De corporaciones y de psicópatas

En el blog Neurona Salvaje, se puede leer una entrevista a la codirectora de un documental titulado “The Corporation”. Les cuento las 3 citas que más llamaron a mi atención:

‘Culturalmente “en Canadá nos estamos alejando cada vez más de Estados Unidos: somos una sociedad mucho más secular. El cristianismo que domina Estados Unidos da miedo. Respeto esa religión por muchas de sus verdaderamente pacíficas cualidades, pero obviamente la orientación cristiana fundamentalista de derecha que tiene Estados Unidos es tan fundamentalista como el fundamentalismo musulmán”…

“Los derechos constitucionales cada vez son menos efectivos para proteger los ideales que representan, como la libertad, la igualdad y la justicia. Una razón de ello (es) que las constituciones sólo se aplican a los gobiernos; no se aplican a la institución clave del capitalismo de mercado: la corporación” (http://www.thecorporation.com/)…

La película lleva a su extremo lógico el hecho de que la corporación es una “persona legal”, para llegar a la conclusión de que es un psicópata…”

Para una lectura completa, ver: Neurona Salvaje

P.D: Esto me recordó, salvando las distancias si las hubiere, un relato que me llegó, de esos que manejan las gentes del llamado marketing, que se llama “La vaca. Una metáfora sobre cómo vencer el conformismo y la mediocridad”. Dicho relato me dejó la sensación de que uno de los personajes, que es puesto como maestro y benefactor, actúa, interviniendo en la vida de otros personajes, justamente, como un psicópata. Dicho cuento tiene un ‘final feliz’… pero podría haber resultado en una mayor desgracia! Por suerte, no toda la gente del marketing y las ventas actúa a la manera de dicho cuento… pero parece ser que hay algo estructural y propiciatorio en el ‘mercado’ y la ‘corporación’.

1 Comment »

  1. 1
    acuarela Says:

    Hablando de psicópatas
    encontré este post en el Blog de Estrategia y Mente:

    Fragmento

    “Puede que algunos de ustedes haya visto la película “American Psycho” que fue traducida en algunos países como “Un psicópata americano”. Esta película basada en el libro de Bret Easton Ellis, cuenta la historia de Patrik Bateman un adinerado ejecutivo impecablemente vestido de Armani que en su tiempo libre disfruta matando personas.

    Más allá de la ficción, estadísticamente hablando, un uno por ciento de la población total padece psicopatía. Eso quiere decir que durante su vida se ha relacionado y se va a tener que relacionar con un par de ellos. El psicópata se caracteriza por su falta de empatía, la incapacidad para ponerse en el lugar de otros, la falta de conciencia y remordimiento, la impulsividad, la irresponsabilidad y la irritabilidad. Todos ellos, factores que nos alentarían a mantenernos fuera de su alcance.

    …su habilidad para encandilar, para seducir, su encanto y su fuerza de convencimiento, al principio antes de que sepamos quienes son realmente su presencia nos puede estimular, pudiendo llegar a pensar que nos encontramos ante una persona interesante… es el denominado glamour del psicópata.

    El psicópata es el manipulador por excelencia, gracias a su inteligencia y astucia, consigue enredar a los demás. Para el psicópata lo lógico es la consecución de sus fines. Saben la diferencia entre el bien y el mal, conocen las normas y las leyes, pero simplemente no les importa lo más mínimo. Como no les importan el dolor o el sufrimiento que sus acciones pueden causar en los demás, lo único que es relevante es qué van a sacar ellos de sus acciones. Sin arrepentimientos, ni sentimientos de culpa posteriores, sin miedo ni ansiedad… un perfecto depredador.

    … existen distintos grados y no todo psicópata termina convirtiéndose en criminal, aun así, sería preferible no tenerlo ni como jefe, ni como padre, ni como pareja. La psicopatía no se cura. … Los programas de rehabilitación funcionan al revés para ellos.

    Nuestro mayor handicap a la hora de protegernos de un psicópata es nuestra tendencia a pensar que la gente que nos rodea es igual que nosotros. …“tendemos a pensar que la gente es buena, inherentemente buena. Creemos que si les das la oportunidad todo irá bien (…) Y no es así, no es tan fácil”.

    … “el problema no estriba en que el razonamiento lógico este dañado. La lógica existe, aunque sea perversa“. Más allá de las continuas mentiras, manipulaciones y argucias del psicópata, el problema a la hora de enfrentarnos a ellos es nuestra incapacidad para creer que realmente son así. Que no les importamos en absoluto y que no nos ven más que como meros objetos, instrumentos para conseguir sus fines o saciar sus ansias egocéntricas.

    … Si somos de los que cuando no vemos algo bueno en alguien, seguimos escrutando en búsqueda de esa bondad escondida o seguimos a su lado intentando encontrar la explicación a su comportamiento o el porqué “la vida” les ha hecho así… nos estamos convirtiendo en presa fácil para muchos desalmados…

    Ahora., observe la televisión y discierna qué personajes públicos se adaptan al perfil de psicópata… y entenderá porque el mundo va como va.”

    El texto completo en:
    Estrategia y Mente


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: