Los anhelos del espíritu humano. Swami Shivapremananda

(Tomado en diciembre 1984 de un folleto anunciando una conferencia en una de sus escuelas/Argentina).

Amar la verdad, ser sincero,
amar la misericordia, ayudar al débil;
amar la justicia, tener un anhelo por el bien,
y compasión por los que sufren;
amar la libertad, ser responsable,
no asistir a la explotación de otros.

Pensar claramente, por medio de hechos,
no por fantasía conveniente,
pensar positivamente, imparcialmente,
no por prejuicio, ni por la pasión.

Cultivar la mente, aprender algo útil,
apreciar lo bello en las artes;
tener una mente didáctica, precisa;
sentir la belleza de la naturaleza.

Adorar los ideales nobles recibidos
de la literatura en los siglos pasados;
decir palabras honestas directamente
con compasión y simpatía;
olvidar las heridas y el mal recibidos,
recordar los beneficios y bendiciones.

Cultivar coraje físico y moral,
ser decisivo;
tener una disposición amable,
adorar las acciones nobles y valientes
de los maestros que nos dieron
inspiración para vivir, amar y caminar
en el sendero de nuestra fuente divina.

Llenar la vida con servicio altruista
y calor humano hacia los demás,
tratando constantemente de evitar errores,
superar resentimiento y pasiones burdas.

No ignorar las verdades incomodas,
sino enfrentarlas con coraje y dignidad
con el fin de remover nuestra ignorancia
y fortalecer la propia verdad.

Hacer lo mejor que podamos
de la manera más eficaz;
tratar de mejorar nuestro criterio
y cumplir los deberes y obligaciones.

Tener paciencia y mirar hacia la calma
más allá de la tormenta;
cultivar la esperanza y mirar el alba
más allá de la noche.

Esta es la verdadera resurrección
del espíritu humano;
la verdadera vida espiritual,
la verdadera práctica de religión.

PD: Ya existe una página de Swami Shivapremananda  – Argentina

A %d blogueros les gusta esto: