Archivo para mayo 24th, 2012

Himno internacional gitano: Gelem Gelem

mayo 24, 2012

En el día de su santa, Sara…

Van-gogh-campamento-gitano(Gelem Gelem: en romaní: ‘anduve, anduve’)

Anduve, anduve por largos caminos
Encontré afortunados romà
Ay, romà, ¿de dónde venís
con las tiendas y los niños hambrientos?

¡Ay romà, ay muchachos!

También yo tenía una gran familia
fue asesinada por la Legión Negra
hombres y mujeres fueron descuartizados
entre ellos también niños pequeños.

¡Ay romà, ay muchachos!

Abre, Dios, las negras puertas
que pueda ver dónde está mi gente.
Volveré a recorrer los caminos
y caminaré con afortunados calós

¡Ay romà, ay muchachos!

¡Arriba, gitanos! Ahora es el momento
Venid conmigo los romà del mundo
La cara morena y los ojos oscuros
me gustan tanto como las uvas negras

¡Ay romà, ay muchachos!

Fuente: Wikipedia, Gelem Gelem
Antes, en este blog: Los gitanos y la diosa madre. La fiesta de Santa Sara

Anuncios

Dibujos con birome (via Marisa Coniglio)

mayo 24, 2012

Mirando dibujos…

Serie de dibujos con birome “Ensimismamientos mezquinos”

marisa-coniglio-ensimismamientos

Visto en: blog de la artista plástica Marisa Coniglio (allí, se exponen más)

Simplificar la vida

mayo 24, 2012

De los libros  Hábitos Zen  y  El Poder de lo Simple…

“Reducir la necesidad de consumir y enriquecerse.

Una fantástica idea para todos los que tengan problemas con la compra compulsiva, gran enemiga de la simplicidad, es la regla de los 30 días, junto con la fecha en la que fue añadido.

Si después de 30 días todavía lo quiere, entonces puede comprarlo. Claro que no se aplica a necesidades básicas como la comida, pero ayuda diferenciar los caprichos de lo necesario.

Dejar de poseer y acumular cosas.

Menos ropa en el armario, menos objetos en la casa y menos papeles en el escritorio harán que usted tenga la mente más lúcida y más tranquila. También, tendrá más tiempo para dedicarse a las cosas importantes, es decir, las esenciales de la vida, que son las que contribuyen a su salud y bienestar.

Comer sólo 7 alimentos.

Es importante desayunar de forma abundante y sana, sin saltearse comidas. Lo fundamental es erradicar las comidas empaquetadas y comer sólo estos siente alimentos: frutas, vegetales, cereales integrales, carnes magras, lácteos descremados, legumbres y frutos secos.

Levantarse temprano. Acostarse pronto.

Es importante tener disciplina en los hábitos de descanso y también de alimentación. Esto hará que el día rinda mucho más y que nos estresemos menos.

Una sola tarea, un solo proyecto.

Para los que queremos estar en todos lados y haciendo de todo. ¿Cuántos proyectos llevamos? Si son muchos, pueden limitar nuestra eficacia. Céntrese en un único proyecto y deje los otros en espera. No se permita hacer varias tareas a la vez. Cuando esté escribiendo o redactando un informe, no haga nada más. Cuando esté procesando el correo, vacíe el buzón de entrada y no haga ninguna otra cosa. Termine una tarea por vez y dedíquese a otra nueva, solamente cuando haya terminado la primera.

Día semanal de descanso.

Si es más de uno, mejor. hay quienes aconsejan concentrar el trabajo en 4 días. Si se reduce el tiempo, somos más eficientes al concentrarnos sólo en lo esencial.

Menos es más, poner límites.

Consejo basado en los principios del haiku, poema japonés de diecisiete sílabas y tres líneas. Leo Babauta dice: “Al establecer limitaciones, se tiene que elegir lo esencial…” A su juicio, lo que no tiene límites es débil. Cuando más se concentra uno, más poder tiene.

Un cajón por vez

Uno de los secretos dado por los expertos de la simplicidad radica en empezar los nuevos hábitos poco a poco, en vez de intentar objetivos ambiciosos que nos agotarán después de una o dos semanas de entusiasmo.

Comenzar a poner orden en nuestro entorno ayudará muchísimo, pero este desafío debe abordarse gradualmente, por ejemplo, destinar dos horas tres veces a la semana a ordenar un cajón, un estante o un armario.

Este es, además, un ejercicio mental que obliga a identificar lo desechable de lo necesario, máxima fundamental de la simplicidad.”

De: Sentir, pensar y actuar de un modo simple. Rev.Pred.-Abril 2012

Posts relacionados: Haikus: ejercicio moral   El camino. Shenzen Young  Combate zen   Cuento zen: Buda cristiano  Primavera en haiku 

El hombre que plantaba árboles (via Zentolos)

mayo 24, 2012

Leyendo otros blogs…

Escrito por Lughnasad. 10-nov-2009

“Recientemente ha salido publicado en la prensa, que un hindú llamado Chandra Bhushan Tiwari, conocido como el hombre árbol, había plantado 50.000 árboles y que su objetivo era llegar a los 100.000. Tiwari comenzó su labor hace 17 años por amor a la naturaleza, abandonó su trabajo de profesor de escuela y comenzó a plantar semillas.

Al principio, sus vecinos lo tomaron por loco, pero en la actualidad le ayudan económicamente para comprar las semillas. Tampoco ha abandonado totalmente su actividad docente, pues da clases a los niños más pobres de su localidad, a cambio de que planten una semilla cerca de su casa.

Este hombre me recordó a la premio Nobel de la Paz en 2004, la keniata Wangari Muta Maathai, que con su organización, Cinturón Verde, fue capaz de plantar unos 30 millones de árboles en África.

En sus propias palabras: “la siembra de árboles ralentiza la desertización, preserva los hábitat forestales para la vida salvaje y proporciona una fuente de combustible, materiales de construcción y comida para futuras generaciones, lo que supone una ayuda para combatir la pobreza“.

Ambos, me recordaron el relato corto del francés Jean Giono, El hombre que plantaba árboles escrito en 1953, que narra la historia de un hombre que perdido por unas áridas tierras, se encuentra de casualidad con, Eleazar Bouffier, un hombres solitario, que ha dedicado toda su vida a plantar árboles día tras día. Tras años y años de labor, el protagonista vuelve a la zona y se percata del gran cambio que había provocado la labor de Bouffier, no sólo en el terreno si no también en las gentes que habitaban la zona. En los años 80, Frédéric Back hizo un mediometraje de animación basado en dicho cuento.

Puedes leer el cuento en…” (sigue en el sitio origen Zentolos)

Relacionado: Día del árbol (poemas, derechos de los árboles, árboles en el arte, etc.)

A %d blogueros les gusta esto: