La historia de los seis sabios y el elefante

Otra versión, en un manual para estudiantes…

“El siguiente poema escrito por Godfrey Saxe (1816–1887) nos muestra el papel que pueden jugar los sentidos en la apreciación de la realidad circundante:

Había seis sabios en Indostán
que fueron a ver un elefante
a pesar de que todos ellos eran ciegos.
El primer sabio se acercó al elefante,
tropezó contra uno de sus lados, anchos y macizos,
y dijo: “Este elefante se parece a una pared”.
El sgundo sabio tocó el colmillo y dijo:
“Que es esto tan suave, tan redondo y tan afilado?
Este elefante seguramente es una espada”.
El tercer sabio se acercó al elefante,
tocó la trompa con sus manos y dijo:
“Este elefante es una víbora”.
El cuarto sabio estiró la mano, tocó la rodilla
y dijo: “Está clarísimo que este elefante es un árbol”.
El quinto sabio tocó la oreja y dijo:
“Hasta el hombre más ciego se da cuenta de que
esta maravilla de elefante se parece a un abanico”.
El sexto sabio agarró la cola y dijo:
“No cabe duda: este elefante es una soga”.

Así fue como los seis sabios de Indostán
discutieron durante largo rato.
Cada uno defendía su opinión y si bien
cada uno tenía un poco de razón,
todos ellos estaban muy equivocados.”

Post relacionado: La historia de los seis ciegos y el elefante (versión CasaAsia)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: