Fábula: El águila, el león y el cordero. Gabriel Real de Azúa

Fábulas – Antología de poetas americanos…

Un Águila real se subió a la cima de un áspero cerro. Y desde allí pudo ver que al pie de la cumbre el feroz León se hallaba durmiendo.

-Es grande, es hermoso -se dijo el Águila-. Me llegaré a conocerlo.

Y, con batir las alas, se posó en el prado. Despertó el León, irguió su melena y le saludó con acatamiento. Ella contestó al saludo y comenzaron una charla en la que ambos despreciaban a todos los demás animales del Universo. El León dijo:

-Nuestras dos especies han fundado imperios.

-Cierto, cierto… Vos en la tierra y yo en el cielo…

Un Corderito que estaba escuchando, listo para la carrera, tuvo el valor de encararse con ellos:

-No hay duda de que ambos sois monarcas excelsos. Pero el hurto y la rapiña son vuestros procedimientos. No querría poseer vuestra grandeza, amigos. El lustre y realce de más alto precio es el que uno adquiere por sí, siendo bueno, y no por la prosapia de sus abuelos.

En la fabulilla, nos dice el Cordero:

Que jamás hagamos
gala con exceso
del blasón y gloria
que heredado habemos
de nuestros mayores,
y que procuremos
con nuestra conducta
y procedimientos
adquirirla nueva
por nosotros mismos.

Gabriel Real de Azúa, argentino
De: Libro “Fábulas – Antología de poetas americanos” – Susaeta/1978

Anuncio publicitario

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

Un comentario en “Fábula: El águila, el león y el cordero. Gabriel Real de Azúa”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: