Como ser feliz aún siendo rico (en un libro de Lin Yutang)

De El arte de vivir, por Li Liweng (1611–1679)

“El dinero es el medio de procurarse placeres, pero tener demasiado dinero también supone desventajas y por eso es difícil ser feliz cuando se es rico. Cuando el pueblo de Huafeng deseaba mucho dinero, muchos hijos y muchos años al emperador Yao (reinado tradicional de 2357 a 2257 a. c.), se dice que él contestó: “Demasiado dinero significa demasiadas cosas que atender.”  Y el pueblo de Huafeng le replicó: “Siempre puedes deshacerte de parte de él.”

Tao Chukung (Alias Fan Li, hacia 473 a. c.) reunió varias veces mil dólares y otras tantas se deshizo de esta cantidad. Era porque, como el emperador Yao, tenía en cuenta las desventajas de poseer demasiado dinero.

Enseñar a los ricos a que disfruten de la vida es invitarlos a que gasten su dinero, lo que es difícil en el mejor de los casos. Cuando se tiene dinero, surgen preocupaciones sin fin y desaparece la paz del espíritu. También se comienza a pensar en los hurtos y robos o hasta en ser apuñalado en los tratos. Las preocupaciones que surgen de este miedo a los hurtos y robos también degrada. Además, la riqueza nos hace el blanco de la envidia hasta que tenemos la impresión de que nadie nos quiere. ¿Cómo se puede así disfrutar de la vida? Tal es el castigo de ser muy ricos. ¿Debemos concluir que no hay modo de ser feliz cuando se posee una gran fortuna?  No, a mi juicio.

No cabe esperar que nos deshagamos de mucho dinero, pero por lo menos podemos abstenernos de andar en busca de más. Esto se aprecia especialmente en tiempos de pobreza general. Pedir menos interés por un préstamo o una parte menor en los productos de los arrendatarios son cosas que inmediatamente apreciarán los pobres, que quedarán muy agradecidos.  Se obtiene una buena reputación cuando quemamos un pagaré aun cuando el deudor sólo haya podido pagar el interés o cuando se contribuye con dinero a la acción del gobierno o una causa pública.

Esto ofrecería un agudo contraste con lo que hacen los ricos de nuestro tiempo. Hacer eso no perjudicaría a nadie y pondría fin a las envidias y hostilidades. Oír las palabras de agradecimiento de los pobres es como tener dos orquetas y, cuando se reciben honores y recompensas del gobierno, nuestro nombre pasa a la posteridad. Obtenemos así honor y contentamiento. En cuanto a diversiones, música, mujeres, hermosas villas y fiestas, son cosas que están a fácil alcance de los ricos, ya que no de los pobres. Así, pues, puede lograrse sin mucho trabajo lo que tan difícil parecía de lograr.”

De: La importancia de comprender, capítulo Adaptaciones Humanas, Lin Yutang.

Post relacionado: Cómo ser feliz aún siendo pobre

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

3 opiniones en “Como ser feliz aún siendo rico (en un libro de Lin Yutang)”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: