Halloween: El origen de la calabaza: la leyenda de Jack Lantern

En los útimos años, esta celebración va siendo adoptada entre nosotros (Buenos Aires, Argentina); las vidrieras se llenan de sus íconos; como la calabaza la cual, a su vez, no es un símbolo originario de esta fecha, primitivamente Fiesta de Samhain. Por mi parte, es la primera vez que leo la siguiente historia…

Calabaza03“Cuenta dicha historia que  hace muchos años, una noche del 31 de Octubre un hombre irlandés astuto y tramposo, llamado Jack, estaba emborrachándose en una cantina; allí se topó con Lucifer y  haciendo gala de su fama de pendenciero y tacaño quiso demostrar a todos su ingenio queriendo engañar al mismo diablo  ofreciéndole su alma a cambio de que le pagase el último trago.

El diablo aceptó y para pagar, se transformó en una moneda. Antes  de que el tabernero pudiese cogerla Jack se  la arrebató y la guardó en su monedero donde tenía grabada una cruz, quedando el diablo atrapado incapaz de poder volver a su forma original. Jack puso como condición a su libertad la promesa de renunciar a poseer su alma durante los próximos 10 años. El diablo ante esa tesitura, no tuvo más remedio que  aceptar y concederle su reclamación.

Calabaza02Pasado el plazo, el diablo volvió en su busca reuniéndose con él  en medio del campo. Jack viendo cerca su final  se dispuso a tenderle de nuevo una trampa.

-Antes de partir contigo, me gustaría que me concedieses un último deseo -dijo- es simple, tan solo quisiera poder saborear una manzana de aquél árbol.

El diablo sonrió ante la petición, la cual le pareció algo estúpida y se prestó a concederle su último deseo. De un brinco subió hasta lo alto, mientras que Jack audaz,  aprovechó para dibujar rápidamente una cruz en el tronco. De esta manera el diablo no pudo bajar y tuvo que volver  a prometer que liberaría su alma pero esta vez para siempre.

El alma en pena de Jack

Jack murió unos años más tarde; cuando pretendió cruzar las puertas del cielo, se las cerraron por golfo, borracho y estafador, entonces se encaminó hacia el infierno donde el diablo le estaba esperando.

-No tengo adónde ir – exclamó Jack-,  a lo que el diablo le contestó: – Vuelve por donde has venido ¿no recuerdas la promesa de no poseer jamás tu alma?

El camino entre las tinieblas era oscuro y terrible, un fuerte  viento le impedía caminar. El diablo le lanzó desde los mismísimos infiernos un carbón encendido  para que se guiara en la negrura de la noche eterna;  Jack lo puso  en una calabaza que llevaba con él, para que no se apagara con el viento y siguió su vereda interminable.

Calabaza01Pero ésta no es más que una de las muchas versiones de la leyenda de Jack Lantern, otras menos dulces desvelan que el diablo en su último encuentro no tuvo ninguna compasión y fue él mismo quien cortó la cabeza a Jack y la utilizó como linterna (por eso las diferentes expresiones de caras que se les dan a las calabazas).”

Leído en: Los sueños de Lehahiah

Abajo, en los comentarios: Origen de la festividad y sus símbolos

Relacionado: Noche de Brujas: un tiempo para confrontarnos con nuestras propias actitudes, personales y culturales, respecto a la muerte

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

5 opiniones en “Halloween: El origen de la calabaza: la leyenda de Jack Lantern”

  1. vía muyhistoria*

    «¿Cuál es el origen de la fiesta de Halloween?

    Halloween es una fiesta de origen pagano que se celebra la noche del 31 de octubre y que tiene sus raíces en el antiguo festival celta de Samhain.

    Daniel Delgado

    La fiesta de Halloween se ha convertido en una de las celebraciones más populares y difundidas del siglo XXI. Aunque la versión actual, la de los disfraces y el ‘trick or treat’, proviene de Estados Unidos y ha sido exportada al resto del mundo en los últimos años, el origen de esta fiesta es europeo y mucho más antiguo. La celebración que hoy conocemos como Halloween es una mezcla de la fiesta pagana de Samhain y la fiesta religiosa del Día de Todos los Santos.

    Los pueblos celtas de Irlanda tenían, la noche del 31 de octubre, un festival conocido como Samhain (pronunciado “sow-in”) que significa “fin del verano” y que celebraba el final de la época de cosechas y el comienzo de un nuevo año celta, que coincidía con el solsticio de otoño. Desde la perspectiva de la religión wiccan, y tal como pasaba en muchas otras religiones del mundo antiguo, esta fiesta representaba la muerte y renacimiento de su dios, al igual que lo hacían los campos y la naturaleza.

    Durante esta noche, se creía que la puerta entre el mundo de los espíritus y el de los vivos quedaba abierta, por lo que los fantasmas de los difuntos vagaban libremente y el poder mágico de los druidas crecía debido a esta conexión con el mundo astral. Era costumbre utilizar nabos llenos de carbón ardiendo como faroles para guiar a los familiares fallecidos y asustar a los espíritus malvados. Además, los niños recogían presentes de todas las casas para ofrecérselos a los dioses y los entregaban a los druidas para que realizaran un ritual sagrado en el que, según parece, los sacrificios humanos y animales eran un elemento muy importante.

    La romanización de las tribus celtas supuso la desaparición de la religión de los druidas y sus fiestas paganas, como el Samhain, fueron perdiendo importancia aun sin llegar a desaparecer del todo. El Papa Gregorio IV (827 a 844), como solían hacer los cristianos para facilitar la conversión de otros pueblos, aprovechó la festividad de Samhain y la convirtió en el Día de Todos los Santos (‘All Hallows’ Eve’), respetando en parte la importancia que se daba a los fallecidos. La versión cristiana de esta festividad está muy difundida en países europeos como España o en otros latinoamericanos como México, donde se adaptó a las costumbres mayas y acabó por derivar en el ‘Día de Muertos’.

    El resurgir de Samhain se produjo en el siglo XVIII, cuando los inmigrantes irlandeses lo llevaron a Estados Unidos y popularizaron gracias a leyendas como la de Jack O’Lantern. Se dice que Jack O’Lantern era un pendenciero astuto y ruin que consiguió engañar al diablo para que no pudiera quedarse con su alma. Cuando murió, lo rechazaron en el cielo por sus pecados y el diablo lo expulsó del infierno, por lo que vaga por la Tierra alumbrando su camino con un nabo lleno de carbón al rojo, como se hacía en la tradición celta. En el siglo XIX, cuando la nueva forma de celebrar Halloween empezaba a estar asentada, se decidió cambiar los nabos por calabazas debido a que era más fáciles de tallar y a que había un excedente de calabazas en el país.»

    Leído en: https://www.muyhistoria.es/curiosidades/preguntas-respuestas/icual-es-el-origen-de-la-fiesta-de-halloween

    Me gusta

  2. Actualidad de Halloween

    vía Wikipedia:

    «Hoy en día, Halloween es una de las fechas más importantes del calendario festivo estadounidense y canadiense. Algunos países iberoamericanos, conociendo aún esta festividad, tienen sus propias tradiciones y celebraciones ese mismo día, aunque coinciden en cuanto a su significado: la unión o extrema cercanía del mundo de los vivos y el reino de los muertos. En Europa son muchas las ciudades en las que los jóvenes han decidido importar el modo con el que Estados Unidos concibe Halloween celebrándolo con fiestas y disfraces. Aunque en algunos lugares, como Inglaterra, la fiesta original ha arraigado de nuevo.

    El hecho de que esta fiesta haya llegado hasta nuestros días es, en cierta medida, gracias al enorme despliegue comercial y la publicidad engendrada en el cine estadounidense. La imagen de niños norteamericanos correteando por las oscuras calles disfrazados de duendes, fantasmas y demonios, pidiendo dulces y golosinas a los habitantes de un oscuro y tranquilo barrio, ha quedado grabada en la mente de muchas personas.

    En esa noche los espíritus visitaban las casas de sus familiares, y para que los espíritus no les perturbasen los aldeanos debían poner una vela en la ventana de su casa por cada difunto que hubiese en la familia. Si había una vela en recuerdo de cada difunto los espíritus no molestaban a sus familiares, si no era así los espíritus les perturbaban por la noche y les hacían caer entre terribles pesadillas.»

    Leído en: https://es.wikipedia.org/wiki/Halloween

    Me gusta

  3. Halloween: cuál es el origen de la «noche de brujas», la centenaria tradición que mezcla hogueras, embrujos, calabazas y caramelos

    vía BBC News Mundo*

    «Las brujas y las calaveras toman las calles de muchos países este miércoles de Halloween o «noche de brujas».

    Los fantasmas volarán desde las tumbas, los vampiros saldrán de sus sarcófagos llenos de telarañas y los extraterrestres, de sus platillos. También se pasearán los monstruos, las hadas, los superhéroes y toda clase de disfraces que la imaginación o la economía permitan.
    Es la fiesta de Halloween o «noche de brujas», la conocida celebración estadounidense que cada año gana más adeptos en todo el mundo. Las casas decoradas de formas «terroríficas», los niños prometiendo «trucos» a los que no les regalen caramelos y las reuniones de jóvenes y adultos hasta la madrugada con bebidas y máscaras son solo parte de uno de los festejo más conocidos de la actualidad.

    En realidad, los orígenes de la tradición se pierden en el tiempo y se mezclan con un poco de religión, mucho de paganismo y mucho -muuucho- miedo (en realidad ninguno, pero es Halloween, así que una dosis de susto no está de más). Estas son algunas claves para que entiendas qué hay detrás de la «terrorífica» celebración y su historia.

    ¿Por qué se llama Halloween?

    Las raíces de Halloween no están realmente en Estados Unidos, sino en Reino Unido.
    Su nombre proviene de una frase inglesa «All Hallows’ Eve», lo que se traduciría como víspera de todos los santos. La Iglesia católica instituyó como una de sus celebraciones el «Día de todos los santos», en honor de los que «gozan de la vida eterna en la presencia de Dios» y que no aparecen en santorales o no se conoce su nombre. Las hogueras son otro de los símbolos de la celebración. Hasta el siglo XVI, la noche previa a esta celebración se realizaba un servicio de vísperas y de ahí el nombre del festejo.

    ¿Cómo se convirtió en un ‘día de miedo’?

    Los historiadores del siglo XVIII ya habían vinculado Halloween a un antiguo festival pagano: un ritual celta denominado Samhain que celebraba el fin de verano y la llegada de los días cortos y fríos del otoño. Samhain duraba tres días y comenzaba el 31 de octubre. Según algunos académicos, era un tributo al «Rey de los muertos». La celebración está asociada a un antiguo culto pagano.

    Estudios más recientes establecieron que las hogueras y una celebración de buenas cosechas eran también características del festejo pagano. Pero esta teoría se basa en escasas evidencias y algunos historiadores han señalado que la celebración fue cambiando de región a región, de país en país y, entre muda y muda, alteró incluso su sentido. En el siglo VIII, hubo un punto de inflexión: el papa Gregorio III cambió la fecha original del «Día de todos los santos» del 13 de mayo al 1 de noviembre. No está claro si el movimiento, que también hizo obligatoria la celebración religiosa para todos los católicos, fue un intento de «cristianizar» Samhain. Lo cierto es que esa movida unió ambas celebraciones y mezcló tradiciones paganas y cristianas.

    ¿Cuándo se convirtió Halloween en la celebración que conocemos ahora?

    Tomó forma entre 1500 y 1800.

    Las hogueras eran muy populares entonces: se usaban para quemar la paja (recordemos que Samhain celebraba el final de la temporada de cosecha), pero también como un ritual para «repeler» la brujería y las enfermedades.

    Otra tradición eran los ejercicios de futurología y adivinación: la gente predecía el nombre de los futuros socios e incluso la fecha en la que morirían.

    Esos rituales de adivinación tomaron muchas formas diferentes. Las calabazas se volvieron parte de las celebraciones en Estados Unidos. Un repollo extraído del suelo podría dar pistas sobre el trabajo o la personalidad del futuro socio. También se «leían» las cáscaras de la nuez. La comida era un componente importante de las celebraciones y uno de los hábitos más característicos involucraba a los niños que iban de casa en casa cantando rimas o rezando por las almas de los muertos. A cambio, obtenían pasteles que representaban la liberación de un alma del purgatorio.

    ¿Cómo llegó la celebración a Estados Unidos?

    Durante la Gran Hambruna (1845-49) en Irlanda, que en ese entonces formaba parte del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, más de un millón de personas emigró a Estados Unidos.
    Se llevaron consigo su historia y tradiciones, y no es coincidencia que las primeras menciones de Halloween en territorio estadounidense aparecieran poco después de ese éxodo. En 1870, por ejemplo, una revista para mujeres publicó un artículo que describía a Halloween como un «día festivo inglés».

    El maíz y los espantapájaros también forman parte de la tradición. Inicialmente, la versión estadounidense era muy similar a la del campo británico. Pero hubo algunas adiciones cruciales, como la introducción de espantapájaros en las decoraciones: el maíz era un cultivo crucial en la agricultura estadounidense.

    Hubo otros, como la clásica frase de «trato o truco» de los niños o el uso de las calabazas (la tradición británica era tallar nabos). De acuerdo con algunos historiadores, la celebración cobró auge después de la Segunda Guerra Mundial, cuando terminó el racionamiento de alimentos.

    ¿Qué pasa con el Halloween moderno?

    Hoy en día, Halloween es el día festivo no religioso más grande de Estados Unidos: de hecho, superó al Día de San Valentín y la Semana Santa como el período pico para las ventas de chocolate en 2010.

    A lo largo de los años, se ha exportado a otros países, muchos de ellos en Latinoamérica.

    Pero también ha tenido sus momentos escabrosos y no solo por los disfraces. En 1964, Helen Pfeil, un ama de casa estadounidense, regaló caramelos envenenados a niños que ella consideraba «demasiado viejos para el juego». La celebración se ha exportado a muchos países. Afortunadamente, no hubo víctimas, pero el episodio fue la génesis de varias leyendas urbanas sobre «golosinas contaminadas» que perdura hasta hoy.

    Así, aunque ha cambiado, mucho a lo largo de los siglos, Halloween sigue siendo una celebración que brinda un espacio para que adultos y niños jueguen con sus miedos y fantasías y se burlen de ellos.

    Permite un breve respiro de las normas sociales que inhiben el contacto entre extraños y une religión, naturaleza, muerte y romance.

    Probablemente por eso es tan popular.»

    *Leído en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-45973292

    Me gusta

  4. Holywins, la fiesta de los Santos

    vía misionerosdigitales

    escrito por Editor mdc Octubre 31, 2018

    Un año más, llega Holywins, la fiesta con la que los cristianos recordamos con alegría a todas esas personas, hoy santas, que nos guían en nuestro camino a la santidad y al cielo.

    Hace dieciséis años, en la ciudad de París, un grupo de personas tuvo la idea de salir a la calle y el día previo a la festividad de Todos los Santos (1 de noviembre) celebrar a todas esas personas que escucharon la llamada del Señor y emprendieron el camino a la santidad. Porque la santidad no es sinónimo de solemnidad sino de una vida alegre. Así que a continuación, les ofrecemos una breve guía acerca de Holywins. Pues el 31 de octubre ya no es sólo una cuestión de calaveras y diablitos.

    ¿Qué es Holywins?

    Es una divertida iniciativa que anima a los más pequeños a vestirse de sus santos preferidos y a recordar en ese día sus vidas ejemplares a través de juegos, testimonios y canciones. También convoca a padres y jóvenes. En fin, a toda la familia. A toda la comunidad.

    ¿Qué significa?

    La traducción más acertada es que “lo santo vence”.

    ¿Cuándo nació?

    Esta celebración nació en París en 2002, en la víspera de la fiesta de Todos los Santos coordinada por la Comunidad de Emmanuel junto con otros movimientos católicos y los jóvenes de la diócesis parisina Salieron a las calles a evangelizar, repartiendo150.000 ejemplares de una revista que hablaba sobre los santos, la muerte, la esperanza cristiana en la vida eterna, y reflexionaba sobre los seres queridos que ya murieron. En la revista había artículos de personajes conocidos en Francia, como la misionera Sor Emmanuel del Cairo, el periodista televisivo Karl Zéro, el caricaturista Piem, y algunos religiosos con buena pluma. Esta era una forma de llegar a los adultos. En 2008 llegó a España y hoy también se celebra en países como Perú, México, Colombia y Brasil. .

    ¿Es contra el festejo de Haloween?

    No se pretende ir contra Halloween, pero tampoco se quiere compartir el culto a la muerte y la exaltación de lo monstruoso o feo que trae consigo, pues lo propio de los cristianos es celebran el triunfo de la vida y promover la Belleza y el Bien.

    Los niños recuerdan con alegría a los santos.

    ¿Qué mensaje busca transmitir?

    Que la vida es hermosa y su meta es el cielo. Son muchos los que ya han llegado y todos estamos llamados a compartir su felicidad, pues todos podemos ser santos.

    ¿Cómo se puede celebrar?

    Cada persona, cada comunidad cristiana puede echar mano a su creatividad e imaginación. Pero siempre viene bien tener una guía, así que aquí ofrecemos las pautas sugeridas por la Pastoral Juvenil de Cádiz y Ceuta de España. (ver en el sitio-fuente)

    Leído en: https://misionerosdigitales.com/2018/10/holywins-la-fiesta-de-los-santos/

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: