Significados Feng Shui del árbol de navidad

Leyendo otros blogs…

Navidadesferas

“Díme cómo decoraste tú Arbol de Navidad y te dire que quieres para el (año).

Conoce lo que dice la sabiduría oriental acerca de esta tradición occidental y úsala para atraer lo que deseas en el final del (año) y durante el (año).

Según el Feng Shui, el árbol del pino tiene relación con la longevidad, la fuerza interior y la permanencia. Si se encuentra dentro de la casa, es signo de larga vida y buena suerte en lo relativo a la salud.

Si el pino está afuera de la casa, al lado de la puerta de entrada, representa además, fortaleza, lealtad y fidelidad.  La madera del pino está asociada a Júpiter, elemento de prosperidad, así como al crecimiento.  Si vas a plantar un pino, se recomienda que lo hagas en el lado este de la casa. En China este árbol se planta en el jardín o en el patio, y es el árbol que cumple los deseos.

Las esferas del árbol de Navidad representan la abundancia y también la fertilidad. Todas las esferas juntas simbolizan la fraternidad y unión, así como la solidaridad y la convivencia en familia y con los seres que queremos.

Si tu árbol tiene esferas de cristal, esto es excelente para la buena suerte en las relaciones personales y también para atraer gente que sea influyente.

Si deseas tener amor en el (año), adorna tu árbol con parejas de cosas, del mismo tamaño, en donde no predomine una sobre la otra. También puedes llenarlo de corazones o parejas de muñecos de cualquier tipo.

Si lo que quieres es dinero para el año que viene, ata monedas chinas con hilo rojo, de tres en tres, y coloca en el objetos de metal y luces blancas. También puedes poner debajo una canasta con fruta, natural o artificial, como naranjas, mandarinas, uvas o manzanas.

Si lo que deseas obtener para el (año) es protección, entonces, debes colocar en tu árbol, objetos como ángeles, cruces, vírgenes o cuarzos.

Las luces del árbol invitan a que la energía positiva entre en tu casa, atrayendo las buenas oportunidades y la abundancia. Las luces de cristal reunen las propiedades de los elementos de tierra y fuego, que son importantes para la buena suerte.

Si las luces están fuera del árbol y deseas atraer prosperidad y suerte, debes ubicarlas en la parte sur de tu casa, o en la parte sur del lugar en donde se colocará la decoración.

Si deseas tener un reconocimiento en tus estudios o en tu trabajo, debes utilizar luces de color rojo para la decoración navideña.

Si lo que deseas es atraer romance a tu vida, entonces, la recomendación es que no dejes de utilizar luces de color morado, para lograrlo.Si deseas viajar mucho y tener protección en todo momento, entonces coloca las luces en el noreste de tu casa o de la habitación.

Si en tu árbol de Navidad predomina el color rojo en la decoración, quiere decir que la buena suerte estará de tu lado. Más aún si tiene moños dorados.

En cambio, si en tu árbol predomina es el color verde, esto quiere decir que tendrás armonía, prosperidad, salud y abundancia.

Si tu meta para el (año) es tener una mayor comunicación entre la gente, al igual que unión entre tus amigos o familia; te recomendamos utilizar el color amarillo para decorarlo.

Utiliza el color azul en tu árbol de Navidad, si lo que deseas es tener tranquilidad, momentos para reflexionar y crecer en conocimiento, según lo indican los preceptos de este arte milenario.

La estrella que corona el pino navideño es símbolo de buenas noticias, así como representación de la esperanza y de luz en nuestro camino.

Asímismo, dicen los preceptos del Feng Shui que los regalos colocados debajo del pino son símbolo de amor, generosidad, buenos deseos, abundancia y armonía.”

Leído en:  BlogEquilibrioUniversal 

4 Comments »

  1. […] Significados Feng Shui del árbol de navidad  […]

  2. […] Antes: Significados Feng Shui del árbol de navidad […]

  3. […] Significados Feng Shui del árbol de navidad […]

  4. El árbol y la Navidad

    Se cree que la costumbre del árbol de Navidad, comenzó en Alemania, en la primera mitad del siglo VIII.

    El relato más antiguo al respecto se refiere a san Bonifacio (nacido Winfrid, en el año 680), un monje misionero británico que en una ocasión pronunció un sermón el día de Navidad ante una tribu de germanos, en las afueras de la ciudad de Geismar. Para convencerlos de que el roble no era un árbol sagrado ni inviolable, el “Apóstol de Alemania” derribó uno ante el público. Al caer, aplastó todas las matas y arbustos, excepto un pequeño abeto. La leyenda difunde que Bonifacio, en su deseo de ganar conversos, interpretó la supervivencia del abeto como un milagro, entonces decidió llamarle “árbol de Jesús Niño”. A partir de entonces, se celebraron en Alemania Navidades plantando abetos.

    Dice la narración popular que Martín Lutero fue el primero en colocar velas encendidas en un árbol. Así la leyenda cuenta que una tarde invernal, mientras regresaba a pie a su casa, se sintió impresionado por el brillo de las estrellas que parpadeaban entre los abetos. Para reconstruir la escena ante su familia, colocó un árbol en la sala principal de su casa y adornó sus ramas con velas encendidas.

    Hacia el siglo XVIII, el Christbaum, o “árbol de Cristo”, era ya una tradición firmemente establecida. Desde Alemania, la costumbre se propagó a otras partes de Europa occidental y el resto ya es previsible, su salto a América, su adopción y su uso hasta nuestros días

    Más datos: “Las cosas nuestras de cada día” de Charles Panati
    Leído en: Folklore del Norte


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: