En polvo te convertirás

A todos nos llega un momento en el que tenemos que pensar y decidir sobre estas cosas…

Ni cremación, ni entierro: disolución
Laura Plitt – BBC Mundo, Medio Ambiente

Cenizas“El método se emplea comúnmente para deshacerse de los cadáveres de animales enfermos.

A simple vista puede confundirse con una lavadora industrial, una secadora o incluso con una suerte de tomógrafo.

Pero en realidad, este aparato diseñado en Escocia es un dispositivo que -según sus creadores- permite deshacerse de los restos humanos de una forma más ecológica que la cremación o el entierro.

La técnica, conocida en inglés como Resomation, imita el proceso de hidrólisis alcalina que ocurre naturalmente cuando un cuerpo se descompone. Sólo que este caso, la descomposición que normalmente ocurre en un lapso de hasta 20 años, se produce silenciosamente en cuestión de dos o tres horas.

«Nosotros sumergimos el cuerpo en una solución de agua con hidróxido de potasio y lo sometemos a un temperatura de 180ºC», le explicó a BBC Mundo Sandy Sullivan, una de las personas detrás de esta iniciativa.

En principio, tiene el beneficio de que no requiere espacio. Y en comparación con los métodos de cremación tradicional, tiene una huella de carbono mucho menor ya que utiliza ocho veces menos energía

Como resultado se obtiene una pila de cenizas, similares a las que produce la cremación.

Las ventajas ecológicas, según Sullivan, son múltiples.

«Además no produce emisiones de dioxinas ni de mercurio dado que, al final del proceso, las amalgamas de la dentadura pueden recuperarse».

Caderas postizas, como nuevas

El cuerpo se envuelve en una funda de seda (también puede ser lana o cuero) y se coloca dentro de un ataúd de madera para trasladarlo al aparato.

Ceniza02Después del proceso se obtiene una pila de cenizas blancas.

Como la madera no puede ser sometida al proceso de hidrólisis alcalina, el cajón se recicla para el próximo cuerpo.

Otra ventaja adicional, señala Sullivan, es que el método de descomposición acelerado permite reciclar cualquier implante médico que contenga el organismo.

«Después del proceso, los implantes como las articulaciones de cadera o rodilla, por ejemplo, quedan en condiciones impecables. Pueden volverse a utilizar y beneficiar a muchas personas que no pueden acceder a estos tratamiento médicos por falta de dinero», explicó Sullivan.

En cuanto a su costo, el inventor escocés señala que es muy similar al de la cremación, a la que también se parece en cuanto a la forma de la ceremonia.

Solución amable, económica y verde

El método no es completamente nuevo. Fue desarrollado en el pasado para deshacerse de los cadáveres de animales afectados por enfermedades como la aftosa o el mal conocido popularmente como la enfermedad de las «vacas locas».

Sullivan confía en que el Parlamento apruebe el método en Escocia.

Lo que Sullivan hizo fue transformarlo en un proceso específico para lidiar con el cuerpo de seres humanos.

Actualmente está aprobado en cinco estados de Estados Unidos (Florida, Colorado, Maine, Minnesota y Oregon) y en Toronto, Canadá.

Sullivan espera que para fines de abril el Parlamento Escocés -que está considerando el tema en estos días- apruebe su utilización en Escocia.

«Desafortunadamente no hay una forma linda para irse de este mundo», dijo Sullivan.

«Creo que al menos este método ofrece una solución compasiva, amable, rápida, económica y además, no contaminante con el medio ambiente», concluyó el inventor escocés.”

Leído en: BBCMundo-Ciencia y Tecnología  Más: En Bélgica ya no tienen lugar para sus muertos

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

4 opiniones en “En polvo te convertirás”

  1. BBC retomó el tema en 2014:

    Ciencia – BBC Mundo, @bbc_ciencia – 13 marzo 2014

    ¿Cómo irse de este mundo de forma más ecológica?

    Un baño químico caliente que disuelve el cuerpo o una inmersión helada que lo desintegra.

    Se llaman «resomación» y «promesión», respectivamente, y las dos promenten métodos menos contaminantes que la cremación para disponer de los restos tras la muerte.

    Son los nuevos competidores más ecológicos de la incineración en hornos crematorios, que comenzó a popularizarse en el mundo en la segunda mitad del siglo XIX cuando se fue agotando el espacio en los cementerios.

    «Creo que, cuando somos 7.000 millones de personas en el planeta, realmente tenemos que fijarnos en no dañar el medio ambiente con todos los cadáveres. El 1% de la población muere cada año en tiempos de paz, y debemos llegar a una solución muy sensata que también obedezca las reglas biológicas que debemos respetar», le dice a la BBC Susanne Wiigh-Mäsak, la bióloga sueca que ideó la promesión.

    Por su parte, Sandy Sullivan, desarrollador escocés de la resomación, afirma que su método utiliza la octava parte de la energía que se emplea para la cremación y reduce las emisiones de carbono en un 35%.

    Disolución química

    Tal como le explica Sullivan a Tom Heap, periodista de la BBC, «en el proceso funerario no hay ninguna diferencia entre un funeral de cremación estándar y uno basado en la resomación».

    Lo diferente es lo que ocurre cuando el fallecido ya está fuera de la vista. Entonces se saca el cuerpo del cajón de madera, que puede reciclarse.

    Resomation
    En el «resomador» se disuelve el cuerpo a través de hidrólisis alcalina.

    «Se mete en una cápsula de resomación», detalla Sullivan, «y en lugar de fuego, utilizamos agua y una sustancia con base alcalina, es alrededor de 95% agua a alta presión y alta temperatura, y esto químicamente reduce el cuerpo a cenizas, y esa ceniza pura y blanca al final de proceso se devuelve a los familiares como se hace en la incineración».

    «Usamos un proceso conocido como hidrólisis alcalina, nosotros creamos esa hidrólisis alcalina usando un químico llamado hidróxido de potasio a alta temperatura», precisa el bioquímico.

    Lo interesante es que la hidrólisis alcalina forma gran parte del proceso natural de descomposición de un cuerpo, sólo que en lugar de tomar años, en este caso ocurre en pocas horas.

    «Nosotros hacemos lo mismo de forma diferente y en un proceso mucho más rápido y limpio».

    Además, apunta Sullivan, la resomación permite recuperar amalgamas dentales -por eso no produce emisiones de mercurio- y reciclar implantes.

    Aunque aún no está regulado su uso en Reino Unido, ya hay varios estados de EE.UU. -entre los que se encuentran Florida, Colorado, Maine, Minnesota y Oregon- en los que la resomación es legal.

    Un baño helado y un sacudón

    Desde Suecia, la bióloga marina Susanne Wiigh-Mäsak creó otra técnica que, al igual que la resomación, busca imitar el modo en que la naturaleza se deshace de los cadáveres.

    «Cuando un ser humano moría y éramos muy pocos en el planeta, quedaba en el suelo y después de algunas horas, como nuestros cuerpos son tan grandes, comienza un proceso de putrefacción, y esa señal llega a los carnívoros y animales salvajes que están allí para desmembrarlo en pedazos más pequeños y de cierta forma preparar los restos para que vuelvan a la tierra», le explica a la BBC Wiigh-Mäsak.

    Susanne Wiigh-Mäsak propone funerales ecológicos.

    «Y eso es lo que yo imito. En lugar de utilizar los animales, que ya no es aceptable en nuestra sociedad, creé una solución técnica».

    «Se congela el cuerpo en el hospital o en el ‘prometorio’, entonces pasa al equipo técnico que se llama ‘promesor’ y allí se separan el ataúd y el cuerpo».

    El ataúd se transforma en leña, y el cuerpo es expuesto a nitrógeno líquido. Eso hace que el cuerpo se vuelva quebradizo, y con la combinación de una corta vibración muy especial, en un minuto el cuerpo cae desintegrado en pedazos».

    Algo así, admite la bióloga, como lo que le ocurre a la máquina T-100 en la película Terminator 2.

    Según este proceso, luego se introduce ese polvo orgánico resultante en una cámara de vacío para evaporar el agua.

    Una vez seco, lo siguiente es pasar por un separador de metales para apartar cualquier resto quirúrgico o de mercurio.

    «Y eso será lo que se entierre», dice Wiigh-Mäsak, quien propone hacerlo en un cajón biodegradable fabricado con almidón de maíz.

    Después de entre seis y 12 meses, el féretro y su contenido se convierten en tierra orgánica.

    «No deja ningún residuo en el aire, ninguna contaminación en el agua subterránea, ninguna emisión peligrosa en la atmósfera».

    Wiigh-Mäsak espera que su idea, que está en una fase avanzada de desarrollo, sea una realidad viable en alrededor de un año.

    No es extraño, pues que mientras muchos piensan cómo llevar una vida más amable con el medio ambiente, hay quienes se ocupan de desarrollar opciones más ecológicas también para la muerte.

    https://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/03/140313_ciencia_verde_alternativas_cremacion_promesion_resomacion_np

    Síganos en Twitter @bbc_ciencia

    Me gusta

  2. Disolución y desintegración, las opciones más ecológicas de la cremación

    Las estrictas nuevas normas del Vaticano sobre qué se puede y qué no se puede hacer con las cenizas de un difunto

    Redacción – BBC Mundo – 25 octubre 2016

    La Iglesia católica considera permisible la cremación de los restos humanos, pero pide que se mantengan en un lugar de oración y no en casa.

    Las cenizas de los difuntos católicos no se pueden esparcir, ni dividir, ni mantener en casa. Tampoco se pueden crear joyas a partir de ellas.

    «La Iglesia recomienda insistentemente que los cuerpos de los difuntos sean sepultados en cementerios u otros lugares sagrados».

    Estas son parte de las nuevas instrucciones que la Congregación para la Doctrina de la Fe, el órgano del Vaticano que se encarga de regir sobre la doctrina católica, publicó este martes con aprobación del papa Francisco.

    La Iglesia no se opone a la cremación por razones «higiénicas, económicas o sociales», pero el nuevo documento marca el cambio más grande a su instrucción Piam et constantem de 1963, cuando las cremaciones fueron autorizadas por primera vez.

    Disolución y desintegración, las opciones más ecológicas de la cremación

    «Las cenizas del difunto, por regla general, deben mantenerse en un lugar sagrado, es decir, en el cementerio o, si es el caso, en una iglesia», o en algún lugar con «jurisdicción» eclesiástica, ordenan las instrucciones Ad resurgendum cum Christo.

    «No sea permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos».

    Celebración de misa católica

    Un sacerdote puede negar las exequias para un difunto que haya optado por su cremación al no creer en la fe católica, dice el Vaticano.

    Algunas joyerías ofrecen servicios para convertir las cenizas de un difunto en una piedra brillante o varios tipos de adornos, lo cual es contrario a la nueva doctrina católica.

    El Vaticano concede que las cenizas puedan ser conservadas en casa «solo en casos de graves y excepcionales circunstancias», o en lugares como en Asia donde la iglesia local lo prefiere.

    El documento no abunda sobre qué casos son «graves», pero el consultor de la Congregación de la Doctrina de la Fe, Ángel Rodríguez, dijo en la presentación del documento que una opción es cuando una persona lo pida «por piedad o cercanía».

    La opción más económica

    Para el corresponsal de la BBC sobre asuntos religiosos, Martin Bashir, la decisión del Vaticano llega para fijar la postura de la Iglesia ante algunas posturas contradictorias.

    «Temiendo el impacto de las ideas naturalistas sobre el círculo de la vida, donde el cuerpo es considerado nada diferente a otra materia física, el Vaticano ha decidido aclarar su posición», dice Bashir.

    Pero también advierte que esto puede traer «una carga económica» a las familias católicas y un aumento en la presión a los cementerios «la mitad de los cuales se espera que quede sin espacio en los próximos 20 años» en Occidente.

    El papa Francisco.

    Las nuevas instrucciones que la Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano publicó este martes cuentan con la aprobación del papa Francisco.

    Hasta 2014, en América Latina había unos 425 millones de católicos, lo cual representa cerca del 40% de los creyentes de esta religión en el mundo, según un estudio del Pew Research Center, de Estados Unidos.

    En países como México, donde ocho de cada 10 personas se declaran católicos, las cremaciones alcanzan hasta el 80% en las grandes urbes como la Ciudad de México debido a la falta de espacio para las inhumaciones, pero también a que es un servicio más económico.

    En cambio, en las poblaciones menos urbanizadas, el porcentaje se reduce a 40%, de acuerdo con datos de la red de funerarias Gayosso, la más grande del país.

    Difuntos de poca fe

    Además, la Iglesia católica puso una restricción para los difuntos de poca fe.

    Los familiares de una persona que haya expresado su voluntad de ser cremado y sus cenizas esparcidas «por razones contrarias a la fe cristiana», no podrán solicitar las exequias, pues se le serán negadas.

    Se espera que la mitad de los cementerios de Occidente se quede sin espacio en los próximos 20 años.

    En la presentación del documento, el secretario de la Comisión Teológica Internacional, Serge-Thomas Bonino, fue más contundente en su oposición a la cremación de las personas a la que consideró como «algo brutal».

    «No es un proceso natural sino que interviene la técnica y no permite a las personas cercanas acostumbrarse a la falta de un ser querido», dijo en la presentación del documento.

    Trajes de hongos que devoran tu carne cuando mueres y otras nuevas tendencias de entierros ecológicos en EE.UU.

    Pero el mantener las cenizas en un cementerio o nicho «puede ayudar a reducir el riesgo de sustraer a los difuntos de la oración y el recuerdo de los familiares y de la comunidad cristiana», dice la nueva instrucción.

    «Así, además, se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas».

    Leído en: https://www.bbc.com/mundo/noticias
    – – – – –

    Me gusta

  3. Trajes de hongos que devoran tu carne cuando mueres y otras nuevas tendencias de entierros ecológicos en EE.UU.

    Natalia Guerrero – BBC Mundo – 16 junio 2016
    https://www.bbc.com

    Para Jae Rhim Lee la manera en la que la cultura occidental entierra a sus muertos constituye una negación de la muerte y es un «asunto crítico» para el medio ambiente.

    La artista estadounidense ha invertido los últimos años de su vida en el desarrollo de una sofisticada indumentaria basada en una mezcla de hongos «come-carne», que efectivamente descompone rápidamente los cadáveres, los limpia de toxinas y proporciona nutrientes a la tierra.

    Se trata del «Traje de entierro infinito» que empezó a llamar la atención del público estadounidense cuando Lee llegó vistiendo uno de ellos a una de las populares conferencias «Ted Talks», en 2011.

    Jae Rhim Lee en Ted Talk con un traje a base de hongos. (ver foto en el sitio-fuente)

    Consiste en un enterizo, diseñado por Lee -profesora e investigadora de la Universidad Tecnológica de Massachusetts y de la Universidad de Stanford, en Estados Unidos- y confeccionado en una tela similar al algodón, a base de hongos y otros materiales naturales, con el que pretende que las personas reemplacen los ataúdes tradicionales.

    «Nuestra misión es retar a nuestra cultura a aceptar la muerte», le dice a BBC Mundo Lee en una entrevista en su taller de Brooklyn, en Nueva York.

    «La aceptación de la muerte es muy importante para la sostenibilidad ambiental», explica.

    «Nosotros necesitamos regresar a la tierra porque somos energía y recursos acumulados en nuestros cuerpos», agrega la mujer nacida en Corea del Sur y criada cerca de la ciudad de Boston.

    «Una vez que tú aceptas que eres mortal, que eres parte de la Tierra, que estás hecho de las mismas cosas y que además eres una casa de almacenaje, no sólo de fuentes de energía sino también de toxinas, puedes empezar a tomar responsabilidad en el largo camino del planeta», señala.

    Cada vez más adeptos

    Lee -que recuerda la primera convención nacional de la industria funeraria a la que asistió por haber sido expulsada de ella por sus ideas de entierro no ortodoxas- es sólo una de los más de 300 empresarios ecológicos que han irrumpido en dicha industria en EE.UU. durante la última década.

    Algo tiene sentido con el creciente interés que existe en los «entierros verdes» entre el público estadounidense.

    Una encuesta realizada de 2015 por el Consejo de Información Funerario de Estados Unidos, indica que el 64% de adultos mayores de 40 años optaría por opciones ecológicas para su propio funeral.

    El menú de opciones disponibles en el mercado incluye desde el traje de hongos de Lee hasta ataúdes de cartón biodegradables, pasando por cementerios completamente verdes sin monumentos ni tumbas o cenizas que se convierten en diamantes o árboles.

    «Se ve tan natural, tan dormido»
    Entre las variantes de entierros ecológicos se encuentra usar ataúdes de cartón en vez de otros materiales.

    De acuerdo a la investigación de Lee, en el caso de Estados Unidos, los entierros convencionales le agregan a la tierra alrededor de 800.000 galones de formaldehído, un compuesto químico presente en productos de limpieza y cosméticos de uso cotidiano, que se aplica sobre los cadáveres en los funerales convencionales en lo que ella describe como un «falso intento» de preservación de los cuerpos.

    «Intentan simular que la persona muerta está dormida. Le ponen maquillaje y usan todo tiempo de químicos y técnicas como objetos en los ojos y la boca del cadáver para que la gente vea a su ser amado en una especie de bella escena de sueño eterno», afirma Lee.

    «La gente dice «luce tan natural, luce tan descansado, ¿qué significa eso?», se pregunta Lee, «si está muerto».

    Con Lee coincide Kate Kalanick, del Consejo de Entierros Verdes (GBC, por sus siglas en inglés).

    «Se ha perpetuado erróneamente la idea de que de que uno necesita todo este tipo de cosas elegantes para ser enterrado», le dice a BBC Mundo Kalanick, directora del GBC, organización ecológica que ha diseñado los parámetros de entierros ecológicos en EE.UU. y que certifica a los proveedores y prestadores de estos servicios en el país.

    «Porque la muerte es una conversación incómoda para muchas personas», afirma, «pero he visto que cuando descubren lo que yo hago tienen muchas preguntas y están abiertos a hablar de eso».

    El mapa de los provedores de servicios funerarios ecológicos en EE.UU

    Datos del GBC indican que la industria crece rápidamente y hoy en día en 42 de los 50 estados en EE.UU. se ofrecen opciones de entierros ecológicos, entre proveedores y cementerios, lo que Kalanick cree que es sobresaliente.

    «Cuando el GRC comenzó sus labores, en 2005, había sólo un proveedor de funerales ecológicos, hoy existen más de 300 en todo EE.UU.», le dice a BBC Mundo.

    «La mayoría de ellos están en el noreste del país».

    ¿Qué es un entierro ecológico?

    Un entierro ecológico no involucra cemento e incluye solamente materiales biodegradables. Los cuerpos no son embalsamados ni se les han agregan productos tóxicos.

    «La idea principal es evitar poner productos tóxicos en la tierra, desde el cuerpo hasta el recipiente que carga el cuerpo. Incluso se usan monumentos no tradicionales y se puede hacer una adecuación ecológica sobre el terreno», señala Kalanick.

    «Se preserva y prepara el cuerpo de una manera no tóxica, usando refrigeración en hielo seco, con recipientes biodegradables y si usted decide ir más allá, se usa un cementerio 100% ecológico».

    Kalanick explica que entre los cementerios hay niveles, desde los mixtos que incluyen también tumbas tradicionales hasta los exclusivos para conservación, donde sólo se entierran personas sin cofres que dañen la tierra.

    «La gente puede agregar otras cosas que además de no dañar al medio ambiente son buenas para él, como nutrientes, minerales, semillas, etc», dice la experta.

    Cenizas convertidas en diamantes o árboles

    Algunas personas deciden colocar sus cenizas en recipientes biodegradables en vez de urnas.

    Aunque para Lee y Kalanick la cremación no es una alternativa realmente ecológica, sí lo es mucho más que los entierros tradicionales.

    Y es la que escogen muchos estadounidenses para preservar los restos de sus seres queridos, algunas veces con el objetivo de guardar las cenizas en una urna en casa o incluso derramarlas en el mar o en un bosque.

    Pero todo eso parece demasiado simple frente a la posibilidad de que los restos del ser querido se transformen en una costosa piedra preciosa.

    Sin embargo, es otra de las alternativas en el mercado.

    Consiste en un proceso de calentamiento industrial de las cenizas que a una temperatura de 2.700ºC que oxida todos los elementos a excepción del carbono. Tras una catalización de varios días, el resultado es un diamante que puede costar entre US$3.000 y US$25.000 dependiendo del tamaño, el color y la calidad deseada.

    Pero si el diamante es demasiado para su economía, una opción puede ser la oferta de la nueva compañía BioUrn, que recaudó este año más de US$80.000 en el sitio de financiación Kickstarter y cuyo lema es «Hay vida después de la vida».

    BioUrn ofrece una urna para las cenizas del difunto que al entrar en contacto con la tierra, sea directamente sobre el piso o en una maceta, deja crecer un árbol de su preferencia.

    El crecimiento de la planta se puede monitorear permanentemente a través de una aplicación móvil.

    Aunque Lee es más radical frente a la cremación por la cantidad de energía que requiere cremar un cuerpo, Kalanick matiza un poco su posición.

    «La cremación es menos contaminante que un entierro convencional, pero no tan amigable como los entierros verdes», asegura.

    «Lo que me gusta de propuestas como la de convertir las cenizas en un diamante, o la de por ejemplo ser cremado para terminar dentro de un árbol que la familia puede abrazar, es que se está creando una nueva cultura en torno a la muerte y yo aplaudo esa conversación y la innovación», concluye.

    Leído en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-36545418

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: