Oración por los difuntos

De todas las plegarias u oraciones -de cualquier credo– que he tenido a mano, la que transcribo a continuación es la que mejor expresa mis sentimientos. En esta ocasión, viene en mi ayuda una oración de origen judío:

“Oh Dios! confórtanos! A ti confiamos el cuidado de las almas de nuestros seres queridos que han abandonado esta tierra. Que acepten tu juicio: El bien y el mal que hayan obrado. Que conozcan tu perdón y misericordia. Que descansen tranquilos Y mientras los recordamos te agradecemos:  Por el ejemplo de sus vidas. Por la dulzura de su compañía. Por su venerada memoria y por la inspiración que dejaron tras suyo en nosotros. Reanima nuestros corazones afligidos. Ayúdanos a elevarnos sobre nuestro dolor. Ayúdanos a sobrellevar nuestra pena con fe en tu eterna sabiduría. Sobrellevando nuestro sufrimiento vamos por la vida comprendiendo a todos los afligidos del mundo. Sostiénenos aunque no comprendamos y sostiénenos frente a la injusticia humana con tu divina justicia. Afirmamos a pesar de nuestra aflicción y a pesar de nuestra angustia que la vida es buena y que su labor ha de ser realizada. Que tu eterna sabiduría obre en nosotros para bien de todos.”

(Basada en una oración que se dice por los difuntos en la sinagoga. Les debo de dónde la copié pues la tenía en un viejo cuaderno de notas y en ese entonces -más interesada en el espíritu de estas palabras que en su fuente bibliográfica– no tomé la debida nota.  De todos modos, he podido encontrar una muy similar, bajo el título de Reflexión, en SerJudio.com)

plegaria

Oración por un difunto (2)

Estamos aquí reunidos, Padre Santo, para decir adiós a una persona a la que hemos querido y ha ocupado un lugar muy especial en nuestra vida y en nuestro corazón. Señor, nuestras lágrimas son de amor, de agradecimiento y de despedida. Queremos darte las gracias a ti y a este ser tan querido por las alegrías que hemos compartido juntos; y queremos pedirte perdón por los malos entendidos y ofensas, reconociendo que toda historia humana está hecha de imperfecciones. Señor. Dios mío, consuélanos con los recuerdos que esta persona nos deja. Haz que pensemos en ella tal como ahora es: un ser que goza de la vida eterna junto a ti. él no nos ha dejado; tan solo nos ha precedido al viaje final a la casa del padre. No diremos adiós; sino ¡hasta pronto! Fortalécenos en esta despedida, Señor Amén.

Fuente: http://www.exoterico.net (Comentario 186)

 

velita

Con la ayuda de los poetas, otras palabras que nos van saliendo del corazón:

“Una lágrima por el muerto se evapora, una flor sobre su tumba se marchita, una oración por su alma la recoge Dios.” “Una lagrima se marchita como una flor Pero una estrella perdura en el tiempo Y brilla todas las noches con intensidad. Cuidando siempre nuestros dulces sueños.”

Con afable voz trémula te pregunté; -te vas a marchar al cielo? solo el silencio en tu mirada me contestó: -yo no me voy ¡solo muero! Con palabras llanezas y sosiegas pronuncié queda en tétrico silencio: -sí, te vas a ir con Dios ¡yo lo sé! y tengo miedo. Largos los instantes sin coto en que pululaban cansadas recíprocas lágrimas y con llanezas palabras balbuceaste: -¡seré feliz! ¡seré inmortal! Lúgubre corrí a abrazarte, un abrazo fuerte y profundo no cesó quiméricos mágicos de ecos sonoros te cobijaban de un ¡te amo! yo.

(Comentario 123)

 

Poema para difuntos

Almas atormentadas, seres que vagan, espíritus errantes, desgarrados por antiguos pesares, almas jóvenes, almas viejas, anden por vuestro camino, déjennos vuestras vestiduras y ataduras, sigan vuestro  destino. Bendigan a nuestras familias pero no las aten a ustedes, dejen buen recuerdo y les serán sinceramente  agradecimiento. Calmen vuestras ansiedades y adquieran conocimiento, la luz al final del camino les espera, siguiéndola les será de gran entendimiento. Almas benditas, espíritus que buscan consuelo, pidan y se les dará, llamen y se les abrirá, han dejado vuestra envoltura carnal, han recorrido la luz en el sendero, el alfa y omega, el punto y final. Recuerden vuestra vida como una lección aprendida, velando con cariño a los que quedaron al borde del camino, despídanse de vuestros seres queridos, otra vida les espera, más allá de estas barreras, crucen la frontera y sigan vuestro destino.

http://www.poemayamor.com/2009/09/03/poema-para-difuntos/ corona1tumba

 

PARA LOS QUE AMÉ Y PARA LOS QUE ME AMARON Cuando yo me vaya, déjenme ir… Tengo muchas cosas que hacer y ver No se aten a mí por sus lágrimas, por los hermosos años que vivimos juntos, demos gracias a Dios. Yo les dí mi amor, Ustedes recuerden la alegría que me dieron les doy gracias a cada uno de ustedes por el cariño que me brindaron, pero ahora tengo que viajar solo. Si necesitan llorar, lloren, pero dejen que su fe en Dios conforte su pena; Sólo nos separaremos un tiempo, mantengan mi recuerdo en sus corazones. La vida sigue adelante. No estaré lejos, si me necesitan, piensen en mí, Aunque no me miren, ni me puedan tocar, estaré entre ustedes y sentirán el calor de mi amor en sus corazones. Y cuando a ustedes les toque viajar por este camino, yo los recibiré con una sonrisa y les diré ¡bienvenidos!
(Comentario 160)

 

Poema de un hijo difunto a su madre 

No llores si me amas,  si conocieras el don de Dios y lo que es el Cielo. Si pudieras oír el cántico de los ángeles y verme en medio de ellos. Si pudieras ver desarrollarse ante tus ojos los horizontes, los campos inmensos y los nuevos senderos que atravieso. Si por un instante pudieras contemplar como yo, la Belleza ante la cual las bellezas palidecen. ¡Cómo!… Tú me has visto y me has amado en el país de las sombras y no te resignas a verme y a amarme en el país de las inmutables realidades? Créeme, cuando la muerte venga a romper tus ligaduras como ha roto las que a mí me encadenaban; cuando llegue el día que Dios ha fijado y conoce y tu alma venga a este Cielo en el que te ha precedido la mía. Sentirás que te sigo amando como te amé. y encontrarás mi corazón con todas sus ternuras purificadas. Volverás a verme en transfiguración, en éxtasis feliz, ya no esperando la muerte, sino avanzando contigo, llevándote de la mano por los nuevos senderos de la luz y de la vida. Seca tus lágrimas y no llores si me amas.

Autor: San Agustín Fuente: http://www.poemayamor.com (Comentario 185)

tumbas

Posts relacionados:

Ausencia y despedida,

Consejos para lidiar con una pérdida,

Etapas descriptas por la Dra. E. Kubler Ross,

epitafiovacioLa muerte y el duelo,

Epitafios

El duelo por la muerte del padre

La costumbre de llevar luto

t-dia-difuntos

Abajo, en los comentarios: poemas, imágenes, tarjetas alusivas y enlaces que vamos encontrando y compartiendo.  Cada tanto, los subo al texto del post. Saludos!

A %d blogueros les gusta esto: