Fiesta patria y bailes tradicionales

(Re-editado) En estos días de la fiesta patria argentina…

me acordé que,  en la escuela,  nos hacían bailar danzas folklóricas y,  tras algunas búsquedas, encontré sitios con listados, su historia, indumentaria y coreografías.  Como, con el tiempo, algunos enlaces cambian o dejan de existir, abajo, en los Comentarios, dejo copiados algunos textos y vínculos a estos materiales.

Relacionados:  Fiestas patrias argentinas. Efemérides escolares  Poesías relacionadas con las fiestas patrias argentinas

14 Comments »

  1. 1
    Cañete Says:

    Justamente ayer en la ducha recordaba y tarareaba el Malambo del Hornerito, por dios, pensé por un momento en que bueno sería reversionarla

  2. […] similares: Fiesta patria y bailes tradicionales   Poemas a la patria   Poemas escolares: Fiesta patria argentina y más entradas […]

  3. 3
    Mariela MRL Says:

    Una lista vía aquifolklore:

    Aires
    Arunguita
    Calandria
    Caramba

    Chacarera
    Cielito de la Patria
    Condición
    Cuando
    Ecuador

    Escondido
    Firmeza
    Gato
    Gato Correntino
    Huella

    Llanto
    Lorencita
    Malambo
    Mariquita
    Marote

    Media Caña
    Pajarillo
    Palito
    Patria
    Pericón Nacional

    Prado
    Remedio
    Remesura
    Salta Conejo
    Sombrerito

    Triunfo
    Zamba

    Amores
    Bailecito
    Carnavalito

    Cueca
    Danza de las Cintas
    Sajuriana
    Minué Federal
    Pala Pala

    Pollito
    Resbalosa Federal
    Sereno

    http://www.aquifolklore.com.ar/Espanol/danzastradic.htm

  4. 5
    Mariela MRL Says:

    Chacarera (vía aquifolklore)

    Danza del Folklore Argentino

    Su orígen no es preciso, pero se la adjudica a la Prov. de Santiago del Estero y fué difundida a lo largo del país. Es una danza de ritmo alegre vivo, apicarada por su juego pantomímico galante

    CLASIFICACION
    De pareja suelta e independiente

    Leído en: aquifolklore (allí, coreografía)

    ——————–

    Vía danzasfolkloricasargentinas1

    La chacarera es una danza vivaz que, como la mayoría de las danzas Folklóricas argentinas, se baila en pareja. Esta es suelta – ya que los bailarines no se tocan – e independiente , o sea que hacen solas sus evoluciones, sin combinarlas con las de otra pareja.

    Pertenece al grupo de danzas picarescas, de ritmo ágil y carácter muy alegre y festivo, gozó de la aceptación del ambiente rural y también de los salones cultos del interior hasta fines del siglo pasado, abarcando todo el país excepto el litoral y la Patagonia. Es una de las pocas vigentes, es decir que aun se baila especialmente en Santiago del Estero – donde se arraigó con gran fuerza – y en Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca, La Rioja y Córdoba; su difusión abarca por lo tanto, los ámbitos del noroeste, parte del chaqueño y casi todo el central.

    Hay pocos documentos que nos hablan de su historia, mencionan que sería la más antigua y se baila en Tucumán desde 1850.

    Musicalmente consta de cuatro frases en las cuales se cantan las coplas y un interludio que es solamente instrumental, intercalado después de la primera y segunda copla y también sirve de introducción Este interludio una característica coreografica, ya que puede durar seis u ocho compases y como corresponde a la figura de vuelta entera, varia de la misma forma la duración de ésta.

    El acompañamiento musical que se utiliza generalmente es de guitarra, violín, acordeón y por supuesto, el bombo, que se luce con sus típicos repiques. En la coreografía se introduce una figura especial que es el avance y retroceso, que consta de cuatro compases. Al igual que en casi todas nuestras danzas, consta de dos partes. la segunda se baila idéntica a la primera, pero invirtiendo como es característico, la posición inicial.

    Indumentaria femenina: zapatos de cuero tacón mediano . Vestido de zaraza en dos piezas : Falda con mucho vuelo y adornado con amplios volados aplicados. Bata abotonada adelante con volado puesto como sobrefalda y otros en el borde de las mangas y alrededor del cuello. Peinado en una o dos trenzas sueltas.

    Indumentaria masculina: botas acordonadas con o sin espuelas . Bombacha y chaqueta típica, cortona de bordes rectos con adornos de ¨alforcitas¨ o nido de abeja llamadas ¨encarrujadas¨. Camisa , cualquiera , blanca o de color , faja , tirador con rastra, o sinta ancha con bolsillos. Paúelo de seda al cuello con las puntas a media espalda. Sombrero de copa baja, con barbijo, de colores grises, negros o marrón. Cuchillo a la cintura.

    Puede bailarse de dos parejas ¨en cuarto¨ o compartidas , en cuyo caso los bailarines se ubican en los vértices del cuadro imaginario , teniendo cada caballero al frente a su compañera y a la izquierda a la dama contraria . Las figuras que se comparten son la vuelta entera y media vuelta.

    Datos extraidos de la página: www.balleteco.com.ar

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/05/chacarera.html (allí, coreografía y pasos)

  5. 6
    Mariela MRL Says:

    El Gato

    Historia

    Bailado en toda la Argentina durante el s XIX, es una de nuestras danzas más representativas. Pertenece al folklore vivo en algunas zonas (noroeste) e histórico en otras (centro y litoral)

    Se lo conoció con otros nombres, siendo el más antiguo y completo Gato mis mis y también La perdiz. En algunas provincias (Tucumán, Córdoba, San Luis) se lo llama Bailecito, lo que causó alguna confusión con la danza que actualmente se conoce con tal nombre.

    Recibió también el nombre de Cielito

    Fue danza de salones provincianos

    Está inserto en varias otras danzas, tales como El Cuando, El Pericón, La Zamba Alegre, etc. Asimismo reconoce diversas variantes, que difieren entre sí, como El Gato Cuyano, El Gato Encadenado, El Gato Patriótico, El Gato Polkeado y El Gato con Relaciones.

    Indumentaria

    Hacendado de posición económica holgada, dedicado a tareas rurales y ganaderas, en Azul (Provincia de Buenos Aires), hacia 1850/1860.

    Dama: modelo de fiesta: medias de muselina negras. Zapatos de tacón bajo prendidos con pequeñas hebillas (también con botoncitos). Amplia enagua de seda (moiré) blanca con ancho volado en el borde adornado con cintitas pasadas y moñitos. Vestido: corpiño largo y ceñido por varias pinzas, prendido en la delantera con pequeños botones. mangas armadas sobre forro liviano y engomado, con frunces sobre los hombros (en la bocamanga) para darles bastante amplitud hasta el codo, desde continúan en un puño largo y estrecho, abotonado. Cuellito en forma de tirilla alta, adornada por un voladito de gasa blanca que asoma desde el interior. Igual adorno se repite en el borde de los puños de las mangas.

    Peinado: en dos bandas separadas sobre la frente, recogidas en una torzada alta. Peineta pequeña.

    Joyas y adornos: alhajas de oro, aros y prendedores.

    Caballero: bota de potro (con o sin espuelas); calzoncillo de tela de hilo con preciosos cribos; camisa blanca común, con puño y pechera alforzada sin cuello; faja de lana; cinto con botones; chaleco cruzado o derecho con bolsillos cortados y solapitas; chiripá de lana de textura fina; poncho liviano; pañuelo de seda cubriendo la cabeza bajo el sombrero de copa alta…

    Características
    Danza de galanteo, de pareja suelta e independiente y de movimiento vivo.

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/05/el-gato-danza-tradicional.html (allí, coreografía y más info)

  6. 7
    Mariela MRL Says:

    Carnavalito (vía danzasfolkloricasargentinas1)

    El simpático, movido y vistoso Carnaval o Carnavalito es una antiquísima danza colectiva que, con figuras primitivas, se bailó en América desde antes del descubrimiento; dueño de una vitalidad extraordinaria, ha perdurado a través de siglos y se practica aún hoy, de modo espontáneo, en la región noroccidental argentina y en Bolivia, tanto en sus formas antiguas como en las modernas.

    Es danza americana autóctona, nacida en la época prehispánica en los dominios del Inca, en tierras de ardiente sol; primitivamente se bailó como danza colectiva, sin parejas, con las pocas figuras comunes a casi todos los bailes arcaicos:

    rondas, filas, serpentinas, etc.; así lo vió bailar I. Aretz en el Perú, en 1942. En el siglo anterior adquirió figuras de Contradanza (baile europeo de salón, de parejas conexas, que influyó sobre muchos nativos, como el Cielito, el Pericón, la Media Caña, etc.) y luego de las Cuadrillas. Más tarde tomó figuras del Pericón moderno (espejo, jarrita, etc.), y así ha llegado hasta nosotros.

    Las formas primitivas del Carnavalito se practican también en Jujuy y Salta, y además en Catamarca y La Rioja.

    Coreografía: Los danzantes se mueven en torno a los músicos o en hilera. Una mujer o un hombre con un pañuelo (o banderín adornado con cintas) en la mano se encarga de dirigir. Todos cantan la misma copla o entrecruzan improvisaciones. Hombres y mujeres forman filas del brazo o de la mano, también lo hacen los niños y hasta los lactantes sujetos a la espalda de las madres.

    Las figuras son apenas la rueda, la doble rueda, la hilera de itinerario libre y algunas pocas más. Es común el trote, larga fila que forman de a dos bailarines tomados del brazo.

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/05/carnavalito.html (allí, coreografía y más info)

  7. 8
    Mariela MRL Says:

    DANZA DE LAS CINTAS (vía danzasfolkloricasargentinas1)

    En Jujuy los niños danzan junto a los nacimientos que arman en las aceras. Se ejecuta generalmente desde Navidad hasta Reyes.

    Para los bailarines el árbol o el palo significaba la llegada de la primavera, para vivificar los surcos, los frutales, el ganado y las mujeres; con sus retoños energía la vida renovada y los hombres querían atraer sus misteriosos beneficios. Por eso lo adornaban con cintas de colores (símbolos de frutos) y danzaban en torno.

    Es imposible pensar en una forma coreográfica en común, se presta a numerosas ambiciones y no es difícil idear nuevas.

    Clasificación:

    Danza de trenzar, se baila desde la antigüedad. Es una ronda en torno al mástil que en él sobrevive el recuerdo del árbol benefactor, en que se trenzan las cintas. Los bailarines no pueden enlazarse debido a que las cintas ocupan sus manos. Se emparienta con el Carnavalito, es una danza colectiva (de carácter religioso).

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/05/danza-de-las-cintas.html (allí, coreografía y más info)

  8. 9
    Mariela MRL Says:

    LA HUELLA

    Esta danza une el sentido señorial, cortesano, que se manifiesta en el motivo de tomarse las manos y en sus evoluciones elegantes, lentas y armoniosas, con cierto carácter picaresco que encontramos en la galanteria de sus figuras.

    Ventura Lynch la ha caracterizado con mucho acierto: “Su música es un quejido y un grito de alegria, un suspiro y una sonrisa, una lágrima y una carcajada”. Es una danza de pareja suelta, ya que los bailarines no se enlazan, sino sólo se toman en un momento de la misma, e independiente, puesto que hace sola sus figuras, sin combinarlas con las de otras parejas, aunque también puede ser bailada en cuarto, o sea de dos parejas; por su carácter es apicarada, ya que reúne, como hemos dicho, lo señorial y picaresco. En cuanto a la dispersión geográfica, es común identificarla por su estilo con la zona pampeana, donde se caracteriza por adquirir el ritmo más lento, pero fue conocida en casi todo el país, como dice Carlos Vega: “Se bailó desde La Pampa hasta Misiones y el Chaco, desde San Luis hasta Santiago y Tucumán, desde Mendoza hasta Salta y probablemente Jujuy”.

    Como especie coreográfica, pertenece al folklore histórico, puesto que ya no se baila, aunque está viva en el recuerdo de muchos ancianos, pero sí se registra el canto de sus coplas, especialmente en la región bonaerense. No hay muchos documentos que nos permitan rastrear sus comienzos, no fue anotada por los viajeros, y recién alrededor de 1880 la menciona Ventura Lynch. Para remontamos más atrás debemos recurrir a sus coplas que atestiguan su presencia -muy activa en las guerras civiles de nuestra patria- y la ubican aproximadamente desde 1830; una de las más difundidas es la riojana que hace referencia a la muerte de Quiroga ocurrida en 1835:

    A la huella, huella.
    Huella sin cesar,
    se murió Quiroga,
    nuestro general.

    A la misma época pertenece la siguiente variante de Entre Ríos, que nos muestra el sentimiento opuesto:

    A la huella, huella.
    Huella sin destino,
    ya murió Quiroga,
    traidor asesino.

    En el año 1900, en La Pampa, se recopiló, traída por un riojano, según testimonio de Isabel Aretz, la siguiente copla:

    A la huella, huella.
    patita i tero
    no le digas a naides
    que io te quiero.

    En esta época ingresó al circo porteño como expresión gauchesca y posteriormente al arte clásico, ya que sirvió de inspiración para obras cultas como las de Julián Aguirre, que incorpora el nombre de la danza al ambiente musical superior, comenzando a difundirse como proyección folklórica, con carácter artístico culto.

    Su vida en el ambiente rural, como danza folklórica, la podemos registrar durante casi un siglo desde 1830 hasta 1920.

    Desciende de los minués y gavotas del siglo XVIII, conservando ese carácter palaciego, pero modificada por la intención rural, picaresca, y desde la campaña de Buenos Aires donde se dio seguramente esta fusión cortesana-rural, se difundió a todo el país.

    Musicalmente está compuesta por 5 frases de 8 compases que totalizan 40 compases bailables precedidos por una introducción de 16. Las dos primeras frases llevan el canto de la copla; la tercera y cuarta, del estribillo, y la última es tarareada.

    La letra presenta la copla de seguidilla o de pie quebrado: 7 a 5 b 7 c 5 b (que sólo se canta para bailes), versos de 7 snabas que se alternan con otros de 5 que llevan generalmente rima asonante.

    Tomamos como ejemplo la siguiente, recogida por Juan Alfonso Carrizo bajo el número 3622 en su “Cancionero Popular de La Rioja”:

    Uno de los estribillos más tradicionales de esta danza es el siguiente:

    A la huella, huella
    dame la mano
    como se dan la pluma
    los escribanos.

    El instrumento más característico que acompaña su canto es la guitarra.

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/06/la-huella.html (allí, coreografía y más info)

  9. 10
    Mariela MRL Says:

    Firmeza

    Dentro de las danzas vivaces, la firmeza tiene caracteres propios, ya que en ella se desarrolla un juego pantomímico en correspondencia con la letra de! canto. Se la considera por ello mímica descriptiva y por eso siempre debe ir acompañada por el canto, pues en caso contrario, los movimientos de los bailarines se deslucen.

    Bailada desde mediados del siglo pasado en Buenos Aires y Montevideo, pasó hacia 1900 a formar parte del repertorio circense de Podestá como “baile nacional”, lo que produjo su difusión en las provincias del centro y oeste.

    Esta difusión parece haber sido todavía mayor, hasta alcanzar a todas las provincias, suposición fundamentada en la gran cantidad de tradiciones orales que se conservaron, algunas de ellas hasta la actualidad.

    Pero según parece, todas estas versiones proceden de una sola fuente escrita que es la de Lynch en 1883, y que fue la utilizada por el circo de Podestá.

    Esta danza tuvo por lo menos 2 variantes conocidas, y 3 nombres distintos que responden, como en otras danzas, a particularidades del texto.

    El nombre más antiguo y difundido es la firmeza, que aparece en la copla:

    Que me mandaste a decir
    que te amara con firmeza
    pero nadie está obligado
    a guardar correspondencia.

    Leído en: http://danzasfolkloricasargentinas1.blogspot.com.ar/2012/05/la-firmeza.html (allí, la coreografía y más info)

  10. 11
    Mariela MRL Says:

    Reglas de oro para bailar bien nuestras danzas

    (vía folkloredelnorte)

    Estas reglas son extraídas del Manual de Danzas Nativas de Pedro Berrutti con el debido permiso de Editorial Escolar

    1.- No hable Ud., ni con el compañero ni con los circunstantes; es antiestético, convierte al baile en acto mecánico y revela que se tiene poco interés en él. Además, todas las danzas tienen un argumento o un significado, y la charla lo anula o desnaturaliza.

    2.- Ponga su alma en el baile, siéntalo: no dance mecánicamente, fríamente, como un autómata, como quien hace gimnasia por obligación. Conozca bien no sólo la coreografía sino la naturaleza, el significado y hasta la historia de las danzas, para dar a cada una su propio estilo y juego pantomímico.

    3.- Respete siempre a su compañero, baile éste bien o … regular; en ningún caso lo menosprecie, lo rehuya o le escatime su mirada o su saludo – salvo cuando el argumento lo requiera, desde luego -. Atienda a él y al baile hasta el compás final, despreocupándose de los circunstantes y de cualquier otra cosa.

    4.- Mire y cumplimente siempre a su compañero, salvo cuando el argumento de la danza lo prohiba o la posición lo impida; sonríale en todo momento y salúdelo amablemente en toda oportunidad propicia. – Durante las mudanzas la dama debe mirar a menudo los ágiles pies de su compañero, que zapatea en su homenaje.

    5.- Si el compañero se equivoca, haga todo lo posible por salvar o disimular el error, evitando ponerlo en evidencia, nunca cometa la torpeza de burlarse de su pareja o abochornarla.

    6.- Respete el baile y su significado, ajustándose fielmente a la coreografía y a las figuras propias y tradicionales. No haga ni invente cosas raras, tratando de exhibirse o sobresalir, nunca desluzca un baile por querer lucirse Ud. Bailar con “estilo propio” no significa – ¡qué esperanza! – tener carta blanca para hacer cualquier modificación.

    7.- Procure desarrollar un estilo propio, pero respetando siempre las coreografías y la naturaleza de las danzas. Aténgase a los pequeños detalles de ejecución: forma de marchar, zapateando o no en ciertos momentos, largo de los pasos, según los diferentes tramos de las figuras, práctica u omisión de pausas y detenciones: zapateos, zarandeos característicos, etc.

    8.- El caballero debe ser galante y adaptarse al modo de bailar de la dama. Si, p.ej. ella hace en una danza las esquinas con giro final, el varón debe efectuarlas en igual forma.

    9.- Practique algunas pausas y detenciones para cumplimentar y saludar al compañero, por lo menos en el último compás de las vueltas, medias vueltas y esquinas y en el segundo de los giros, en éste marcando el compás.

    10.- Baile con sencillez y mesura, evitando caer en toda exageración, tanto en las mudanzas como en las demás figuras y movimientos. ¿Qué puede pensarse del caballero que, buscando aplausos, hace cabriolas acrobáticas y contorsiones deformantes en los zapateos, y de la dama que, por igual motivo, levanta y mueve espectacularmente sus polleras o efectúa zarandeos groseros?.

    11.- Observe bailar a los que saben – y a los que no saben también – y hágalo con atención, en forma crítica. Todos pueden enseñarle algo pero desde luego, trate de imitar lo bueno y de evitar lo inconveniente.

    12.- Varíe las mudanzas en los distintos tramos del zapateo y zarandeo de una misma parte de cada baile: no haga siempre las mismas. Si puede cámbielas en ambas partes: ¿puede Ud, caballero, por ej., lucir mudanzas distintas en cada uno de los 8 tramos de zapateo del triunfo?.

    13.- En los bailes de enlace el caballero debe procurar no avanzar siempre de frente, obligando a la dama a marchar de espaldas, es más galante que él lo haga en ésta última forma, permitiendo así a su compañera avanzar de frente.

    14.- Baile mentalmente tanto como pueda. Aprenda la coreografía y trate de conocer la música y letra de la danza y luego deje jugar a su imaginación para hacerla más pintoresca.

    15.- No observe sus pies al bailar, lo hace aparecer improvisado. En lo posible observe a su compañero.

    Leídas en: http://www.folkloredelnorte.com.ar/reglas.htm

  11. 13
    Mariela MRL Says:

    Vocabulario de canciones y danzas (vía folkloredelnorte)

    [A]

    Aire: composición musical que conserva el carácter y el espíritu de la especie que le sirve de modelo, pero sin ajustarse estrictamente el numero de compases o a la coreografía de la que lo inspiró. Así se dice: aire de chacarera, aire de gato, aire de milonga. El plural, aires, denominación de una antigua danza criolla de pareja suelta, particularmente practicada en las regiones de la pampa húmeda. El galán iniciaba la danza recitando: me enamoré del aire, y en el aire me quedé, y como el amor es aire, del aire me enamoré…

    [B]

    Baguala: canción habitualmente dramática, propia del noroeste argentino. La línea melódica esta formada por notas graves y agudas a las cuales se pasa sin transición. Se acompaña con golpes de guastana (palillo forrado en su extremo con un trapo) con la que se percute el parche de la caja o tamborcillo.
    Puede cantarse individualmente o al unísono, con voz grave (por grueso) o aguda (por delgadito).
    La música de la Baguala se produce solo en tres notas ordenadas en escala fija. (Carlos vega).

    Bailecito: danza argentina en 2 tiempos y movimiento ágil. Tiene posible origen peruano.
    Rozando lo picaresco, suele ser sentimental. Primitivamente era danza colectiva de parejas sueltas. Es un baile alegre. Parece que jugaran a encontrarse y desencontrarse, para terminar en alegre ronda. (Antonio cisneros lugones).
    Como música el Bailecito norteño se compone de dos períodos de cuatro frases: el primero repetido, sirve también de final. Las melodías del Bailecito son siempre binarias (Isabel aretz).

    Balada: primitivamente, canción simple, narrativa, destinada al baile, para una sola voz. Su carácter fue cambiando y hoy en la actualidad, se la designa a la canción de estilo romántico o sentimental.

    [C]

    Canción: denominación general que se da a composiciones cantables que no tienen otra denominación, según su especie o subespecie.

    Canción litoraleña: denominación que se dio hacia 1960 a canciones argentinas libres, propias del litoral mesopotámico argentino, próximas al carácter de la polca correntina.

    Canción porteña: denominación de Juan de dios filiberto dio a la composición que denominó caminito. Aunque suele interpretarse como tango, participa del carácter de vidalita y de cierta música pampeana. Carácter que persiste en muchas de las obras del mencionado autor.

    Canción sureña: canción lírica, propia de la pampa húmeda (parte de la provincia de buenos aires, sur de entre ríos, y de la provincia de santa fe), la que por no ajustarse estrictamente a determinadas formas tradicionales(milonga, vidalita)y desarrollarse con cierta libertad, se le da la clasificación general de canción sureña.

    Carnavalito: es característico del noroeste y norte argentino, y en especial de Jujuy. Primitivamente constituía una danza colectiva. Puede ser cantada. Su música adecuada es el huaino peruano. El paso del Carnavalito, expresa Carlos vega es sencillo, se trata de un trotecito regular y ágil.en algunos tramos puede hacerse sobre el pie que se asienta. Felix coluccio anota: es pareja suelta, pero se baila formando conjuntos. Los bailarines llevan aveces una ramita de albahaca o unas espigas de maíz, elementos propiciatorios de una buena cosecha. Rodolfo Arizaga la define como danza argentina en compás de 6/8y de movimiento animado. Es de procedencia coya y se baila actualmente en el noroeste argentino…

    Cielito: llamado también cielo. Danza de pareja suelta de carácter grave, como el minué. Se la tiene por deriva de la contradanza. Ventura Linch (1883) la describe así: el cielo es un baile en cuanto. Se colocan pareja frente a frente, canta el guitarrero, todos valsan. Al terminar la segunda copla, hacen la reja. La reja consiste en dar vuelta por el lugar que ocupan los demás sin abandonar la mano de su compañera. Luego siguen valsando, pero en forma de cadena. Una copla expresa: cielo, cielo que si/ Cielito de tres por ocho/ que se empezó a desgranar/ lo mismo que maíz morocho.

    El compás queda indicado. La letra con la que se lo acompaño fue se lo acompañó fue primitivamente lírica, pero luego adquirió carácter patriótico o político, como en los famosos Cielitos de Bartolomé Hidalgo (1788-1822). Escritos en coplas octosilábicas de indeterminado numero de estrofas, están llenos de sorna, gracia y llevando espíritu popular.

    Cifra: acompañamiento musical que habitualmente se une al canto de improvisación de los payadores de contrapunto de los payadores de contrapunto. La cifra – expresa el musicólogo Carlos vega, se presenta como una entonación de estrofas interrumpidas por interludios breves. Una serie de acordes rasgueados hace las veces de preludio. Concluidos uno a dos versos, irrumpe de nuevo el rasgueo. Su música tiene como introducción un ritmo de malambo o de triunfo. las estrofas están compuestas de cualquier número de versos igual a los empleados por el contrario. La cifra no tiene fin, es decir que era necesario que uno de los payadores se diera por vencido para que ella se acabase (Félix Coluccio). Su comienzo tiene algo de clarinada, jocundo y alto, distinto del tono melancólico de la vidalita o el triste. Su compás es de ¾ o 6/8.

    Cueca: danza de pareja suelta, de carácter picaresco, conocida también como zamba – cueca o zamba, kueca.. Es de movimiento vivaz, mas alegre que la zamba y tan dinámica como el gato. Se entiende que deriva de la zamacueca peruana, la cual al pasar por chile, se desglosó en cueca, que quedó en chile y en cuyo, y en la zamba, que ganó el norte argentino. El autor chileno Roco del Campo da la siguiente descripción de esta danza: “en medio de la pista, las parejas están alertas para bailar. Las guitarras inician un rápido preludio. No puede faltar. Pero la danza solo empieza cuando comienza el canto. El galán emprende entonces la conquista simbólica de la mujer. El bailarín finge acometer con vehemencia a la dama, que esquiva el requerimiento. Los bailarines cambian el semicírculo… prestamente la pareja recupera su primitiva ubicación. Realiza este movimiento después de un a vuelta circular en que hombre y mujer se dan la espalda por breve instante, para quedar otra vez frente a frente…”

    [CH]

    Chacarera: danza de pareja suelta, en compás de ¾, de carácter picaresco.

    Chacarera doble: se caracteriza por la repetición de algunas figuras.

    Chacarera trunca: tipo especial de chacarera, propio de la región santiagueña de Salavina. Su melodía se resuelve en el ultimo compás del tercer tiempo. Ello provoca en la melodía una fuerte síncopa, una forma quebrada que promete una especie de interrupción. Cantada, la chacarera trunca agrega tres sílabas al verso de la chacarera común. Si se expresara: váyase de aquí…! la chacarera trunca podría expresar… váyase de aquí… caramba!

    Indicando una pausa o síncopa luego de la palabra aquí.

    Chamamé: composición musical en compás de ¾ o 6/8 que, sin tener estrictamente carácter folklórico, puede decirse que en algunas composiciones se ha folklorizado, alcanzando el anonimato de los autores. Tiene especial difusión en corrientes, chaco, Formosa, misiones y chaco correntino. Reconoce cierto parentesco con la polca correntina. Se trata de una especie que admite subespecies, de modo que se puede bailar valseado, tangueadito, etc. Con mayor o menor vivacidad. Su difusión ha ganado la capital federal y aun el exterior, por su personalidad y gracia. Su letra encara temas amorosos, pero también los de cierta denuncia social, como los que reflejan la penuria del canoero o el jangadero o el drama de las inundaciones, que deja a las gentes de los pueblos ribereños sin hogar y despojados del mínimo ajuar de su casa.

    Chamarrita: composición musical particularmente popularizada en entre ríos y en parte de Corrientes. Parece mostrar cierto ingrediente afro y un evidente parentesco rítmico con la milonga. El musicólogo brasileño Renato Almenida considera que es original de las islas azores, donde conserva el nombre de chamarrita. En brasil es conocida como chimirrita, en su doble condición de danza y canto. Jesús López flores anota el antecedente de la zamarra, danza de baile enlazado, semejante a la milonga. Vicente Rossi (cosas de negros) la denomina simarrita y admite el ingrediente afro en su estructura musical.

    Chaya: vidala de ritmo especialmente vivaz, que se canta en carnaval, especialmente en la Rioja. La voz chaya designa según Jorge lira, la acción de llegar. Samuel Lafone Quevedo expresa que chayac significa el que llega, aludiendo a la llegada del carnaval, personificado en el pujllay, muñeco grotesco adornado con los atributos de la prosperidad y fortuna, que es enterrado cuando la festividad termina.

    [D]

    Décima: denominación con que se suele conocerse también el estilo, por cantarse habitualmente en la forma estrófica de la décima.

    [E]

    Estilo: canción lírica, tradicional o folklórica, propia de la región de la pampa húmeda, de letra habitualmente sentimental y aún lamentatoria o patética. Consta de dos secciones: la primera lenta, en compás de ¾ o 6/8. Carlos vega expresa que el estilo pertenece a la familia del triste. Son famosos estilos como el que introdujo Eduardo Gutiérrez de Juan Moreira, con letra de su hermano, el médico y poeta Ricardo Gutiérrez, el estilo de Pablo Podestá, en la piedra de escándalo (1902), en la obra teatral de martín coronado.

    [G]

    Galopa: adaptación de la polca paraguaya, en compás de 4c/4. Es denominada también polca galop. En asunción (Paraguay) se baila especialmente en la festividad de san Blas. Las galoperas danzan, los pies desnudos, portando sobre sus cabezas botellas que les son sucesivamente colocadas, a veces hasta el número de seis o más, y que conservan mientras danzan, agachándose para facilitar la colocación, sin perder el equilibrio de ellas.

    Gato: danza folclórica argentina, la más simple y ágil. Picaresca, de pareja suelta. Es conocida con el nombre de mis mis… y perdiz.

    Guarania: composición musical no folclórica, de gran vuelo lírico, creada por el músico paraguayo José asunción flores, que ha encontrado seguidores, por partir de elementos folklóricos de su país, debe considerarse de proyección folklórica. Es de melodía y formas estróficas libres.

    [H]

    Habanera: composición musical en compás de 2/4, de aire lento y sensual, originado en la contradanza europea, a la cual los negros antillanos dieron carácter lánguido y sentimental, con lo que originaron una nueva especie. Tuvo señalada participación en el origen musical del tango.

    Huayno: canción folclórica y danza de origen peruano, en compás de 2/4. El musicólogo otto mayer-serra, que escribe huayño lo caracteriza así: de tono menor de tipo melancólico, pentafónico y frecuentemente sincopado. Consta de tres partes, cuya extensión varía mucho. Es de ritmo binario (2/4; 6/8). En la tercera parte, la melodía suele pasar a los bajos, mientras que las voces agudas(instrumentos de madera) marcan un constante movimiento de semicorcheas… es baile y canción, muy popular en Bolivia y perú, también conocido en el norte argentino.

    Huella: danza y canción argentina en compás de 6/8y dos secciones: una alegre y otra moderada. Se bailó durante todo el siglo XIX, tanto en la llanura como en la montaña.

    Sus coplas hacían referencia directas a los acontecimientos de la época. Danza campesina de pareja suelta . el musicólogo Carlos vega anota, que la huella es una danza apicarada, porque incluye un pasaje en que los danzantes se dan la mano y la mujer pasa bajo el brazo del compañero. Ventura Lynch agrega: las cuerdas de la guitarra vibran al compás del 6/8, en un tiempo entre el allegro y danzante. En el texto, era ineludible repetir la palabra huella. La copla suele alternar el verso eptasílabo con el pentasílabo: a la huella, a la huella, / dénse la manos, / como se dan la pluma, / los escribanos.

    [L]

    Loncomeo:(del mapuche, lonco (cabeza) y meu (aquí bajar). Composición musical basada en los rústicos ritmos mapuches (araucanos) del suroeste cordillerano, particularmente Neuquen, a partir de sonidos del kultrún (membranófono o caja de un solo parche y forma semiesférica) y la trutruka (cuerno a modo de bocina semejante al erke), instrumentos ambos ejecutados en ceremonias rituales o religiosas. como danza, el loncomeo se baila principalmente con movimientos de cabeza.

    Consiste en correr saltar, agacharse, erguirse, imitar a los animales con movimientos grotescos, sacudiendo fuertemente la cabeza. Se baila entre varios. El que resista mas tiempo será el vencedor. Los bailarines tocan su cabeza con pintorescas vinchas, tejidas por sus mujeres.

    [M]

    Marcha: composición musical, con letra o sin ella, de distinto carácter, según su destino. De ritmo enérgico y marcial, cuando se trata de marchas militares, destinadas a mantener el fervor de la tropa o a regular el paso del desfile. Solemne y de amplio vuelo si se trata de marchas fúnebres, mas lentas y adaptadas al paso del cortejo.

    Milonga Pampeana o Campera o Sureña: especie lírica cantable, característica de las regiones de la pampa húmeda (provincia de Bs. As., sur de Entre Ríos, y Sur de Santa Fé).

    El musicólogo Carlos Vega expresa: rítmicamente la base de la milonga es el pie binario. No las de pie ternario. Las formas de pie, contando el pie normal (dos corcheas) no son mas que cinco y la contracción (una negra)
    El aludido musicólogo distingue entre milonguita, milonga como melodía vocal o instrumental y milonga como danza.
    La milonguita es algo reiterativa y algo monótona.
    La milonga como danza es mas vivaz y acelerada que el tango.

    [P]

    Polca Paraguaya: adaptación de la polca europea, en rápido compás de ¾. En el Paraguay es designada polca galopa, o galopa.

    [R]

    Ranchera: danza argentina no folklórica, de pareja suelta e independiente, prácticamente es una adaptación de la mazurca, danza polaca en tres tiempos, cuyo acento fuerte cae en el ultimo tiempo del compás.

    Rasguido Doble: composición musical (danza y canción) en compás de 2/4, un tanto semejante a la milonga o a la habanera. Se le advierte cierto ingrediente afro. Ejemplo: puente pexoa.

    [T]

    Takirari o taquirari: el musicólogo Otto Mayer Serra expresa: canción del oriente boliviano, su forma musical consta de una introducción y tres partes, la última semejante a la tercera parte del carnavalito, su ritmo de 2/4 es de tipo de la habanera.

    Tonada: canción especialmente característica de cuyo ( provincias de Mendoza, San Juan y San Luis), también popular de Chile. Su tema es casi siempre amoroso. En cuanto a su texto literario, Alberto Rodríguez expresa: hay tonadas de cuartetas, quintilla, sextilla, octavilla y décima. Respecto a su carácter musical, el folklorólogo puntualiza: generalmente todas se inician con un alegre nervioso. Complementadas las frases musicales con el espíritu de las letras, se matizan con nuevos interludios, hasta elaborar una segunda frase, donde empieza un ritmo un poco mas alegre, hasta caer nuevamente en la nota quejumbrosa, en la que expresa todas las inquietudes y sinsabores que animan al cantor.

    La tonada según el musicólogo Carlos Vega, se suele añadir al final, con independencia de la forma una estrofilla, genéricamente una cuarteta, en que el poeta o ejecutante dedican la canción a uno de sus oyentes. Se llama cogollo, ejemplo: señora doña fulana / por bonita y obsequiosa / le dedico este cogollo / por ser pimpollo de rosa.

    Triste: canción melancólica, patética, sentimental y aun dolorosa, muy difundida en Chile, Perú, y noroeste argentino y aun en el siglo pasado y principios del siglo XX, en gran parte de nuestro país, en buenos aires y en la región pampeana. El musicólogo Carlos Vega expresa: ninguna canción sudamericana tuvo jamás la originalidad, la belleza y la aceptación del triste.

    En cuanto a su música, indica construye períodos de 3 a 6 frases de igual o diferente medida: de manera que aun cuando son pocas las formulas de pie que utiliza, su melodía es rica por variedad.

    Triunfo: danza en dos tiempos, de movimientos muy vivaz, emparentada con el gato. Se la da como originada en el entusiasmo despertado por el triunfo de las armas patriotas en la lucha por nuestra independencia. Es danza de pareja suelta, que no evoluciona independientemente, sino en armonía y colaboración con las otras parejas. La pareja, pues se considera independiente. La letra con que se canta es también, habitualmente, de tema patriótico. Durante la danza, era común antaño que la danza llevara un pañuelo celeste y el bailarín uno blanco. Al finalizar el baile, ambos elevaban los pañuelos, que se entrelazan en lo alto al grito de viva la patria, coreado por los presentes.

    [V]

    Vals criollo: ambientación simplificada del vals vienes, por lo general se le agrega una letra nostálgica, sentimental o amatoria. Una danza canción del folklore argentino, el cielito expresaba Sebastián Piana, puede ser considerada un vals . desde allá por 1840, el vals se baila ya entre nosotros. El vals vienes se transformó en Francia en vals canción, con movimiento mas pausado y melodía romántica e insinuante. El primitivo vals de pareja suelta se convirtió con el tiempo en vals, de pareja enlazada.

    Un manual argentino de la época 1980, expresa que el vals se baila sobre un compás de tres tiempos ¾, se compone de dos series de tres pasos; cada serie representa un compás de música… el sentido normal es girando de izquierda a derecha. Juan Bautista Alberdi compuso entre nosotros interesantes valses. Muy populares fueron en su tiempo los compuestos por Hilarión Moreno, que firmaba con el seudónimo de Ramenti, (revés de mentira).

    Vals peruano: adaptación del vals vienes, caracterizada por una fuerte síncopa y su sensualidad melódica. En el Perú lo denominan valsa. Luis Alberto Sánchez expresa: se importa el vals vienes, lánguido y solemne, pero se le impregna de picardía y se lo exorna con raro atuendo criollo. Será un vals mas apresurado y con isócronos taconazos al suelo, como para llamar la atención… protocolo, ceremonia y exhibicionismo. Un poco de cafrería. Otro poco de belicosidad.

    Vidala: la vidala es una de la mas bellas canciones argentinas y la mas rica en artificios de estructuras. Es una canción exclusivamente argentina, tanto por su estructuras musicales como por las poéticas. Responden a varios grupos de melodías. Pero la característica mas constante de estos cantos es el acoplamiento de terceras paralelas ( excepto en las vidalas tetrafónicas y pentatónicas) que obligan a la voz superior a terminar en la tercera del tono, mientras la voz inferior aborda la tónica, que cae casi sin excepciones al modo menor. (Isabel Aretz)

    En Catamarca, según Carlos Villafuerte, la vidala es la canción mas auténtica de la gente del pueblo. Se acostumbra cantarla en las fiestas o cuando se realiza algún trabajo. Cuando se hallan de fiesta, hombres y mujeres forman un circulo colocándose alternados y echándose los brazos al cuello. En el centro del círculo se coloca el que toca el tambor para acompañar el canto. A éste se lo llama cajero. Uno de la rueda dice una copla y todos la cantan balanceando el cuerpo al compás del tambor. A este balanceo se lo llama chulanchar. Después de cantar los versos agregan un estribillo. Así continúan hasta que todos hayan echado su copla, que se canta con el mismo estribillo.

    Vidalita: canción lírica de variado ritmo cuya denominación del quichua significa mi vidita, las vidalitas expresa Carlos Vega, son pequeñas canciones de carácter variado y diferente velocidad. A veces son tiernas endechadas; a veces alegres y movidos cantos de carnaval. Primitivamente , su área parece solo haberse extendido hacia el este desde Jujuy hasta San Juan, y desde el norte a Tucumán; pero el movimiento tradicionalista argentino y el muy andariego circo criollo la difundieron por casi todo el país, y la hicieron particularmente popular en buenos aires, hacia fin de siglo. Su forma poética no es uniforme, pero la habitual es la de la cuarteta en la cual se intercala la palabra vidalita entre el primero y segundo verso y entre el tercero y el cuarto, del modo siguiente: los días mas bellos /vidalita / tienen su hora amarga/ y hasta en la agonía / vidalita / luce la esperanza.

    No debe ser confundida con la vidala. La vidalita suele ser mas lenta que la vidala, aunque se crea lo contrario, no obstante algunas vivaces y un tanto superficiales. La vidala denuncia un sentimiento mas hondo, trágico a veces.
    Villancico: canción popular primitivamente profana, pero que ha quedado con exclusividad para cantar el nacimiento del niño Jesús.

    Yaraví: canción popular argentina, de procedencia incaica. En compás de 3/4 , extiende su zona de influencia desde ecuador al norte argentino, su melodía es lenta y triste. (Rodolfo Arizaga).

    Félix Coluccio expresa: puede ser confundido con el triste, como ocurre en Perú, donde se tienen por sinónimos. El yaraví incaico, puede distinguirse porque se construye casi siempre en escala pentatónica y porque modula en forma primaria del tono a su relativo. El yaraví incaico de antes de la conquista usaba pies binarios; hoy admite también ternarios.

    Carlos vega explica que la única diferencia perceptible entre el yaraví y el triste se da, en que el primero es mas sintético, mas dramático mas denso y mas libre.
    Los textos poéticos suelen ser muy variados y hasta extravagantes. Un ejemplo, ya mi triste desventura / no deja / esperanza de tener / alivio / y el buscarlo sólo sirve de darme / el tormento de mirarlo / perdido.

    Leído en: http://www.folkloredelnorte.com.ar/danzas/vocdanzas.htm


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: