No es hora de soñar. Abel Calvo

Soneto

No es hora de soñar. Arroja el sueño
donde no se oigan la canción ni el grito.
Ancla el ahora, hunde el infinito.
Es éste el tiempo que buscó tu empeño.

Reclama la porción de que eres dueño.
Haz del diario ayudar principal rito.
Graba tu hacer en bloque de granito
y al que busca calor, enciende el leño.

Sentirás que se yergue el hombre nuevo:
que se acaban las horas de tortura
y hasta cerca se ve brillar la aurora.

En claro manantial mi sed abrevo.
El cantar de la vida se apresura.
Está la Paz aquí. Ya no se añora.

Abel Calvo, n. 1917, Buenos Aires/Banfield

Leída en:

El Soneto en la Argentina- Antonio Requeni

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: