La piedra

Me llegó por email…

El distraído tropezó con ella.
El violento la usó como proyectil.
El emprendedor construyó con ella.
El campesino, cansado, la utilizó de asiento.
Para los niños fue un juguete.
Drummond la poetizó.
David mató a Goliat.
Y Michelangelo le sacó la más bella escultura.

En todos estos casos la diferencia no estuvo en la piedra sino en el hombre.

Anónimo

Desterrando a un fantasma. Cuento zen

Qué hacer la próxima vez que aparezca…

La esposa de un hombre estaba muy enferma. En su lecho de muerte le dice, «¡Te amo demasiado!, no quiero dejarte, y no quiero que me traiciones. Promete que no verás otras mujeres cuando yo muera  o volveré para rondarte.

Durante varios meses después de su muerte el marido evitó a otras mujeres, pero conoció a alguien y se enamoró. En la noche que se comprometieron, el fantasma de su difunta esposa se le apareció. Ella lo acusó de no cumplir con la promesa, y volvió todas las noches para atormentarlo. El fantasma le recordaba todo lo que habían pasado él y su prometida ese día, hasta el punto de repetir, palabra por palabra, las conversaciones que habían tenido. Esto lo trastornó tanto que no pudo dormir nada. Desesperado buscó el consejo de un Maestro Zen que vivía cerca del pueblo.

«Este fantasma es muy listo», dijo el Maestro luego de oír la historia del hombre, «¡Lo es!», contestó el hombre. «Recuerda cada detalle de lo que dije e hice. ¡Sabe todo!» El Maestro sonrió.»Deberías admirar a un fantasma así, pero yo te diré qué hacer la próxima vez que aparezca.»

Esa noche el fantasma regresó. El hombre hizo exactamente lo que le había dicho el Maestro. «Eres un fantasma muy sabio», dijo, «Sabes que no te puedo esconder nada. Si puedes responderme una pregunta, romperé el compromiso  y permaneceré soltero por el resto de mi vida». «Haz la pregunta», contestó el fantasma. El hombre sacó un puñado de frijoles de una gran mochila que estaba en el piso, «Dime exactamente cuántos frijoles tengo en mi mano» 

En ese momento el fantasma desapareció y no volvió nunca más.”

PD: “Los monstruos son reales, y los fantasmas también son reales. Viven dentro de nosotros, y, a veces, ellos ganan.” Stephen King

Halloween (via Postales antiguas)

Halloween     En el calendario cristiano hay una fecha especial, un día en que se celebran todos los santos al mismo tiempo. Es un resumen de todo el año, una festividad que quiere rendir homenaje a todos nuestros seres queridos ya fallecidos. Los cementerios se llenan de vivos, las tumbas florencen, el colorido casi esconde la tristeza de la muerte. La muerte se engalana.        En la postales, es el mundo anglosajón el que ha detallado con mayor esplendo … Read More

via Postales antiguas

Canción con niños y pobres

El pobre es como un niño que no crece
y vive en un letargo de pesares y tinieblas
Encuentra todo clausurado:
los muros del saber,
el sol de la belleza sobre espléndidos paisajes,
las lámparas del arte,
hasta las más elementales terapéuticas.

El niño es como un pobre
pues depende de códigos adultos
para que nada comprometa
la trayectoria de su subsistencia,
para que surjan en dorados frutos
inspiración y ciencia.

La ví.
Creí advertir que la llamaban Carolina.
Aparentaba menos de diez años.
En cierto medio de transporte,
pedía solamente una moneda.
Y los demonios de mi frustración
la vieron alejarse.

Leída en: Revista El Arca/61–Marzo/2008, pág. 34, al pie de la nota La Babilonia del Código de Hammurabi – Un camino desandado en perjuicio de la razon y la vida?

A %d blogueros les gusta esto: