Crianza: habilidades de madre y psiquis familiar

“… El mundo ha evolucionado… para acuñar el término más moderno de psiquis familiar, donde el entorno es copartícipe. A la par aparecieron nuevas lecturas que aseguran que una madre aceptablemente buena no es la ideal. Aún más: la perfecta, puede ser negativa para el niño.

También han aparecido corrientes -y la realidad múltiple las potenció– donde los requerimientos del niño no son necesariamente asistidos por las madres.

Lo que podría llamarse como habilidades maternales pueden ser ejercidas por personas diferentes que colaboran en la crianza, abarcando al padre, por supuesto, y a otros familiares o asistentes contratados.

Bajo este concepto, se debe aspirar más a conseguir un buen desarrollo y cumplimiento de las habilidades maternales en su conjunto, que a contar con una madre que solucione brillantemente todas ellas.

Por ello, aliviando la conciencia femenina más exigida, se podría comenzar a pensar en competencias necesarias para el crecimiento del hijo que, en su conjunto, pueden cumplimentar en equipo los adultos cercanos.

La diversidad, además de relajar la demanda concentrada en un único destinatario, permite enriquecer la experiencia del niño. …

… el niño no va a tener ninguna secuela si es atendido en su necesidad, independientemente de qué porcentaje de su requerimiento es provisto por la mamá.”

Leído en: Rev. Uno Mismo Nro. 370, nota “Mala Madre”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: