El poder de las palabras

”Cuenta la historia que en cierta ocasión, un sabio maestro se dirigía a su atento auditorio dando valiosas lecciones sobre el poder sagrado de la palabra, y el influjo que ella ejerce en nuestra vida y la de los demás.

“Lo que usted dice no tiene ningún valor” -lo interpeló un señor que se encontraba en el auditorio.

El maestro le escuchó con mucha atención y tan pronto terminó la frase, le gritó con fuerza: “Cállate, estúpido!! y siéntate, idiota”!!.

Ante el asombro de la gente, el aludido se llenó de furia, soltó varias impresiones y, cuando estaba fuera de sí, el maestro alzó la voz y le dijo:”Perdone caballero, le he ofendido y le pido perdón; acepte mis sinceras excusas y sepa que respeto su opinión, aunque estemos en desacuerdo”.

El señor se calmó y le dijo al maestro:”Le entiendo, y también pido disculpas y acepto que la diferencia de opiniones no debe servir para pelear, sino para mirar otras opciones”.

El maestro le sonrió y le dijo:”Perdone usted que haya sido de esta manera, pero así hemos visto todos del modo más claro, el gran poder de las palabras: Con unas pocas palabras le exalté, y con otras pocas le calmé”

Las palabras no se las lleva el viento, las palabras dejan huella, tienen poder e influyen positiva o negativamente. . .

Las palabras curan o hieren a una persona. Por eso mismo, los griegos decían que la palabra era divina y los filósofos elogiaban el silencio .

Piensa en esto y cuida tus pensamientos, porque ellos se convierten en palabras, y cuida tus palabras, porque ellas marcan tu destino.

Medita sabiamente para saber cuándo y cómo hay que comunicarse, y cuándo el silencio es el mejor regalo para ti y para los que amas.

Eres sabio si sabes cuándo hablar y cuándo callar.

Piensa muy bien antes de hablar, cálmate cuando estés airado o resentido, y habla sólo cuando estés en paz.

Recuerda que las palabras tienen poder y que el viento nunca se las lleva.

Las palabras encierran una energía que bien puede ser positiva o negativa.

Recuerda: “Una cometa se puede recoger después de echarla a volar, pero las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca”.

VitaminasParaElAlma

PD: Gracias Andrea por este envío. Si no recuerdo mal, alguien más lo envió. Gracias a todos.

7 Comments »

  1. 1
    keyo Says:

    Hola… fijate que que curioso, pero en mi blog tengo un post que habla precisamente de eso, aunque de una forma distinta, llegamos a la misma conclusión. Te dejo el enlace.

    http://jovenescatolicos.wordpress.com/2007/01/22/9/

  2. 2
    Cesar Quiñonez Says:

    Gracias por este bonito relato ya que en este momento lo nececito para practicarlo en mi hogar con mi familia, y así con los demás; si tienen algun relato semejante a este por favor envíenlo al correo que les escribí, muchas gracias.

  3. 3
    acuarela Says:

    Hola Cesar! Gracias por tu comentario. Sería muy difícil adivinar qué textos te gustaría recibir. Si recorres las Categorías, tal vez, encuentres algunos otros de tu agrado. O puedes suscribirte y recibirás las novedades. Ingresa tu dirección de email, en este enlace se te enviará un email pidiéndote que confirmes tu alta. Saludos.

  4. 4
    Andres Says:

    ¿Las Palabras tienen poder?
    Recientemente vi un artículo el cual indica que las palabras no tienen poder,  sino que es el valor que nuestro cerebro le dé a la palabra.
    Las teorías se basan en un grupo de evidencias altamente potenciales para la elaboración de la misma. A pesar de toda evidencia no deja de ser una teoría,
     Ejemplo la teoría de la evolución y la teoría de la creación. Ambas teorías tienen verdades pero se ha descubierto una tercera teoría basada en la Biblia la cual hemos visto su veracidad.
     La teoría bíblica demuestra una creación llena de evolución (cambios). La creación evolutiva dado a cambios climáticos entre otros.
     En la Biblia se encuentra todo principio psicológico, social, cultural, tradicional, político, creacional, evolutivo y teológico correctamente a su perfección.  De aquí sale todo concepto mental que podemos ver hoy día, de su interpretación.
    Estudio actualmente la palabra de Dios y doy clases de religiones y teología, pero Dios me ha puesto a estudiar PNL (Programación Nuero Lingüística) por el Dr. Melvin Ruiz.
     Comprendí muchas cosas de las cuales le voy hablar.

    LAS PALABRAS SI TIENEN PODER! 

    Primeramente respeto las teorías porque hay mucha verdad en ella. Pero en ocasiones tenemos que explorar otros campos para buscar la raíz de todo fundamento.
    NO piense que esta acostado en una hamaca debajo de un flamboyán. No piense en una playa cristalina. Nuestro cerebro no absorbe el no a la hora de formar un pensamiento. Nuestro cerebro 24 horas, 7 días a la semana está constantemente absorbiendo información en diferentes formas.
    Por esta información suministrada a nuestra base de datos es que reaccionamos. Nuestro cerebro tiene un filtro el cual está lleno de costumbres, tradiciones y conceptos humanistas. Por eso opinamos o ejercemos una acción ya sea correcta o incorrectamente. Hasta ahora vamos bien según su teoría.

    Cerebro Humano

    Las palabras que entran a nuestro cerebro o las que salen del mismo, tienen una reacción en nosotros al igual que sentir un cambio drástico de temperatura en alguna parte de nuestro cuerpo entiéndase frió a extremadamente caliente o viceversa. Tenemos una reacción drástica que afecta nuestro cuerpo y nuestro cerebro.

    Es impresionante saber que lo que hablamos tiene vida y por ende tiene un poder impresionante. Este poder lo utilizamos para destruir o para construir. Tiene peso ya sea para lastimar o para animar. Este descubrimiento de la vida en la palabra que emitimos no es nuevo, ya que hace miles de años Dios nos lo había revelado, indicando que su palabra tiene vida y poder como aparece en el libro de Hechos 4:12- Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos.

    El cerebro humano absorbe palabras impresionantemente. Tanto así que los primeros 2 años de vida de un niño se desarrolla el subconsciente, el mismo está formado por un 50% genética y otro 50% lo que recibimos en el vientre de una madre junto con los primeros años de vida. Se le puede llamar a esto la zapata de un edificio, luego que el subconsciente este creado comienza a trabajar el conciente.

    ¿Qué pasaría si este subconsciente estuviera alimentado de malas vibraciones o información negativa? O que pasaría si fuera al revés, que el subconsciente estuviera alimentado de buenas noticias y de información positiva.

    Un ejemplo de lo que les digo lo encontramos en la historia de la humanidad. Adolfo Hitler dominó maliciosamente a millones de personas usando lo que salía de su boca, imagínense a Hitler usando Facebook o Power point para comunicarse y controlar las masas. Es gracioso (?) pero nos hace pensar la efectividad de la palabra al trasmitirla, tanto para un mal devastador como lo hizo Hitler o para el mayor y único bien en su perfección del la humanidad como lo hizo Jesús.

    ¿ El 100% de lo que somos es la raíz del ambiente en donde nos criamos y de lo que nos enseñaron?

    Tengo un hijo de 7 meses que aún no se expresa pero tiene reacciones a diferentes eventos. Ejemplo si yo grito molesto en mi casa la reacción de mi hijo es de llorar. Si grito de alegría la reacción de mi hijo es reír, si le doy una comida amarga a mi hijo, la reacción de mi hijo es de un adulto el cual prueba algo amargo.

    ¿Quien le enseño estas reacciones?

    Parte de la contestación se encuentra en nuestro código genético.  Nuestra genealogía juega un papel importante ya que en la genética se encuentra mucha información valiosa para nuestra actualidad. El libro bíblico de Genesis se ha encontrado mucha información fundamental para poder comprender el cerebro humano y sus funciones así como la genealogía. Ejemplo; nosotros cargamos con una herencia genética de Adán y Eva. La rebeldía en los niños posteriormente en adultos, la encontramos en el libro de Génesis 1 al 6. El comportamiento humano y sus temperamentos, la ira, el egoísmo natural, el cómo reaccionamos a las palabras. Etc… En fin hay encontramos toda raíz psicológica, humanista, social, cultural y científica.

    ¿Las plantas tienen vida?

    La contestación es Si y las plantas tienen energía.

    ¿Pero las plantas ven televisión? Nooooo creooooo!

    Hay muchos datos bíblicos que demuestran el poder de la palabra, pero hay uno en particular que se sale de todo concepto humanista.

    Marcos 11:12 Al día siguiente, cuando salían de Betania, Jesús tuvo hambre.13 Viendo a lo lejos una higuera que tenía hojas, fue a ver si hallaba algún fruto. Cuando llegó a ella sólo encontró hojas, porque no era tiempo de higos.14 « ¡Nadie vuelva jamás a comer fruto de ti!», le dijo a la higuera. Y lo oyeron sus discípulos. 20 Por la mañana, al pasar junto a la higuera, vieron que se había secado de raíz.21 Pedro, acordándose, le dijo a Jesús:

       — ¡Rabí, mira, se ha secado la higuera que maldijiste!
    22 —Tengan fe en Dios —respondió Jesús—.

    Si leemos el próximo versículo habla de la fe y que estas cosas y otras más podríamos hacer. Ahora la pregunta es, habrá algo aquí que Dios nos quiere revelar?

    He encontrado casi un centenar de versículos que habla del poder de la palabra y la vida que habita en ella. De hecho por la palabra TODO fue creado. Es interesante que hoy día hay una física llamada física Quántica o Cuántica o Mecánica Cuántica como muchos le llaman la cual tiene al mundo de los científicos trastornado. Resulta que el átomo dentro del núcleo tiene tres partículas más pequeñas llamadas Quarks, lo interesante de este descubrimiento no es esto, lo interesante es que estas partículas salen de nuestra boca al pronunciar PALABRAS. Interesante!

    Tengo mucha información y referencias sobre estudios que demuestran el poder de la palabra.
    La palabra es como un proyectil que sale de un cañón, sino la calibramos y apuntamos correctamente a donde queremos llegar, saldrá en cualquier dirección y a la vez que sale ya no hay marcha a tras, impactara en algún lugar.

    Puedes transformar el mundo si utilizamos las palabras correctas y llenamos nuestros corazones de sabiduría de lo más alto.

    La raíz de una palabra es el la energía de un pensamiento.

    Una palabra puede reiniciar un sistema de pensamiento por completo.

  5. […] palabras, objeto de temor supersticioso, instrumento para dominar personas y pueblos   El poder de las palabras I    El valor de las palabras   Compartir:Me gusta:Me gustaBe the first to […]

  6. […] El poder de las palabras   El valor de las […]

  7. […] El valor de las palabras   El poder de las palabras I   El poder de las palabras […]


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: