De lámparas, alfombras y palabras mágicas

Estaba hojeando estas historias con Simbad, Alí Babá, Aladino, príncipes, califas, visires, bailarinas, caravanas … Cuántas veces me pasa que nunca llego al final del libro… Entonces me fui a leer el final mismo:

“… (El) rey Schahriar, se apresuró a llamar a los escribas más hábiles de los países musulmanes y a los analistas más renombrados, y les dió orden de escribir cuanto le había sucedido con su esposa Schehrazada, desde el principio hasta el fin, sin omitir un solo detalle.

Y pusieron manos a la obra, y de tal suerte escribieron con letras de oro treinta volúmenes, ni uno más ni uno menos. Y llamaron a esta serie de maravillas y de asombros: EL LIBRO DE LAS MIL NOCHES Y UNA NOCHE.

Luego, por orden del rey Schahriar, sacaron un gran número de copias fieles, que difundieron por los cuatro costados del Imperio para que sirvieran de enseñanza a las generaciones.

Respecto al manuscrito original, lo depositaron en el armario de oro del reino, bajo la custodia del visir del tesoro.

Y el rey Schahriar y su esposa la reina Schehrazada, aquella bienaventurada, y el rey Schahzamán y su esposa Doniazada, aquella encantadora, vivieron entre delicias, felicidades y alegrías durante años y años, con días más admirables que los anteriores y noches más blancas que el rostro de los días, hasta la llegada de la Separadora de amigos, la Destructora de palacios y la Constructora de tumbas, ¡la Inexorable, la Inevitable!

Y tales son las historias espléndidas llamadas MIL NOCHES Y UNA NOCHE, con lo que en ellas hay de cosas extraordinarias, enseñanzas, maravillas, prodigios, asombros y belleza.

Pero Alah es más sabio. Y sólo El puede discernir en todo ello lo que es verdad y lo que no es verdad. ¡El es el Omnisciente!

¡Loores y gloria, hasta el fin de los tiempos al que permanece intangible en Su eternidad, cambia a Su antojo los acontecimientos, y no experimenta ningún cambio, al Dueño de lo Visible y de lo Invisible, al Unico Viviente! ¡Y la plegaria y la paz y las más escogidas bendiciones para el elegido por el supremo Potentado de ambos mundos, para nuestro señor Mahomed, Príncipe de los Enviados, joya del Universo¡ ¡Pidámosle un dichoso y bienaventurado   F I N

El que has leído es un post en el blog Acuarela de Palabras. Puedes suscribirte aqui para recibir Novedades.

Concepción psicoanalítica de la escritura poética

Dedicado a los ‘blogs amigos’ cuyo tema principal es la expresión poética…

“Merde pour la poésie. Por Pablo Fuentes *

«Los poemas tienen siempre grandes márgenes blancos, grandes márgenes de silencio en que la memoria ardiente se consume para recrear un delirio sin pasado.» Paul Eluard

La escritura poética es la escritura de la imposibilidad de la palabra. Por supuesto, hay muchas escrituras. Hay una escritura ligada más a la representación, hendida de imaginario, saturada de metáforas cristalizadas. Es una escritura yoica, referencial, una escritura –como afirmaba Roland Barthes– más ligada a la transcripción del pensamiento y tributaria del lenguaje. Es la escritura estabilizada, tranquilizadora. Su función es establecer una pedagogía del yo. Es la escritura de los discursos sociales, emblema de ideales compartidos, esclava del mundo, que postula un lugar de lector pasivo, busca un receptor que no tiene sino que confirmar sus certezas allí.

La otra escritura es aquella que llamamos poética. Una escritura que va de lo confesional a lo confusional, como planteaba Néstor Perlongher. Una escritura que se pone en situación de desencuentro con la identidad, que evoca en su decir una pérdida irremediable, un enigma que no puede ser nombrado.

Recordemos el mito de Orfeo, ¿qué vio Orfeo cuando violó la prohibición de los dioses y se volvió para ver si su amada Eurídice lo seguía cuando ambos salían del infierno adonde había ido a buscarla? Seguramente, no otra cosa que la imagen borrosa de su pérdida, Eurídice diluyéndose para siempre entre las sombras, los brazos extendidos en un llamado mudo al amado. Hasta ese momento, Orfeo creía que su canto lo habilitaba a la ilusión de recuperar aquel objeto perdido de amor. ¿Orfeo dudó? No lo sabemos. No pudo evitar la transgresión al mandato y tuvo que encontrarse con lo real de la muerte. Podemos pensar que a partir de ese momento, el de la asunción de la pérdida irreparable, ante la plena evidencia de que el objeto es irrecuperable, confrontado al vacío, Orfeo empezó verdaderamente a cantar. Como postulaban los místicos, la escritura es la respuesta imposible a un llamado de amor, un llamado hecho por un enamorado sin forma ni figura, no imaginable, como Eurídice en el Hades o como el Dios de los escritores místicos.

La voz escrita del canto, la voz que llamamos poema, es la voz inefable de un sujeto que no está allí donde se erige su enunciación, es una voz que se postula como dicha en otra parte, porque habla de otra cosa. El poema delata la ausencia del sujeto que lo enuncia, que debe colocarse fuera del mundo, con un cuerpo tomado por una palabra que no se entiende, como decía Teresa de Avila. Aquí está el poema, que no es otra cosa que una cosa, un texto, una textura, un tejido hecho de desechos, de lo que cae de la dinámica de los discursos. Arthur Rimbaud, ya en el desierto de Adén, lejos de la poesía, hablaba de ella, que lo había constituido: merde pour la poésie. Sabía, claro, por su praxis, que no de otra cosa está hecho el poema sino de desperdicios, de retazos de la gramática.

Continuar leyendo «Concepción psicoanalítica de la escritura poética»

Deseo y motivación. Jim Rohn

Lecturas…

«Los seres humanos tienen una notable capacidad para conseguir exactamente lo que necesitan. Pero es distinto «necesitar» y «querer».

La mejor motivación es la auto motivación. Este hombre dice, «Quisiera que alguien viniera y me despertara el interés”. Pero, ¿y si no viene nadie? En la vida hay que tener un plan mejor que ése.

Cuando uno sabe lo que quiere y lo quiere con suficiente afán, ya encontrará la forma de conseguirlo.

La motivación en sí, no es bastante. Si se toma a un idiota y se le motiva, el resultado es un idiota motivado.

Sin un sentido de urgencia, el deseo pierde su valor.»

 *Jim Rohn: Estadounidense; conferencista sobre desarrollo personal, gerencia y ventas.

PD: Si bien me gustan muchas de las ideas que transmite Rohn… prácticas… motivadoras… se nota que hay algo que no maneja -como casi todos en el mundo de los motivadores: el inconsciente, el deseo inconsciente… que tiende a la repetición… y que ‘arruina’ las mejores intenciones y los mejores esfuerzos por motivar… Con la voluntad consciente no alcanza… o si?

(Norma Luz, la bloguera de aquí)

Consejos para la vida social. Napoleon Hill

Los siguientes consejos son para personas que quieren liderar… Algo modificados -me parece a mí- nos sirven a todos para mantener buenas relaciones sociales: 

actitudmp1. Empiece siempre con elogios honestos hacia sus subordinados (hacia los demás).
2. Llame la atención indirectamente sobre los errores de otros.
3. Hable acerca de sus propios errores antes de criticar a otra persona.
4. Haga preguntas en vez de dar órdenes (hacer pedidos) directas(os).
5. Deje que la otra persona salve su imagen.
6. Elogie todas las mejoras, incluso las más pequeñas.
7. Dele a la otra persona una buena reputación para mantener.
8. Estimule a los demás.
9. Haga que los errores sean fáciles de corregir.
10. Haga que la otra persona se sienta feliz de hacer lo que Ud. le dice que haga.

De: “10 maneras de convertirse en un gran líder”, en el libro Actitud Mental Positiva/Napoleon Hill-Clement Stone.
Los ( ) son míos. 

A %d blogueros les gusta esto: