Sobre beber agua

Leyendo fragmentos de “La antidieta”, 1985 Fit for Life, Harvey and Marilyn Diamond, Warner Books, Inc., N. York, 1985

“… Antes de seguir, vamos a responder a una pregunta muy común:
 
–  Y, ¿hay que beber agua? Yo me bebo ocho vasos por día; ¿debo hacerlo o no?
 
vasoaguaLa verdad es que esas personas, a medida que coman más alimentos con alto contenido de agua, no tendrán tanta necesidad de beberla. En otras palabras, los que se beben ocho vasos de agua por día lo hacen porque los alimentos que comen no están proporcionándoles toda el agua que necesitan Son dietas con predominio de alimentos concentrados, de modo que el cuerpo de quien las sigue está continuamente clamando por agua, y esas personas continuamente tienen sed.

El lector descubrirá que consumiendo alimentos con un alto contenido de agua, tendrá mucha menos sed que si lo que come no le proporciona el agua suficiente y después tiene que beberla por separado. Sin embargo, quien desee beber agua hará bien en beberla destilada, si la consigue. El agua de vertientes no es lo ideal para el cuerpo humano porque contiene minerales inorgánicos que nuestro cuerpo no puede usar ni expulsar.

Estos minerales inorgánicos tienden a combinarse con el colesterol en el sistema y a formar una gruesa placa en las arterias. El agua destilada no tiene este efecto. Cuando comemos un trozo de fruta o una verdura, estamos comiendo agua destilada. La planta destila los minerales tomados del suelo, y después nosotros los consumimos.
 
Quizás el lector haya oído decir que el agua destilada lixivia los minerales del cuerpo, cosa que en parte es verdad.
 
Los minerales que lixivia el agua destilada son aquellos minerales inorgánicos que el cuerpo no puede usar. Es, por ende, un efecto saludable. El agua destilada no ejerce esta acción sobre los minerales orgánicos que han llegado a ser parte de la estructura celular. Una vez que un mineral se ha integrado en la estructura celular, este proceso no lo afecta.
 
Un comentario más sobre el agua, y muy importante. Tomar agua con las comidas ejerce un efecto debilitante. Muchas personas beben agua mientras comen. No es una buena práctica, porque en el estómago hay jugos digestivos que están actuando sobre la comida.

Si al comer se bebe agua, se diluyen estos jugos y se impide una correcta digestión de los alimentos. Además se obstruye muchísimo tanto el ciclo de apropiación como el de asimilación, lo que a su vez afecta negativamente al importantísimo ciclo de eliminación, al mismo tiempo que se desperdicia muchísima energía.
 
En resumen, al consumir alimentos con alto contenido acuoso se eliminarán efectivamente los desechos tóxicos del cuerpo, con lo que se logrará rebajar de peso. Si continúa uno comiendo este tipo de alimentos, no permitirá que se acumulen desechos tóxicos y no volverá a aumentar de peso.

Hemos puesto de relieve la importancia que tiene el ciclo de eliminación en este proceso. NO HAY NINGUNA PRÁCTICA QUE FACILITE MÁS EL ClCLO DE ALIMENTACIÓN QUE EL CONSUMO REGULAR DE UNA CANTIDAD ADECUADA DE ALIMENTOS DE ALTO CONTENIDO DE AGUA. No hay en el mundo nada más fácil de verificar, y vaya si lo verificarás cuando empieces el programa.
 
Tan importante como los alimentos con elevado contenido de agua es el segundo instrumento que te ayudará en la desintoxicación de tu cuerpo, y que es un fenómeno fascinante, conocido como… El principio de la adecuada combinación de los alimentos…” (continuará)

* 1985 Fit for Life, Harvey and Marilyn Diamond, Warner Books, Inc., N. York, 1985

También: Sobre beber agua en exceso

PD: Justamente, lo que más me quedó de cuando leí este libro, ya hace décadas, fueron estas tres ideas: que incorporamos agua de algunos alimentos, que no es muy conveniente beber demasiado líquido con las comidas y que hay mezclas inadecuadas que dificultan la digestión… Además están los distintos modos/técnicas de cocción. Veré de buscar qué hay de esto en la web…

3 Comments »

  1. […] relacionados: Sobre beber agua (según el libro La Antidieta) Agua de grifo vs agua […]

    • 2
      GINA CECILIA C M Says:

      yo tomo bastante agua, asimismo voy al baño con mucha frecuencia, por lo que estoy leyendo es malo tomar agua en exceso, siempre cuando se tenga sed, yo lo hago como hábito.

      • Tal como se ha indicado más arriba, la finalidad de esta Entrada no es aconsejar sino, todo lo contrario, compartir la inquietud por los tantos consejos que circulan y que nos dejan confundidos. Atte.


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: