NORMAS UNIVERSALES PARA EXPRESAR «LO HABLADO»

BIENVENIDO

ImagePara conseguir la COHERENCIA en la expresión lingüística es imprescindible reflejar con precisión la propia experiencia y conocimiento del mundo, y respetar los fundamentos universales del pensar humano. EL SABER ELOCUCIONAL exige el cumplimiento de ciertas normas, con independencia de los idiomas.

Algunos principios para conseguir la COHERENCIA son éstos:

  1. NO decir lo imposible o extravagante
  2. NO decir lo obvio
  3. NO contradecirse
  4. NO caer en tautologías

Ver la entrada original

Repetición tenaz: una divertida historia (en un texto de Sigmund Freud)

Lecturas reveladoras…  

“… la tendencia inconscientemente perturbadora puede también conseguir su propósito, repitiendo con tenacidad la misma clase de funcionamiento fallido.

Como ejemplo de este caso transcribiré una divertida historia, contenida en un librito titulado Frank Wedekind y el teatro, publicado por la casa editorial Drey Masken, de Munich, advirtiendo que dejo al autor de tal libro toda la responsabilidad de la historieta, contada a la manera de Mark Twain.

En la escena más importante de la pieza en un acto La censura, de Wedekind, aparece la frase “El miedo a la muerte es un error intelectual” (Denkfehler).

El autor, que sentía especial predilección por esta escena, rogó en el ensayo al actor a quien correspondía decir esa frase que antes de las palabras “error intelectual” (Denkfehler) hiciera una pequeña pausa.

En la representación, el actor entró por completo en su papel y observó la pausa prescrita, pero pronunció en un tono festivo y dijo erróneamente: “El miedo a la muerte es una errata” (Druckfehler).

Cuando al finalizar la obra preguntó el actor a Wedekind si estaba satisfecho de su interpretación del personaje, le contestó que no tenía nada que objetarle, pero que la frase referida era “El miedo a la muerte es un error intelectual” (Denkfehler), y no una errata (Druckfehler)” 

A la siguiente representación de LaCensura dijo el actor en el mismo tono festivo: “El miedo a la muerte es un memorándum (Denkzettel).

Wedekind colmó de elogios a su intérprete; pero, de pasada y como cosa secundaria, le advirtió que la frase no decía que el miedo a la muerte era un memorándum, sino un error intelectual.

A la noche siguiente volvió a representarse La Censura, y el actor, que ya había trabado amistad con Wedekink y había estado hablando con él sobre cuestiones de arte, volvió a decir con su gesto más festivo:“El miedo a la muerte es un impreso” (Druckzettel).

El cómico volvió a obtener la más calurosa aprobación del autor, y la obra se representó muchas veces más, pero Wedekind tuvo que renunciar a oír la palabra Denkfehler. …”   

De: Psicopatología de la vida cotidiana, S. Freud. 1900-1901

A %d blogueros les gusta esto: