Las diez claves (para usar internet con seguridad)

Para chicos… y para grandes!

En Clave de Niños

Ver la entrada original

Anexo de cualquier sueño (via Imágenes y Palabras by Jan Puerta)

Me gusta el clima que generan las fotos en blanco y negro, como ésta, entre muchas otras, del fotógrafo Jan Puerta…

En su blog podrán apreciarla mejor: Anexo de cualquier sueño by Jan Puerta

10 reflejos humanos que la ciencia no consigue explicar

larocafm

Existen ciertos actos del cuerpo que se producen de manera involuntaria y que son característicos del género humano como el bostezo y los escalofríos

Ver la entrada original 885 palabras más

Alberto «el negro» Olmedo inolvidable

Marzo 5. A 26 años de su muerte…

“… “Generoso Quijote de la noche. Te llenaste los bolsillos de tristezas y saliste a caminar por las estrellas dejando un amigo en cada mesa. Le pusiste risas a la noche y en cada copa un poco de tu vida y en tu vuelo de gorrión sin esperanza me dejaste solo en tu partida. “A  mi amigo Olmedo”, Jorge Porcel

“Tras el éxito del Capitán Piluso, Olmedo inició un camino casi sin tropiezos hacia la idolatría, desempeñándose con graciosa solvencia en Operación Ja Ja, No Toca Botón y El Chupete.

… consiguió construir personajes de ficción que aún hoy se mantienen en la memoria popular de los argentinos.

En esta galería de seres, surgidos de las ideas de diferentes guionistas – en especial de las de Hugo Sofovich -, pero multiplicados y revitalizados gracias al método desacartonado y explosivo de su hacedor, Olmedo volcó todos los saberes aprendidos en la vida y en el espectáculo:

Rucucu (largo levitón oscuro, sombrero de copa redonda, anchos bigotes y dialecto ucraniano), el Yeneral González (caricatura de un militar latinoamericano de pocas luces, metido en un operativo junto a oficiales ingleses y estadounidenses), Borges (eterno aspirante a periodista, que impuso una exclamación que hizo época: – ¡Hay efectivo!), El Nene (que ya tenía sus años pero, para pasarla bien, insistía que era menor), Lucy (travestido de mujer para conseguir empleo), El Dictador de la Costa Pobre (patético tirano centroamericano que lanzó -con gesto incluido- el popularísimo “¡de acá!”), Rogelio Roldán (empleado explotado y acosado por la mujer del jefe), El Manosanta (adivino “abrasilerado” que recibía a sus víctimas con un Adianchi!” y el El Psicoanalista (un terapeuta en busca de amores), entre otros. …”

Nota completa en: Alberto Olmedo, un grande, muy grande, un verdadero ídolo nacional y popular

En Wikipedia, más personajes y frases que popularizó: Alberto Olmedo 

PD: Era desopilante. Nos hizo reir un montón. Gratitud es lo que sentimos…  

A %d blogueros les gusta esto: