Villancico. Julie Sopetrán

Del sitio de la poeta…

“El Niño Dios tiene frío
¿Quién lo puede calentar?
¡Si eres tú, ven a cantar!
Por la orillita del río
va caminando el Amor;
tropieza con el rencor
y termina en el vacío,
te digo, y no desvarío,
sin Amor no puedo andar…
y el Niño Dios tiene frío
¿Quién lo podrá calentar?
¡Si eres tú, ven a cantar!
Me duele lo que me apena
penita del sentimiento;
si te canto lo que siento
te amargo la Nochebuena.
Este mundo me da pena
porque impera el poderío
y si el Niño tiene frío
¿Quién lo podrá calentar?
¡Si eres tú, ven a bailar!
Bailando se nos olvida
la injusticia, la maldad,
lo que ata a la humanidad:
la soberbia embravecida
no es buena para la vida
es orgullo en desafío…
¿Quién lo podrá calentar?
¡Si eres tú, ven a soñar!

Que los sueños son puntales
que afianzan voluntad,
si buscas felicidad
canta, baila, sueña, ríe
pues aquel que no sonríe
padece de algún vacío…
¿Quién lo podrá calentar?
¡Si eres tú, ven a jugar!

Si no juegas no eres libre
ser libre es saber jugar;
si has nacido para Amar
para mostrar el calibre
y aquello que te equilibre
también te dará albedrío…
Si mi Niño tiene frío
¿Quién lo puede calentar?
¡Si eres tú, ven a rezar!

Si en tu soledad no rezas
no meditas, no agradeces,
te darán lo que tú ofreces.
Que ya siento el Paraíso
porque asumo compromiso
y es parte de mi atavío…
Venceré el hielo y el frío
Y al Niño he de calentar
porque mi meta es: ¡Amar!”

(C)Julie Sopetrán

La poeta nos cuenta y explica:

“Siempre me ha gustado escribir villancicos. Tengo un libro inédito, registrado, pero no publicado. Me parece que el corazón danza al leerlos, una danza provenzal, tal vez, la considero una de las canciones líricas más populares españolas desde la Edad Media. El Barroco la hace muy suya y, luego desaparecen. Creo que es al Marqués de Santillana a quien le debemos los comienzos del villancico y más tarde a la recopilación que hizo Don Fernando Colón, en el Cancionero de la Biblioteca Colombiana de Sevilla, de su pertenencia. Fray Iñigo de Mendoza y tantos más… nos hablan de estas cancioncillas.

Normalmente se escribe con versos octosílabos y  hexasílabos y se divide en dos partes: estribillo que consta de dos o cuatro versos, y el pie, que es una estrofa de seis o siete versos, de los que los últimos han de rimar con todo el estribillo o con su parte final.

La rima es consonante, aunque los poetas la han usado a su antojo.  La forma es la siguiente: ABAB CDCD: ABAB EFEF: ABAB GHGH: ABAB. Yo sigo una forma más moderna. La moda también hace su aparición en los versos. Y esta forma se puede cambiar.

¿Y quien escribe villancicos ahora? No están de moda. Son muchas las formas de hacerlos. Se ha empleado en temas amorosos y religiosos especialmente para cantar la Navidad. También en cantares de pastores y zagalas trataban el tema de la belleza femenina o la naturaleza.

Una variante del villancico es la letrilla, se diferencia más por el contenido que por la forma. El contenido es burlesco y satírico como podemos obervar en algunas letrillas de Quevedo… ”

Leído en: Blog ElTiempoHabitado Allí podrán leer muchos más villancicos de su autoría, como Villancico y Pin Pan Pon Paz!

Otro: Villancico Noche de Paz (3 variantes)

2 Comments »

  1. […] Villancico. Julie Sopetrán […]

  2. […] Villancico. (El Niño Dios tiene frío ¿Quién lo puede calentar?) […]


RSS Feed for this entry

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: