Músicas del mundo: Malick Pathé Sow y Bao Sissoko (Senegal)

Me ha gustado la serie Músicas del Mundo, desde el blog La Puerta Entornada…

La puerta entornada

Malick Pathé Sow (cantante) y Bao Sissoko (kora) se han unido para crear un magnífico álbum desde la diáspora.

“La música es el verdadero lenguaje universal.”
Carl Maria von Weber (1786-1826) Compositor alemán.

Músicas del mundo: el primer viernes de cada mes.

PS. El miércoles tuve la suerte de que me ofrecieran un trabajo así que estoy de papeleos y con la lengua fuera, gestionando visado y demás, porque me marcho el martes por la noche. Espero poder escribir en algún momento las dos entradas que me quedan sobre Ruanda y pido disculpas por no haber contestado a vuestros comentarios. Dejo en el aire dónde será mi próximo destino, por eso de la intriga y dolor de barriga, aunque se aceptan apuestas…

Ver la entrada original

Recuerdos de una librería, George Orwell

También me ha pasado tener una rara sensación ante los libros… ante tanto ejemplar acumulado en mesas y estantes de las ferias de usados. Como dice Orwell, «vistos en masa»… he pensado en tanta «palabra vacía»… en torno a la cual existe un negocio más, como cualquier otro… una neurosis más, como cualquier otra… Aún así, prosigo buscando en libros variados, las palabras que me nombran.
Gracias Calle del Orco por compartir estas líneas!

Calle del Orco

Cuando trabajé en una librería de viejo –establecimiento que se suele imaginar, cuando no se trabaja en él, como una especie de paraíso en el que unos encantadores caballeros de edad curiosean entre infolios encuadernados en piel-, lo que más me llamó la atención fue la escasez de personas realmente aficionadas a los libros. Nuestra tienda tenía un surtido de interés excepcional, pero yo dudo que el diez por ciento de nuestros clientes supiesen distinguir un libro bueno de uno malo. Eran mucho más numerosos los esnobs de las primeras ediciones que los amantes de la literatura; más numerosos aún eran los estudiantes orientales que regateaban por los libros de texto baratos, y las más numerosas eran mujeres despistadas que querían un regalo para el cumpleaños de un sobrino […].

La verdadera razón por la que no quisiera pasar mi vida vendiendo libros es que, cuando lo hice, perdí el…

Ver la entrada original 257 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: