Freud y Sherlock Holmes

Hola! Alguna vez leí un librito titulado «Elemental, Dr. Freud«, de Nicholas Meyer… es que también me gustan las novelas detectivescas… El artículo que sigue me lo recordó… Lo encontré en el sitio de Antroposmoderno…

«Freud-Sherlock»
Cecilia Josefina Perczyk

«No debe tomarse como objeto de atención todo el sueño, sino los fragmentos singulares de su contenido.» (Freud, 1900 (1899) (1)
«Nunca se confíe a impresiones generales: debe concentrarse en los detalles (Conan Doyle, 1892) (2)

Introducción

El trabajo gira entorno a la tesis de Guinzburg, quien sostiene que Freud, Morelli y Sherlock están relacionados por un modelo epistemológico: el paradigma indiciario.

Este método, también llamado científico, se relaciona estrechamente con el concepto de abducción desarrollado por Pierce. Junto al concepto de método científico se desarrolla la noción de indicio. En este caso particular, entendiendo como indicio el detalle. Los detalles encierran la clave para acceder a una realidad mas profunda que resulta inabordable por otros métodos. Es en los detalles donde aparecen aquellos movimientos sustraídos al control de la conciencia:

Rasgos pictóricos para Morelli.
Pistas (indicios involuntarios impresos en la escena del crimen) para Sherlock Holmes.
Formaciones del Inconsciente para Freud.

El objetivo del trabajo es establecer la relación precisa entre este método indiciario y la abducción a través de la presentación de un cuento de Conan Doyle y un historial clínico de Freud.

Homologación entre el trabajo del analista y el del detective

Sherlock interroga los detalles de la escena en lugar de hacer una lectura de la situación en conjunto como lo hacen los policías de Scotland Yard. Forma de trabajo que se corresponde con la que Freud utiliza para analizar sueños en La interpretación de los Sueños (Freud, 1900 (1899).

El modo que utiliza Sherlock para tratar la información resulta muy similar al de Freud. En cuanto Sherlock aplica la racionalidad para la resolución de las problemáticas de la vida cotidiana. La producción de conocimiento se realiza a través de la lógica y la razón. El detective realiza un desdoblamiento del conocimiento en:

Continuar leyendo «Freud y Sherlock Holmes»

La Parábola y la Verdad…

Hola! Al siguiente relato lo extraje de una bonita Presentación PPS que me llegó…

«Los discípulos de un rabino, famoso por ser erudito y fino, le pregutaron por qué acostumbraba a esclarecer la Verdad contando una historia.

Él respondió: – Todo esto puedo explicarlo contando una parábola sobre la propia Parábola.

«Un día, la Verdad andaba visitando a los hombres sin ropa y sin adornos, tan desnuda como su nombre. Y todos los que la veían, le daban la espalda, de miedo o de vergüenza y nadie le daba la bienvenida. Así la Verdad recorría los confines de la Tierra, despreciada y apartada.

Una tarde, muy desconsolada y triste, la Verdad encontró la Parábola, que paseaba alegremente, con una ropa muy bella y colorida.

Verdad, por qué estás tan abatida? -le preguntó la Parábola.
Porque soy tan vieja y fea que los hombres me evitan -replicó la Verdad.
Qué disparate! -dijo la Parábola, riendo. No es por eso que los hombres te evitan. Toma, ponte una de mis ropas y fíjate lo que pasa…

Entonces, la Verdad se puso una de las lindas prendas de la Parábola. Y, de repente, en todos los lugares por donde pasaba, era bienvenida !

El rabino sonrió y concluyó:

-Pues la verdad es que a los hombres no les gusta encarar a la Verdad desnuda… Ellos prefieren disfrazarla.»

Sueño y vigilia. Alejandro Martino

«Podemos hablar de los sucesos del sueño única y exclusivamente por comparación con los de la vigilia.

Yo, que en los sueños vuelo con la naturalidad innata de las aves, en la vigilia tengo dificultades para saltar el agua de las zanjas cuando llueve un poco.

Yo, que en los sueños traduzco del latín al ruso, del griego al alemán o del quichua al guaraní, en la vigilia lucho con mi idioma natal para saber dónde van las tildes, las haches y las zetas.

Yo, que en sueños no necesito más que abrir los ojos o afinar el oído para comprender el sentido último del arte, en la vigilia confundo izquierda con derecha, arriba y abajo y, a veces, me quedo helado ante las tres luces de un semáforo.

Yo, que en sueños domino la perspectiva histórica de la humanidad, hito por hito, pueblo por pueblo, desde el Big Bang hasta el año 1998 de la era cristiana (5759 del calendario hebreo) en la vigilia no justifico que mi padre haya nacido antes que mi hijo.

Podemos hablar de los sucesos del sueño única y exlusivamente por comparación con los de la vigilia. Se los digo yo, que en sueños escribí lo que ustedes leen ahora y en la vigilia no hago otra cosa que esperar el sueño.»

Alejandro Martino (Buenos Aires, 1954) Flautista, compositor, docente e investigador, es director de la Escuela de Música Popular de Avellaneda y miembro titular de la Academia Nacional del Tango.

Leido en: El Arca Digital

Las lenguas que habla Dios. Coelho

«Un misionero español visitaba una isla cuando se encontró con tres sacerdotes aztecas.
-¿Cómo rezáis? – preguntó el sacerdote.
-Sólo tenemos una oración -respondió uno de los aztecas-. Decimos: “Dios, Tú Eres tres, nosotros somos tres. Ten piedad de nosotros.”
-Hermosa oración -dijo el misionero-. Pero es una oración que Dios no va a oír. Os enseñaré una mucho mejor.
El sacerdote les enseñó una oración católica, y siguió su camino de evangelización. Años más tarde, en el barco que lo llevaba de vuelta a España, tuvo que pasar de nuevo por aquella isla. Desde la cubierta, vio a los tres sacerdotes en la playa, e hizo un gesto de despedida.
En ese momento, los tres comenzaron a caminar por el agua, en dirección a él.
-¡Padre! Padre! -gritó uno de ellos, mientras se acercaba al barco-. ¡Enséñenos de nuevo la oración que Dios oye, que no la recordamos!
-No importa -dijo el misionero al ver el milagro. Y entonces pidió perdón a Dios por no haber entendido antes que Él hablaba todas las lenguas.

A continuación, algunas de estas oraciones:

Dhammapada (atribuida a Buda)
Mejor que, en lugar de mil palabras
Hubiese sólo una, pero que trajese Paz.
Mejor que, en lugar de mil versos
Hubiese sólo uno, pero que mostrase lo Bello.
Mejor que, en lugar de mil canciones
Hubiese sólo una, pero que esparciese alegría.

Mevlana Jalaluddin Rumi, siglo XIII
Allí afuera, además del acierto y la equivocación, existe un campo inmenso.
Nos encontraremos allí.

Profeta Mahoma, siglo VII
¡Oh, Alá! Yo te consulto porque Tú lo sabes todo, y conoces incluso aquello que está escondido.
Si lo que estoy haciendo es bueno para mí y para mi religión, para mi vida ahora y después, haz que el trabajo sea sencillo y bendito.
Si lo que estoy haciendo ahora es malo para mí y para mi religión, para mi vida ahora y después, aléjame de ese trabajo.

Jesús de Nazaret, San Mateo 7;7-8
Pedid y se os dará;
Buscad y hallaréis;
Llamad y se os abrirá.
Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.

Plegaria judía para la Paz
Vamos a la montaña del Señor, donde podremos caminar con Él. Transformemos nuestras espadas en arados, y nuestras lanzas en podaderas.
Que ninguna nación levante su espada contra otra, y que jamás aprendamos el arte de la guerra.
Y nadie debe temer a su vecino, porque así lo ordenó el Señor.

Lao Tse, China – siglo VI a. de C.
Para que haya paz en el mundo, es necesario que las naciones vivan en paz.
Para que haya paz entre las naciones, las ciudades no deben levantarse una contra otra.
Para que haya paz en las ciudades, los vecinos deben entenderse.
Para que haya paz entre los vecinos, hace falta que reine la armonía en el hogar.
Para que haya paz en casa, hay que encontrarla en el corazón de cada uno.

De un Boletín de Warrior Of The Light
Copyright @ 2005 by Paulo Coelho

Por cada mujer… hay un hombre…

Hola! Very nos envió uno de sus poemas-reflexión…

POR CADA MUJER

Por cada mujer que está cansada de actuar con debilidad aunque se sabe fuerte,
hay un hombre que está cansado de parecer fuerte cuando se siente vulnerable.

Por cada mujer que está cansada de actuar como una tonta,
hay un hombre que está agobiado por la exigencia constante
de ‘saberlo todo’.

Por cada mujer que está cansada de ser calificada como
‘hembra emocional’
hay un hombre a quien se le ha negado el derecho a llorar y a ser delicado.

Por cada mujer catalogada como poco femenina cuando compite
hay un hombre para quien la competencia es la única forma de demostrar que es masculino.

Por cada mujer que está cansada de ser un objeto sexual,
hay un hombre preocupado por su potencia sexual.

Por cada mujer que se siente ‘atada’ por sus hijos
hay un hombre a quien le ha sido negado el placer de la paternidad.

Por cada mujer que no ha tenido acceso a un trabajo satifactorio y salario justo,
hay un hombre que debe asumir toda la responsabilidad económica de otro ser humano.

Por cada mujer que desconoce los mecanismos de un automóvil
hay un hombre que no aprendió los placeres del arte de cocinar.

Por cada mujer que da un paso hacia su propia liberación
hay un hombre que descubre que el camino a la libertad se ha hecho un poco más fácil.

Very

PD: Very integra el grupo de poesía Almafuerte

A %d blogueros les gusta esto: