Movimiento Acción Poética: carteles sobre el amor, la libertad y la poesía

(Vía Página12/Cultura. Por María Daniela Yaccar)  

“…Letras negras sobre una pared blanca, en la calle; un mensaje contundente, plasmado sin pretensión estética ni prolijidad, sin dibujos ni colores alrededor. Carteles de este tipo, que versan sobre el amor, la libertad y alaban la poesía, se repiten en todo el país y en Latinoamérica. Y llevan todos una misma firma: Acción Poética. Se trata de un movimiento surgido en México a mediados de los noventa, que llegó al país hace un año y medio y al que cada vez se reconoce más (en Facebook, muchos eligen los muros pintados como fotos de perfil)…

Las pintadas de Acción Poética reivindican la sencillez. No son nada del otro mundo, y por eso el movimiento ha sido criticado por los intelectuales y hasta ha sido víctima de parodias.

Cartelaccionpoetica

Los murales pueden expresar presagios –“La risa vendrá mañana, para los que lloran de noche”–, declaraciones amorosas –“Te pienso, luego existo”–, consejos –“Mientras más triste sea tu historia, más grande debe ser tu sonrisa”–, principios político-filosóficos –“No hay sueños imposibles, sólo hombres y mujeres incapaces”–. Una de las más conocidas es la que sentencia “Sin poesía no hay ciudad”.

En algunas provincias hay murales bilingües que traducen las frases en castellano a las lenguas de los pueblos originarios, e incluso algunos en Braille.

…a nivel local, se inicia en San Miguel de Tucumán. El gran responsable es el poeta Armando Pulido, que comenzó a pintar las paredes de las calles de Monterrey en 1996, al caer en la cuenta de cómo el mercado editorial expulsaba a los poetas (incluyéndolo a él). “Si pinto una pared me garantizo que me lean 300 mil personas en una semana”, pensó por aquel entonces el hombre.

Recién hace un año y medio, un entusiasta actor y gestor cultural tucumano, Fernando Ríos Kissner, tomó las riendas del proyecto en la Argentina, el tercer país del continente que se sumó a la movida… un movimiento que reivindica la palabra, pero, por sobre todas las cosas, el encuentro

Hace un año y medio que Kissner comanda Acción Poética en San Miguel de Tucumán. Empezaron pintando de noche, casi clandestinamente, sin pedir permiso a nadie. Pero en un momento pensaron que lo justo era pedir autorizaciones a los vecinos para pintar. Una convocatoria a través de las redes sociales llama abiertamente a la comunidad a sumarse al hecho artístico-social-poético…

Unir a los vecinos que de otro modo no se unirían, movilizar a barrios sumidos en la miseria, estimular a los jóvenes más desesperanzados de las zonas más pobres del país y generar interés en la lectura: tales grandes propósitos persigue Acción Poética.

La idiosincrasia de cada lugar hace que las paredes sean particulares. Los salteños citan a sus poetas y los jujeños hablan del Carnaval, por ejemplo. “En Los Pocitos, una localidad tucumana de pobreza haitiana, pintamos palabras que propuso una vecina: ‘Necesitamos escucharnos’. Si uno lo ve sentado en una computadora, con aire acondicionado, no termina de entender. A esa gente le cuesta mucho organizarse: usurpan terrenos y su vida se cuenta por horas”, se explaya Kissner.

“Los textos obedecen a las más alocadas razones. A mí me interesa que difundamos a los poetas regionales, a los que jamás editarán un libro…

Los integrantes de AP trabajan en escuelas tanto públicas como privadas, en hospitales, neuropsiquiátricos, hogares de niños y ancianos y cárceles haciendo poesía de modo colectivo.

…AP funciona sobre la base de un conjunto de pautas que Pulido entregó a Kissner cuando él se embarcó en esta iniciativa. Siempre, siempre, letras negras sobre fondo blanco. Siempre textos de no más de ocho palabras y no se puede hablar de política ni de religión. “Nosotros agregamos una regla: un perfil de cómo debe ser la persona que está a cargo de un grupo”, añade Kissner…

Claro que esto de salir a pintar paredes no es novedad. Y por eso está la posibilidad de que se arme una disputa en el espacio público. … “Varias veces han intervenido nuestros murales. Al principio había celos de los grafiteros, para ver quién ganaba la calle. Pero desde que empezamos a pedir permisos, nuestros conflictos son mínimos”, explica.

También han nacido páginas de Internet … que se burlan del tono naïf de los mensajes de AP. “Las parodias son reivindicativas… Este es un movimiento amable. Ellos no pintan calles, no salen de su escritorio. Pero lejos de atacarnos, una parodia nos da reconocimiento”, interpreta.

“Cuando empezamos, la derecha decía que ensuciábamos la ciudad. Y la izquierda, que adormecíamos a la clase trabajadora. Cuando la izquierda y la derecha coinciden en sus diagnósticos estoy donde quiero estar”, se define Kissner.

“A la gente común, al verdulero, al zapatero, le gusta leer los mensajes. Buscamos otra forma de relacionarnos con el vecino. Queremos arrancar sonrisas, reflexiones, suspiros. No somos un movimiento antisistema ni de protesta, lo nuestro no es militancia”, concluye.”

Leído en: * Pagina12/Cultura/Mensajes plasmados en tinta negra/1 de febrero de 2014. (allí, el texto completo)

AcciónPoéticaArgentina(Oficial)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: