Sobre la ciencia y su progreso

De clic en clic, por la web, leo:

“La partícula que supera la velocidad de la luz y desafía a Einstein

Por Laurent Banguet y Annie Hautefeuille (AFP) – 22/09/2011  

PARÍS — «Totalmente inesperado», «asombroso»… Los físicos no acababan de creer a sus instrumentos pero piensan que han medido bien* una partícula que supera la velocidad de la luz, un «límite infranqueable» en la teoría de Einstein.

Según las mediciones efectuadas por los especialistas de la experiencia internacional Opera, unos neutrinos -partículas elementales de la materia- recorrieron los 730 km que separan las instalaciones del CERN en Ginebra del laboratorio subterráneo de Gran Sasso (Italia) a una velocidad de 300.006 kilómetros por segundo, 6 km/s más que la velocidad de la luz.

esto puede querer decir que «unas partículas encontraron un atajo en otra dimensión», y por lo tanto existirían en el universo más que las cuatro dimensiones (las tres espaciales más el tiempo)…”

Copyright © 2012 AFP  Leído en: GoogleNoticias

Entonces, recordé que hace ya mucho no leo algo sobre Epistemología. Y, de clic en clic, encontré un post acerca de Thomas Kuhn y su teoría sobre el progreso de la ciencia -que si es por acumulación, que si es por rupturas: 

Thomaskuhn“… El filósofo Thomas Kuhn se ocupó principalmente de cuestiones acerca de filosofía de la ciencia: ¿cómo se lleva a cabo la actividad científica? ¿Existe un mismo patrón en dicha actividad que se pueda aplicar a lo largo de las distintas épocas históricas? ¿A qué se debe el aparente éxito en la obtención de conocimientos de la ciencia? Dicho conocimiento, por otra parte, ¿es acumulativo a lo largo de la historia?

Este tipo de cuestiones, así como las respuestas que Kuhn ofrecerá, nos muestran el enfoque histórico con el que se analiza la ciencia.

Efectivamente, Kuhn se dedicó en un primer momento al estudio de la historia de la ciencia y fue a partir de ella de donde surgieron diversas cuestiones que muestran un contraste entre dos concepciones de la ciencia.

Por un lado, la ciencia entendida como una actividad completamente racional y controlada (como nos la presenta el Círculo de Viena, por ejemplo), y por otro lado, la ciencia entendida como una actividad concreta que se ha venido dando a lo largo de los siglos y que en cada época histórica presenta peculiaridades y características propias.

Las respuestas que Kuhn da…”

El post completo en: La estructura de las Revoluciones científicas (cursos de filosofía)

Antes, en este blog: Y así avanza la ciencia

* Alguien me cuenta que no midieron bien, pues poco después contaron que los instrumentos estaban descalibrados. En fin…  

A %d blogueros les gusta esto: