Afirmación de agradecimiento. Louise Hay

Louise_hay“En el fondo del centro de mi ser, hay un pozo infinito de gratitud.

Lleno mi corazón, mi cuerpo, mi mente, mi conciencia y todo mi ser con esta gratitud, que sale de mi en todas direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en todas direcciones, llega a todo lo que hay en mi mundo y vuelve a mí en forma de más cosas por las que sentirme agradecida.

Cuánta más gratitud siento, más consciente soy de que la provisión es infinita.

Expresar mi gratitud me hace sentir bien.

Estoy agradecida por mí y por mi cuerpo.

Agradezco mi capacidad de ver y oír, de sentir, saborear y tocar.

Agradezco mi casa y cuido amorosamente de ella.

Doy gracias por mis familiares y disfruto de su compañía.

Agradezco mi trabajo y en todo momento le doy lo mejor de mí.

Agradezco mis talentos y capacidades y los expreso constantemente de manera que me satisfacen.

Doy gracias por mis ingresos y sé que prospero adónde quiera que vaya.

Agradezco mis experiencias pasadas porque sé que forman parte del crecimiento de mi alma.

Agradezco la naturaleza entera y respeto a todos los seres vivos.

Doy gracias por el día de hoy y por todos los mañanas que han de venir.

Siento gratitud por la vida ahora y siempre.”

Louise Hay 

(Allí, su biografía cuenta que “… un día, le diagnosticaron cáncer en el área vaginal. Esto no le sorprendió, porque ella sabía que una de las pautas mentales para el cáncer era el rencor; un rencor tan profundo y durante tanto tiempo que, literalmente, devora el cuerpo y dados sus antecedentes de abuso sexual ella supo de donde provenía su «cáncer». El cáncer solo era una manifestación externa su profundo resentimiento. Decidió no operarse ni someterse a ningún tratamiento médico y convenció a su médico para posponer la operación durante tres meses, el cual accedió a regañadientes. Pero ella estaba convencida de que el cáncer es algo que se cura desde adentro, y sabía que si se operaba para sacar el cáncer pero no «limpiaba» la pauta mental que le había provocado eso, entonces le volvería a pasar.

Aquí puso a prueba su propia filosofía y comenzó un programa intensivo: buscó información sobre maneras alternativas de curar el cáncer, hizo afirmaciones, visualizaciones, una dieta específica para limpiar el organismo de todas las toxinas por la mala alimentación que llevaba, cambió su alimentación por una más sana, acudió a un buen psicoterapeuta especialista en expresar la rabia y pasó todo un período golpeando cojines, chillando y pataleando, lo cual le vino muy bien, porque nunca jamás se había dado permiso para hacerlo. Indagó en el pasado de sus padres y descubrió que ellos también habían sido maltratados de pequeños, trabajó en el perdón, para liberarse de la enorme carga de resentimiento que albergaba hacia las personas que abusaron de ella y la maltrataron de pequeña, especialmente su padrastro y su madre, hasta que pudo sentir compasión por ellos. 

Seis meses después de empezar su propia «curación», el médico le confirmó que el cáncer había desaparecido completamente. Sin cirugía o quimioterapia. Ahora es una prueba viviente de que aún una enfermedad «incurable» puede ser sanada si cambiamos la forma de pensar, creer y actuar…”)

“Afirmación de agradecimiento” en: Ejercicios sanadores para hacer con palabras 

A %d blogueros les gusta esto: