La marca. «Una información por favor»

Del archivo, una historia emotiva…

Soy donde no pienso

 


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso oagregame feeds a tu lector de noticias preferido

Ver la entrada original

Los niños y la lucha por la libertad (en un texto de Fromm)

Sigo con fragmentos del libro… 

Erich-fromm“… Las revoluciones que se han producido en la historia no deben hacernos olvidar el hecho de que los niños y los más tiernos infantes también ejecutan las suyas, pero como no tienen poder, han de recurrir a métodos propios; he nombrado la guerrilla. Luchan contra la supresión de su libertad con diversos métodos individuales, como el negativismo empecinado, el no querer comer, el no aprender las reglas de higiene del excusado, hacerse pipí en la cama y métodos más drásticos de retiro autístico y debilidad pseudomental.

Los adultos se conducen como una élite cuyo poder es impugnado. Recurren a la fuerza física, con frecuencia mezclada con dádivas, para proteger su posición. La consecuencia es que la mayoría de los niños se rinden y prefieren el sometimiento a un tormento constante. En esta guerra no hay merced hasta la victoria final, y sus víctimas llenan nuestros hospitales.

Pero es un hecho notable que todos los seres humanos -los hijos de los poderosos como los de los no poderosos- tienen en común la experiencia de haberse sentido impotentes otrora y de haber luchado por su libertad.

Por eso podemos suponer que todos los humanos, aparte de su dotación biológica, han adquirido en su infancia un potencial revolucionario que, si bien inactivo largo tiempo, puede movilizarse en circunstancias especiales…”

Leído en: Antomía de la destructividad humana, Pte. 3, Las variedades de agresión y destructividad y sus condiciones respectivas, por E. Fromm

A %d blogueros les gusta esto: