Coplas: Cuando salí…

En Tucumán:

Cuando salí de mi tierra
de nadie me despedí,
las piedras lloraron sangre
y el sol no quiso salir.
(Juan Alfonso Carrizo)

En Santiago:

Cuando salí de mi pago
de nadie me despedí
sólo de los tristes montes
por donde llorando fuí.
(Orestes Di Lullo)

En Cuyo:

Cuando salí de mi casa
muchas lágrimas lloré,
pero más lloró mi madre
cuando de ella me aparté.
(Draghi Lucero)

En Jujuy:

Cuando salí de Abra Pampa
volví la cara llorando.
¡Adiós, adiós, tierra mía,
que lejos te vas quedando!
(J.A.Carrizo)

Leídas en: folkloredelnorte

Y está la famosísima canción de Luis Aguilé: Cuando salí de Cuba. Letra:

“Nunca podré morirme,
mi corazón no lo tengo aquí.
Alguién me está esperando,
me está aguardando que vuelva aquí.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.

Late y sigue latiendo
porque la tierra vida le da,
pero llegará un día
en que mi mano te alcanzará.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.

Una triste tormenta
te está azotando sin descansar
pero el sol de tus hijos
pronto la calma te hará alcanzar.

Cuando salí de Cuba,
dejé mi vida dejé mi amor.
Cuando salí de Cuba,
dejé enterrado mi corazón.”

Fuente: Quedeletras.com

Yo era niña en ese entonces y nada entendía del motivo que hoy puedo leer en la Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Luis_Aguilé):

“… La canción Cuando salí de Cuba se refiere precisamente al momento en que decidió dejar Cuba, donde estaba radicado y era un ídolo juvenil. Aguilé cuenta que al momento de vender sus propiedades, el gobierno revolucionario había sancionado una ley de control de cambios, que limitaba la cantidad de dólares que se podían comprar, y que por esa razón sólo pudo sacar de Cuba una cantidad limitada; el resto se la regaló a sus amigos:

Allí gané muchísimo dinero porque era un ídolo juvenil. Pero un mes antes de salir decretaron una ley que decía que no se podía cambiar el dólar y no se podía sacar dinero. Tuve dos entrevistas con el Che Guevara y me autorizó a retirar una pequeña cantidad…”

PD: A cuántos ha pasado esto de quedar atrapados -y muy mal parados– en alguna medida económica del gobierno de turno de su país! Y más duele cuando no es en beneficio de la propia patria…

A %d blogueros les gusta esto: