Día mundial sin compras. Buy Nothing Day

Celebración Estados Unidos y Canadá: cuarto viernes del mes de noviembre.  Resto del mundo: cuarto sábado del mes de noviembre.

Compras“…Este acontecimiento intenta que la sociedad tome conciencia de lo que algunos ven como los hábitos de consumo derrochador en los países del primer mundo…” (más info en Wikipedia)

Textos y recursos para el DSC en el sitio de Ecologistas en Acción

Post relacionado en este blog: Compra compulsiva y compradores patológicos  

 

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

5 opiniones en “Día mundial sin compras. Buy Nothing Day”

  1. Día Sin Compras 2014

    El día después de Acción de Gracias es conocido en todo EEUU y Canadá por ser la fiesta del consumismo debido a las grandes rebajas que preceden a la campaña navideña conocidas como Black Friday. Ese viernes (cuarto viernes del mes de noviembre), millones de ciudadanos de América del Norte adelantan sus compras navideñas y se dan algún capricho para aprovechar las jugosas rebajas. Ese mismo día, el movimiento anticonsumismo celebra su jornada sin compras.

    Puede parecer una autentica locura celebrar el Día Sin Compras la misma jornada que el Black Friday, pero así se logra un verdadero reto: no consumir el día del año de mayor consumo. En cualquier otra jornada, permanecer sin realizar ninguna compra, puede pasar desapercibido. Pero hacerlo el día de mayor consumo es todo un desafío.

    El Día Sin Compras es un día de protestas internacionales contra el consumismo desmedido. Por regla general, en EEUU se celebra el día del Black Friday y en el resto del mundo al día siguiente. Fundado por Ted Dave, artista de Vancouver y promovido por la revista Asbusters, esta jornada de protesta coge cada año más fuerza. El primer Día Sin Compras se celebró en 1992 en Vancouver en el mes de septiembre mudándose en 1997 al Black Friday para darle mayor importancia a esta jornada al hacerla coincidir con el día de mayor consumismo debido a las rebajas.

    Los promotores del Día Sin Compras animan a participar en esta jornada para reflexionar si de verdad es necesario ese consumismo que se adueña de nosotros a diario y se dispara en estas fechas por la cercanía de la Navidad. ¿De verdad es necesario celebrarlo todo consumiendo? No es sólo el gasto económico lo que preocupa a los activistas, sino también los problemas que genera este en el ámbito social y ambiental.

    Los representantes de la comunidad empresarial no ven con buenos ojos esta iniciativa pues creen que el consumo es lo que impulsa la economía y la estrategia del Black Friday para iniciar la campaña navideña es lo que les salva en un año de perdidas producido por la crisis económica. Ante esto, los impulsores y activistas del Día Sin Compras responden que no buscan acabar con el consumo sino hacer que la gente lo haga de manera responsable y no se vea presa de unas necesidades materiales inexistentes.

    Leído en: http://www.concienciaeco.com/2014/11/21/dia-sin-compras-2014/

    Me gusta

  2. Los consumidores tenemos «derechos» pero también deberíamos ejercer el consumo con «responsabilidad»…
    Leemos en paperblog:

    «El 15 de marzo de 1962 el presidente de los Estados Unidos de ese entonces, John F. Kennedy, anunció los derechos de todos los consumidores y conminó a convocar todos los 15 de marzo siguientes el Día Mundial del Consumidor.

    El 9 de abril de 1985, cuando la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó las Directrices para la Protección de los Consumidores, quedando así los derechos de éstos, elevados a una posición de reconocimiento y legitimidad internacional.

    POEMA DEL CONSUMIDOR PASIVO

    Cuando denunciaban los abusos de las Compañías Aéreas, guardé silencio, porque yo no utilizaba ese medio de transporte.

    Cuando reclamaban por los abusos de las Operadoras de Telecomunicaciones, guardé silencio,

    porque yo no disponía de ese servicio.

    Cuando se movilizaban por las irregularidades y desahucios de sus Viviendas, yo no me movilizaba,

    porque no disponía de Vivienda.

    Cuando me ofrecían Información sobre mis Derechos, yo la rechazaba,

    porque a mi no me interesaba.

    Cuando vinieron a buscarme para Defender sus Derechos, yo no les di mi apoyo,

    porque a mi sus problemas no me afectaban.

    Cuando vulneraron mis Derechos, entonces me encontré solo,

    porque ya no había nadie, que defendiera mis Derechos

    Fuente: es.paperblog.com
    Leído en: http://poesiasescolares.blogspot.com.ar/2015/03/poesia-por-el-dia-mundial-de-los.html

    Me gusta

  3. Último Miércoles de Abril – Día mundial de la Vida Sin Ruido

    Esta fecha es impulsada cada último miércoles del mes de abril desde el 2001 por la Liga para el Deficiente Auditivo, en Nueva York. El propósito es motivar a que los habitantes de todo el planeta tomen conciencia de los trastornos a la salud y el ambiente que implica el ruido e informar sobre los beneficios de vivir sin él.

    … se conmemora un año más de la celebración de tan importante iniciativa, por lo cual es oportuno recordar que no sólo los ruidos estridentes o estrepitosos son dañinos y perjudiciales, un nivel sonoro continuo como el que experimentamos a diario en el recorrido por la ciudad resulta igual de peligroso. A pesar de esto y de que existe amplia información al respecto, el tema sigue siendo ignorando.»

    Más días «SIN»:

    Día Mundial Sin Tabaco/Humo

    Día Mundial Sin Autos

    Día Mundial Sin Compras

    Me gusta

  4. Consejos para comprar on line (vía Hipertextual)

    Por comodidad, por precios, por la velocidad al recibir el encargo, por falta de tiempo… Hay muchas razones para comprar online, de ahí que cada vez sea más frecuente y que las tiendas físicas den el salto más pronto que tarde al mercado digital.

    Y como todo lo que tenga que ver con internet, y con cualquier novedad tecnológica en general, surgen dudas o miedos, nada que no podamos solventar con un poco de precaución y siguiendo las mismas pautas que en un comercio físico.

    Aunque cada tienda en línea es diferente, a continuación recopilamos algunas pautas a seguir antes, durante y después de comprar online. No son infalibles pero sí nos darán mayor seguridad y nos encontraremos con menos sorpresas desagradables.
    Antes de comprar

    ¿Entrarías a una tienda a oscuras, donde todo está tirado por los suelos y no hay nadie, ni siquiera un dependiente que pueda ayudarte? Lo mismo sucede con los comercios online.

    Dejando a un lado el mayor o menor acierto del diseñador de la página web que estás visitando, hay un mínimo de orden que debe tener una tienda en línea, como mostrar claramente su catálogo, identificarse correctamente, ver qué hemos seleccionado para comprar en todo momento, obtener información sobre el producto, la compra, envío, etc.

    Uno de los aspectos más importantes es que la tienda online en la que estás ofrezca una conexión segura, lo que garantiza que la información que aportas tiene un mínimo de confidencialidad y no está disponible para cualquiera.

    La mayoría de páginas y sitios web han adoptado ya conexiones seguras HTTPS, que aparecen destacadas por los navegadores web mostrando un candado. Es más, los navegadores más modernos nos avisan si no hay conexión segura y/o si el certificado correspondiente no es de fiar o ha caducado.

    Pero conviene que nosotros mismos nos fijemos en ello, en especial si vamos a comprar online.
    ¿Qué tipos de envío ofrece, qué límite geográfico tiene, cuál es el coste del envío?

    Otro aspecto a tener en cuenta es qué tipos de datos se nos pide. Normalmente puedes comprar sin estar registrado y, una vez pasas por caja, puedes darte de alta como usuario.

    Lo habitual es que facilites tu nombre y apellidos, una dirección donde enviar la compra realizada y un teléfono y/o correo electrónico de contacto. Poco más.

    Y tan importantes son nuestros datos como los de la tienda online en la que estamos. Por eso conviene que la información de contacto sea visible. Mejor no tener que acudir a ella, pero conviene tenerla a mano por si surge un problema, en especial en la primera compra.

    Más aspectos a tener en cuenta. ¿La tienda online envía la compra a casa o debemos acudir a por ella? ¿Qué tipos de envío ofrece, qué límite geográfico tiene, cuál es el coste del envío? ¿Cuánto tiempo tardará en llegar?
    Asegúrate que el vendedor es el portal en sí o que tiene buenos comentarios de clientes anteriores

    De nada sirve comprar online a buen precio si luego, con los costes de envío, te sale más a cuenta comprarlo físicamente. Peor es si te enteras del precio final después de pagar y no antes de pasar por caja, algo relativamente frecuente si compramos billetes de viaje, por ejemplo.

    Por último, es importante conocer al vendedor. Me refiero especialmente a ventas de segunda mano o ventas nuevas que se realizan a través de grandes tiendas como Amazon o eBay, que en ocasiones sirven de intermediario entre comprador y vendedor.

    Tal vez te fíes de eBay, pero ¿es de confianza el vendedor en concreto? En el caso de Amazon o Aliexpress, asegúrate que el vendedor es el portal en sí o, en su defecto, que el vendedor tiene buenos comentarios de clientes anteriores, tiene datos de contacto y ofrece garantías en caso de problemas.
    Al pagar

    A nadie le gusta entregar su dinero a un desconocido. Es comprensible que una de las principales razones para no comprar online sea el momento de pagar.

    Actualmente hay muchas medidas de seguridad para evitar que nuestros datos bancarios caigan en malas manos o sean usados para algo más que realizar una compra online en concreto.
    En definitiva, las mismas precauciones que sirven para comprar en un establecimiento físico sirven para uno online

    En primer lugar, la mayoría de tiendas online cuentan con pasarelas seguras o TPV virtual, bien de entidades bancarias, intermediarios o de las propias responsables de nuestra tarjeta de débito o crédito.

    Durante la compra, además de facilitar los datos de nuestra tarjeta, tendremos que aceptar la compra añadiendo un código que recibiremos en el número de teléfono asociado a dicha tarjeta.

    Si no confiamos del todo en la tienda online, es posible realizar la compra con un añadido de seguridad empleando para ello servicios como PayPal o tarjetas prepago que varias entidades bancarias ofrecen específicamente para comprar online. Además del pago seguro, te será más fácil obtener un reembolso si hay problemas con la compra.

    En definitiva, las mismas precauciones que sirven para comprar en un establecimiento físico sirven para uno online. Además, conviene ser precavido y no facilitar datos sin fijarnos en el propósito de hacerlo.

    https://hipertextual.com/2018/05/consejos-comprar-online

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: