Normas de urbanidad: El Apretón de manos y el Abrazo

De un viejo libro…

“El apretón de manos es una muestra de afecto o de interés, que implica más familiaridad que deferencia; debe ser franco y sin sacudida.

En la forma de dar o retener la mano, hay un sinnúmero de diferencias muy finas que expresan ya la bondadosa protección, ya la cortesía, o el respeto, ya el afecto, o una mezcla de estos varios sentimientos.

Saludo-net

Al estrechar la mano a una señora o a un superior, debe hacerse una venia en señal de respeto, y no apretarla ni sacudirla cual se hiciera con un compañero.

Hay personas que dan la mano sin apretarla ; otras, que no son más cultas que las anteriores, no presentan más que uno o dos dedos. Estos modales fríos y reservados manifiestan generalmente naturalezas egoístas y orgullosas.

Es molesto y ridículo el retener mucho tiempo una mano en la propia.

Nunca presenta primero un joven bien educado la mano a una señora, a un superior o a un extraño a quien se encuentra por vez primera, a menos que éste no sea amigo de uno de sus amigos.

Abrazo-garfield

 

Antes de una prolongada ausencia y después de ella, como también en algunas circunstancias especiales, los parientes y amigos íntimos se abrazan en vez de estrecharse la mano. Este testimonio de afecto no se debe dar nunca en público, a no ser a la despedida o a la llegada de un largo viaje.

Cuando se da un abrazo, es necesario hacerlo franca y diestramente. Puede considerarse como un arte el abrazarse y dejarse abrazar como conviene.

… Al mismo tiempo que se saluda, que se da la mano o un abrazo, se dirigen algunas palabras corteses…”

Fuente: “Manual de Urbanidad”, por H.E.C., Nueva Edición Refundida, Librería de José Moly, Buenos Aires.

Posts relacionados: Todos los de la categoría Urbanidad

PD: Claro que los saludos no son los mismos en las diversas culturas…

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

4 opiniones en “Normas de urbanidad: El Apretón de manos y el Abrazo”

  1. Desde La Gaceta Histórica:

    «Manual del perfecto saludador

    Compartimos aquí un simpático artículo publicado en la revista Caras y Caretas a principios del siglo XX, que en clave de humor, se mofaba de los manuales y tratados de urbanidad. Así, ofrecía a la consideración más distinguida y alta un manual del perfecto saludador.

    Si lo considerase prudente, escribiría un “Tratado completo de urbanidad al alcance de todas las inteligencias, con más de trescientas páginas de texto, un apéndice final, el retrato del autor y catorce láminas en colores”, pero me parece que todo tratado de urbanidad es completamente inútil, fuera de que su lectura haría ruborizar a muchas personas y a otras más. En cambio un “manual del perfecto saludador” es tan útil que me admiro sobremanera de que haya pensado en escribirlo: por lo cual lo recomiendo a la consideración más distinguida y alta de todos ustedes. En él se explican gráfico-geométrico-literario rápidamente los seis saludos principales del globo y basta consultarles con detención en el momento de saludar, para que el saludo caiga como una grandísima pedrada en el ojo del boticario.

    Pero –para hacer uso de una expresión digna de un manual- entremos en la materia.

    La circunferencia, según la mayoría de las opiniones, tiene 360°, 180° por detrás y 180° por delante. Los grados de la parte posterior son bajo cero. Los de la parte anterior son grados positivos hasta la saciedad.

    Ahora bien, el saludo humano, como el calor y el frío, y como la jerarquía masónica, pero principalmente como el calor y el frío se mide por grados. Cuanto más importante es la persona a quien se saluda, más grados se le dedican y si es preciso se hiciera a los 180° que es el límite máximo.

    El saludo de 180° debe reservarse para el presidente de la República, aunque sea interino, pues entonces también son interinos los 180°.

    A los patrones y a las personas que vienen a pagar cuentas se los saluda con 135°, lo mismo de día que de noche, para que se hagan cargo de que se les tiene respeto.

    A las señoras se las respeta bastante con 90° o el equivalente en moneda legal que fijó la policía. Cuando se trata de una persona simplemente respetable que se confronta con 45°, si es el sexo masculino; si el femenino ya sabemos que 90° o la multa. No siendo del uno ni del otro, el saludo convencional.

    Para los subalternos, cero al cuociente. Demasiado se hace con tocar el ala del sombrero. Estos cinco saludos están calculados para hombres, y deben hacerse con sombrero, aunque también se puede graduar el saludo que se hace con un movimiento de cabeza. El saludo con el pañuelo es de más difícil graduación, por lo embrollado, y lo prudente sería, cuando se recurre a él, relacionar la categoría de la persona saludada con el tamaño del lienzo. Según esto al Presidente hay que saludarlo con una sábana, a las señoras con media sábana y a los subalternos con cero sábana.

    El sexto saludo es de 45° bajo cero, y se lo emplea para las majestades caídas y para los exgobernadores. En este caso no entran ni el sombrero, ni el pañuelo, ni la cabeza. Basta aportar con la mano, por encima del hombro, a los 45° bajo cero y decir una cuchafleta de mal gusto.

    Lo lozano de 90°, 135° y 180° bajo cero no figuran en el mapa, y es muy lógico que sea así, porque habría que hacerlo con los pies, dando patadas. Probablemente existen en los manuales de urbanidad de los caballos, pero ni los autores más modernos los indican como de nuestra especie. Creo que están en un error: Y diría porque a no impedírmelo la solidaridad humana.»

    Marcos Humo
    Fuente: http://www.elhistoriador.com.ar
    Fuente: Revista Caras y Caretas, N° 439, 2 de marzo de 1907, pág. 62.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: