En Janucá se celebra

Januca01…el milagro de que hayan triunfado los débiles sobre los fuertes, los pocos sobre los muchos, los puros sobre los corruptos y los justos sobre los malvados.

-Desde ya que es un milagro que los fuertes hayan sido vencidos por los débiles y los muchos por los pocos, pero ¿no es natural que los puros venzan a los corruptos y los justos a los malvados? -se preguntaban los sabios, respondiéndose:

-También se trata de un milagro, ya que lo normal es que los malvados y corruptos triunfen sobre los puros y justos.”

De: Imrei Jen, en una vieja Agenda Shalom

Un supersticioso y yo VIII (en un texto de Sigmund Freud)

Lecturas reveladoras…  

“… A la categoría de lo maravilloso y siniestro pertenece también la peculiar sensación que se experimenta en algunos momentos y situaciones de haber vivido ya aquello mismo otra vez, de haberse encontrado antes en idéntica situación, pero sin que consigamos, por mucho que en ello nos esforcemos, recordar claramente tales experiencias y situaciones anteriores.

Sé que al designar con el nombre de sensación aquello que se manifiesta en nosotros en tales momentos no hago más que emplear el impreciso lenguaje vulgar, pues de lo que se trata es de un juicio y, en realidad, de un juicio de reconocimiento; pero estos casos tienen, no obstante, un carácter peculiarísimo, y no debemos olvidar que en ellos nunca logramos recordar lo que queremos.

No sé si este fenómeno de Déjà-vu ha sido considerado seriamente como una prueba de una anterior existencia psíquica del individuo; lo cierto es que los psicólogos le han dedicado su interés y han intentado llegar a una solución del problema que plantea por los más diversos caminos especulativos.

Ninguna de las hipótesis explicativas expuestas hasta el momento me parece acertada, pues en ninguna de ellas se toma en cuenta algo más que las manifestaciones que acompañan al fenómeno y las condiciones que lo favorecen.

Aquellos procesos psíquicos que, según mis observaciones, deben considerarse como los únicos responsables para una explicación de lo Déjà-vu, esto es, las fantasías inconscientes, han sido y son aún en día descuidadas por los psicólogos.

En mi opinión, es un error calificar la sensación de “haber vivido ya una cosa”. Por lo contrario, nos hallamos en tales momentos ante algo que en realidad se ha vivido ya, pero que no puede ser recordado conscientemente, porque no fue jamás consciente.

En concreto, la sensación déjà-vu corresponde al recuerdo de una fantasía inconsciente.

Existen fantasías inconscientes (o sueños diurnos), lo mismo que análogas creaciones conscientes que todos conocemos por experiencia propia. … ” 

De: Psicopatología de la vida cotidiana*, pto. XII: Determinismo, creencia en la casualidad y en la superstición. Consideraciones; S. Freud. 

PD: En sucesivos posts proseguiré transcribiendo más fragmentos -porque sé que es tedioso leer los textos originales completos- que los hay muy reveladores en este *escrito y muchos otros del padre del psicoanálisis).  Más lecturas reveladoras en la Categoría Sigmund Freud.

Oración. Rabindranath Tagore

“Que yo nunca rece para ser preservado de los peligros: sino para alzarme ante ellos y mirarlos cara a cara.

Que no pida la extinción de mi dolor: sino el coraje que me falta para sobreponerme a él.

Que no confíe en aliados en la guerra de la vida sobre el campo de batalla del alma: que sólo espere de mí.

Que no implore, espantado, mi salvación: que tenga la fe necesaria para conquistarla.

Dame no ser ingrato: pues a tu misericordia debo mis triunfos.

Y si sucumbo, acude a mí con tu brazo fuerte. ¡Y dame la paz, y dame la guerra!”

Rabindranath Tagore,  poeta bengalí, filósofo del movimiento Brahmo Samaj (posteriormente convertido al hinduismo), artista, dramaturgo, músico, novelista y autor de canciones, que fue premiado con el Premio Nobel de Literatura en 1913.

Leído en: AMediaVoz

A %d blogueros les gusta esto: