Al flaco Spinetta…

elflacoTardé unos días, en poder decir algo con mis propias palabras…

Sabía que estabas en tu casa componiendo canciones. Y ahora sé que no estás.

Busqué, durante horas, algo en la tv, algo en la internet. Escasos estaban.

Pasó la noche, desvelada, la mañana llegó.

Cuando fui despertando a mi consciencia adolescente, vos ya estabas ahí.

Estaban también tus fans, entendidos de música y metáforas.

Yo escuchaba el long play de la cabeza con sopapa y lágrima, agradecida de que figurara, en la envoltura, la letra de las canciones.

Distraída en mi vida del común, cada tanto llegaban noticias de tu nueva banda, tus nuevas canciones.

Vos estabas en tu casa componiendo canciones.

Y hoy siento la faltante felicidad de saberlo.

Te nombran padre fundante, maestro, ídolo, referente ineludible, vanguardista, autodidacta, poeta del rock, compositor genial, inspiradísimo melodista, generoso constructor de armonías, el músico que amábamos todos…

De alguna gente se dice que siguen viviendo en su obra -un forzamiento de la palabra vivir.

No estarás más en tu casa componiendo canciones.

Tristeza, no hay otra, de lo lindo que fue saberte vivo.

Huérfanas quedan algunas utopías mías.

Chau, Flaco. 

Norma-Luz/Acuarela (la bloguera de aquí)

Oración para confiar en uno mismo

Credo de un Samurai

“Carezco de padres, el cielo y la tierra serán mis padres.

Carezco de hogar, la conciencia será mi hogar.

Carezco de vida y muerte, la respiración será mi vida y mi muerte.

Carezco de fuerza divina, la honradez será mi fuerza divina.

Carezco de riqueza, la comprensión será mi riqueza.

Carezco de secretos mágicos, el carácter será mi secreto mágico.

Carezco de cuerpo, la resistencia será mi cuerpo.

Carezco de estrategia, la lucidez será mi estrategia.

Carezco de proyectos, tomar cada ocasión al vuelo será mi proyecto.

Carezco de milagros, la acción correcta en el momento oportuno será mi milagro.

Carezco de principios, la adaptación a cualquier circunstacia será mi principio.

Carezco de valor, mi desapego será mi valor.

Carezco de talento, la agudeza será mi talento.

Carezco de enemigos, el descuido será mi enemigo.

Carezco de amigos, aquellos a quienes ayude serán mis amigos.

Carezco de armadura, la benevolencia será mi armadura.

Carezco de espada, mi desinterés por mí mismo será mi espada.”

A %d blogueros les gusta esto: