Budismo para occidentales, 20 malentendidos (del libro)

Décimo séptimo malentendido: El Budismo es una teoría (enseñanza) nihilista…

Nihilismus [de lat. nihil = nada] es la contemplación de la nulidad y absurdidad de todo lo existente y todo lo que es; también es posición que niega todos los valores, ideales y metas positivos.

Como el budismo rechaza el concepto del apoyo en cosas firmes y les quita todas sus bases, vuélvese entonces muy fácil  poner budismo y nihilismo en el mismo saco. 

El  budismo no reconoce ningún Dios, ni creación, ni alma, ni ego autónomo, ni ser independiente de las cosas, ni felicidad eterna alguna.

Independientemente, reconoce un espacio (libre de Dios) llamado Dharma, que es él mismo, el orden de las cosas, y reconoce la ley de causas y efectos, que se llama karma

Todavía, a pesar de la negación de todo el Ser, el budismo no afirma un no-ser.  Las cosas son hasta este punto y no son más, es decir las cosas son justo hasta el punto a donde aparecen las causas condicionando y quedan disponibles en nuestra conciencia subjetiva. Y no son hasta este punto, adonde no constituyen una entidad autónoma, porque los fenómenos son aparecidos en modo condicional y son impresiones de la percepción engañosa

Por consecuencia, en la lengua del budismo, esas cosas son «vacías» (shûnya), es decir, sin substrato; son irreales e invenciones (la imagen = representación) de nuestra imaginación creativa.

El budismo no enseña entonces ningún nihilismo, más es la unión, el camino medio entre la aceptación y la reverencia. 

No nihilista, el budismo tiene también una alta valoración de los principios éticos, en su visión a la victoria sobre las experiencias dolorosas y la prosecución de la perfección y de la sabiduría más alta. …”

De: Budismo para occidentales, 20 malentendidos (libro)
Antes: 16º malentendido

Tags: