ninguna molécula del principio activo de partida, justificó el supuesto efecto, a la memoria del agua.

    Pero ambas propiedades son independientes. Por un lado tenemos el supuesto efecto que Benveniste expuso, pero que no pudo reproducir, y del cual hablaré en otra entrega. Por otra parte está la memoria del agua, la cual no es aceptada por los científicos, aunque algunos investigadores defensores de la homeopatía afirman que sí existen evidencias experimentales a su favor (1). De ese tema también hablaré en otro artículo. Hoy voy a hablar acerca de una de las personas que más ha popularizado el concepto de memoria del agua: Masaru Emoto.

    A Masaru Emoto se le ha calificado como el “profeta del agua”. Defiende que los beneficios de la homeopatía residen en la memoria del agua, y no solamente por el uso de compuestos ultra-diluidos de supuesta validez terapéutica, sino porque el agua tiene capacidad terapéutica, dependiendo del entorno del que provenga. El propio Emoto describe su forma de pensar en este párrafo:

    El pensamiento, las palabras, las etiquetas de los envases pueden cambiar a mejor el agua. Dado que nosotros somos 70-80% agua, cambiamos de igual forma. Use mi teoría para mejorar su vida.

    Muy bonito y muy místico, pero tan válido como cualquier pensamiento religioso. Para quien quiera conocer las opiniones de Emoto recomiendo una entrevista para el Magazine de La Vanguardia. Destaco algunas “perlas”

    ¿Cómo llegó a formular esta hipótesis?

    Hace 25 años buscaba el modo de visualizar el poder sanador de los preparados homeopáticos que empleaba como terapeuta, cuya base es el agua.

    ¿Y lo logró?

    Sí, mediante los cristales de hielo del agua.

    ¿Qué demostró con esos cristales?

    Que el agua tiene memoria. Que registra las vibraciones de cualquier sustancia disuelta en ella. ¡Incluso si la disolución es infinitesimal y no detectamos en esa agua ni una sola molécula de dicha sustancia!

    Si no hay molécula, no puede haber efecto, ¿no?

    ¡Pues sí hay efecto! Ese es el misterio: la información de la sustancia ha quedado registrada de algún modo en el agua.

    Póngame un ejemplo.

    Disolví una gota de aceite esencial de flor de cerezo en agua destilada. La congelé y luego la descongelé lentamente: fueron formándose cristales, visibles sólo al microscopio. Los fotografié y filmé. ¿Qué forma adoptaron esos cristales de agua?

    ¿Qué forma?

    ¡La de la flor del cerezo!

    Pudo ser una coincidencia.

    Lo he repetido con otras flores: ¡la forma del cristal siempre replica la geometría de la flor! ¿Por qué?

    ¿Por qué?

    Creo que se trata de una información profunda, vibracional, que persiste y resuena: el agua la capta y la registra, y al cristalizar se visibiliza, podemos contemplar su geometría.
    (…)
    ¿Qué otros experimentos ha diseñado para demostrar esto?

    He tomado un frasco de agua destilada y la he expuesto a palabras insultantes, agresivas, violentas, maleducadas, groseras, malsonantes… Luego ha cristalizado muy mal, con cristales aberrantes.

    ¿Y si las palabras son dulces y amorosas?

    Forma bellísimos cristales. Los más despampanantes son hexagonales con soberbios despliegues fractales.

    ¿Qué palabras agradan más el agua?

    Gracias y amor.

    ¿Importa el idioma en que se le diga eso al agua?

    No. En cada idioma, la palabra gracias contiene la vibración natural de esa emoción, de la gratitud, de la intención agradecida, de ese estado anímico humano. Por lo tanto, esa vibración originaria es lo que transmitimos y el agua recibe.

    Entonces, ¿es útil bendecir el agua, el vino, la sopa…?

    ¡Claro! Esos líquidos registran esa intención benévola y se cargan de benéficas vibraciones. Y un agua así vivificada será salutífera.

    ¿A alguien no le suena todo esto muy, muy, pero que muy extraño?

    ¿Se puede curar enfermedades con agua tratada con buenas
    vibraciones?

    Sí. Es la medicina del futuro.

    El problema es que muchos ya la asumen como la medicina del presente, vendiendo algo no demostrado (de hecho ha sido refutado), como algo con propiedades curativas e ingresando buenos dividendo mientras tanto.

    ¿Podemos vivificar el agua a distancia?

    También he experimentado al respecto: doscientas personas enviaron sus buenas intenciones a un frasco de agua que estaba en Japón y que veían por Internet. ¡Y mejoraron los cristales resultantes!

    Muy curioso que diga esto, porque los resultados muestran todo lo contrario, ahora iré a ello.

    ¿Dónde está el mejor agua del mundo?

    En Japón, por sus cumbres y cielos, sus paisajes armónicos, su luz, su clima con cuatro estaciones, por ser una isla, por el mar…

    No podía ser de otra forma. Pese a que muchos lugares en la Tierra cumplen las condiciones que él pregona, el agua mejor está en Japón. No va a dejar que otros exploten el negocio, ¿no?

    En esta entrevista Emoto muestra una cara bastante mística, muy alejada el pensamiento científico. Pero cuando hay tanto respeto y tantos seguidores de Emoto siempre queda la duda de si es pura charlatanería, o hay algo que merezca confianza detrás de todo eso. Para comprobarlo hay que tomar la aseveración que puede ser demostrada científicamente y ver si se sostienen. Emoto asegura que los cristales de agua congelada que procede de agua purificada o tratada “mentalmente” de alguna manera (bellas palabras, estados anímicos adecuados, etc) presentan formas cristalinas más armónicas, geométricas y de mayor belleza, que los cristales procedentes de aguas no tratadas. ¿Cómo puede asegurar eso, como ha llegado a esa conclusión?

    Los famosos cristales de agua congelada de Emoto

    Se supone que ha realizado experimentos en los que ha probado esa afirmación. Y cabe preguntarse cómo se han realizado esos experimentos porque en una muestra de agua no hay formación uniforme de cristales, éstos poseen diferentes formas, por lo que “sabiendo” lo que se busca se puede “ajustar” (de forma objetiva o subjetiva) el resultado final. Está demostrado desde hace mucho tiempo que en una muestra de agua aparecen cristales bellos, otros irregulares y otros amorfos, ¿por qué se eligen unos determinados para las imágenes y se abandonan otros?

    Para contestar esas preguntas lo mejor es ir a PubMed, buscar las publicaciones científicas de Emoto y analizarlas. La primera publicación con datos experimentales que intenten avalar sus ideas es del año 2006, en la revista Explore, donde firma junto a Dean Radin (2). Explore es una revista de revisión por pares con clara tendencia positiva hacia las terapias complementarias y donde curiosamente Dean Radin ejerce de co-editor.

    El experimento es de lo más llamativo: cerca de 2.000 japoneses realizan una sugestión positiva desde Tokio a dos botellas de agua mineral marca Fiji, que se encuentran en California. Los voluntarios observan una foto de las botellas y con la herramienta informática “Google Earth” ven la distancia entre Japón y California. Como botellas control se utilizan otras dos de la misma marca que están localizadas en otro punto del mismo edificio, pero que no ven los voluntarios. Las cuatro botellas son enviadas a Emoto para que obtengan cristales de dicha agua y observen su belleza (24 fotos de cristales de agua “sugestionada” y 16 fotos de agua “no sugestionada”). Las fotos observadas por unos 100 jueces que no saben de dónde procede cada fotografía otorgan al agua “sugestionada” una belleza de 2.87 sobre 6, mientras que a la “no sugestionada” le dan valores de 1.88 sobre 6, lo que apoya sus hipótesis.

    Hay varias críticas que realizar a este trabajo:

    1. Llama la atención que se tomen 24 fotos de agua “sugestionada” y sólo 16 de la “no sugestionada”. No he encontrado una explicación a esta discrepancia que provoca un sesgo en cualquier análisis estadístico serio.
    2. Las fotografías son tomadas por un fotógrafo que conoce qué muestra está analizando y que puede buscar los mejores cristales de cada muestra de forma subjetiva. De hecho, Emoto ha reconocido que analizó 50 fotografías de cada muestra y observó que había cristales regulares e irregulares en todas ellas, y que él eligió personalmente cuál era la que mejor reflejaba el espíritu de la muestra (blog personal Emoto).

    Este mismo experimento fue repetido posteriormente por Kristopher Setchfield del departamento de química del Castleton Collage de Vermont, sin conseguir ver el efecto descrito por Emoto, tal y como Serchfield cuenta AQUÍ

    En el año 2008 Emoto, trata de responder las críticas en una nueva publicación en la revista “Journal of Scientific Exploration” (3), en la que Dean Radin volvía a ser el primer autor del trabajo. Este trabajo tiene una base similar al anterior pero introduce un nuevo elemento de control, no hay fotógrafo sino que una máquina toma las imágenes siempre de la misma región, independientemente de la muestra. Otro aspecto que varía en esta ocasión es la distancia, no sólo realiza “sugestión” sobre muestras lejanas, sino que además lo hace sobre muestras cercanas. En principio se espera, según la hipótesis de Emoto, que eso no varíe el resultado, tanto las lejanas como las cercanas deberían notar el efecto de la sugestión.

    El hecho de que repitiera el experimento en estas nuevas condiciones significa que finalmente Emoto aceptó que su primer trabajo no cumplía con los requisitos científicos adecuados para extraer conclusiones. Y con las nuevas condiciones los resultados cambian, y mucho. Se observa un pequeño efecto de incremento de belleza de cristales cuando la muestra está cercana (aunque la diferencia fue significativamente menor que la obtenida en 2006), pero no hay diferencia entre muestras alejadas (refutando lo observado en 2006).

    ¿Alguien cree que estos resultados hicieron que Emoto cambiara de opinión o que al menos diseñara otros experimentos para analizar de nuevo su hipótesis? Ni mucho menos, dio por válido los resultados al aceptar lo que se observaba entre muestras cercanas y silenció lo que ocurría entre las muestras lejanas. Esto es científicamente inaceptable, si se diseña un experimento con una serie de controles es para seguirlos y cumplirlos. Si falla en alguna de las condiciones, la hipótesis no puede ser dada por buena.

    A pesar de estos resultados negativos Emoto sigue con sus fábulas, tal y como muestra la entrevista realizada hace poco días. Y es que detrás des estas fábulas hay una intensa actividad comercial. Emoto posee una empresa que comercializa agua a precios tremendos (más de 30 euros el cuarto de litro), y tiene en el mercado montones de productos, tal y como se detalla en este enlace. Vamos, que a su mística le ha puesto un buen precio.

    Referencias:

    (1)Chaplin, M.F. (2007) The memory of water: an overview. Homeopathy 96:143-150.

    (2)Radin, D. y col. (2006) ) Double-blind test of the effect of distant intetantion on water crystal formation. Explore, 2:408-411.

    (3) Radin, D. y col. (2008) Effects of Distant Intention on Water Crystal Formation: A Triple-Blind Replication Journal of Scientific Exploration, 22: 481–493.”

    De: http://lacienciaysusdemonios.com/2013/02/04/la-memoria-del-agua-i-las-fabulas-de-emoto/


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: