Canto a mí mismo. Walt Whitman

Walt-whitmanMayo 31 (su natalicio)

1. Me celebro y me canto a mí mismo.
Y lo que yo diga ahora de mí, lo digo de ti,
porque lo que yo tengo lo tienes tú
y cada átomo de mi cuerpo es tuyo también.

Vago… e invito a vagar a mi alma.
Vago y me tumbo a mi antojo sobre la tierra
para ver cómo crece la hierba del estío.
Mi lengua y cada molécula de mi sangre nacieron aquí,
de esta tierra y de estos vientos.
Me engendraron padres que nacieron aquí,
de padres que engendraron otros padres que nacieron aquí,
de padres hijos de esta tierra y de estos vientos también.

Tengo treinta y siete años. Mi salud es perfecta.
Y con mi aliento puro
comienzo a cantar hoy
y no terminaré mi canto hasta que muera.
Que se callen ahora las escuelas y los credos.
Atrás. A su sitio.
Sé cuál es su misión y no la olvidaré;
que nadie la olvide.
Pero ahora yo ofrezco mi pecho lo mismo al bien que al mal,
dejo hablar a todos sin restricción,
y abro de para en par las puertas a la energía original de la naturaleza
desenfrenada.

Versión de León Felipe  Leída en: A Media Voz

Camden. Jorge Luis Borges

Mayo 31, 1819. Natalicio de Walt Whitman

Poema que escribió Borges en memoria del poeta estadounidense:

El olor del café y de los periódicos.
El domingo y su tedio. La mañana
y en la entrevista página esa vana
publicación de versos alegóricos

de un colega feliz. El hombre viejo
está postrado y blanco en su decente
habitación de pobre. Ociosamente
mira su cara en el cansado espejo.

Piensa, ya sin asombro, que esa cara
es él. La distraída mano toca
la turbia barba y la saqueada boca.

No está lejos el fin. Su voz declara:
casi no soy, pero mis versos ritman
la vida y su esplendor. Yo fui Walt Whitman.

Leído en: Wikipedia

El sueño y el dormir. Recomendaciones

En una nota*, el periodista** recoge estos consejos del Laboratorio del Sueño de la Fundación Alfredo Thomson:

Dormir01“…

• Levantarse temprano, manteniendo lo más fijo que se pueda el horario.

 • Por la noche ingerir sólo alimentos livianos; evitar la carne roja y las verduras crudas, las comidas complejas y los picantes, así como el café, té y mate. Se puede acompañar con una copa de vino. Han de transcurrir no menos de dos horas de la cena para ir a dormir. Antes de la comida nocturna buscar tranquilidad. En cambio, tomar un desayuno y merienda importantes y un buen almuerzo.

 • Nunca mirar la televisión en la cama antes de dormir. Si se la mira, que sea sentado y evitando informativos y programas excitantes.

 • Evitar la siesta horizontal: no acostarse; sólo dormitar o descansar plácidamente de 20 a 30 minutos como máximo, en un sillón o reclinado.

 • Si es posible, realizar caminatas después del desayuno y al caer el sol. No hacer actividad física después de la cena.

 •También son aconsejables algunos ejercicios livianos al aire libre, como natación o ciclismo. Trate de estar activo, aun en lugares cerrados; si siente somnolencia al mirar TV en horas del día, interrumpa y trate de emprender otra actividad que lo despeje.

 • Acostarse con ropas muy sueltas o sin ropa.

 • El dormitorio debe ser acogedor, ventilado y cómodo. Dejar las preocupaciones afuera.

Y si se despierta de noche:

Jamás encender la luz y mucho menos levantarse.

Ni se le ocurra eso de ir a la PC o huronear en la heladera.

El reloj sólo debe servir como despertador: darlo vuelta para no ver la hora.

Si piensa algo, que sea: dormir un poco menos no es un drama, el sueño ya volverá.

Permanecer quieto y en la postura más relajada en la oscuridad; ya se quedará dormido solo.”

Leído en:Una odisea con los ojos cerrados – Revista El Arca 62 – nota por **Jorge Ariel Madrazo

El monstruo del río. Anthony De Mello

“El sacerdote de la aldea era distraído en sus oraciones por los niños que jugaban junto a su ventana. Para librarse de ellos, les gritó: «¡Hay un terrible monstruo río abajo. Id corriendo allá y podréis ver cómo echa fuego por la nariz!».

Al poco tiempo, todo el mundo en la aldea había oído hablar de la monstruosa aparición y corría hacia el río. Cuando el sacerdote lo vio, se unió a la muchedumbre. Mientras se dirigía resollando hacia el río, que se encontraba cuatro millas más abajo, iba pensando: «La verdad es que yo he inventado la historia. Pero quién sabe si será cierta…

Es mucho más fácil creer en los dioses que hemos creado si somos capaces de convencer a los demás de su existencia.”

De: El canto del pájaro, Anthony De Mello

Mandamientos alternativos II. Christopher Hitchens

 Una propuesta satírica:

  1. TablasdelaleyNo condenar a la gente sobre la base de su etnia o su color.
  2. Ni se te ocurra utilizar a los demás como si fueran de tu propiedad.
  3. Desprecia a quienes utilizan la violencia o amenaza en las relaciones sexuales.
  4. Esconde tu rostro y llora si te atreves a hacerle daño a un menor.
  5. No condenes a la gente por su naturaleza innata. («¿Por qué Dios creó personas homosexuales, para torturarlos y destruirlos?»)
  6. Ten en cuenta que también eres un animal y dependes de la naturaleza. Trata de pensar y actuar en consecuencia.
  7. No creas que puedes evitar un juicio, si robas [mientes] a la gente y utilizas un cuchillo.
  8. Apaga ese teléfono móvil de una vez.
  9. Denuncia a jihadistas y cruzados como lo que son: criminales psicópatas delirantes y reprimidos sexuales.
  10. Rechaza cualquier fe, si sus mandamientos contradicen alguno de los anteriores.

Leído en: Wikipedia

A %d blogueros les gusta esto: