El psicoanálisis: dinamita social (en un texto de Fromm)

Lecturas…

Psicoanalisis“… Cuando el psicoanálisis triunfó y se hizo respetable, olvidó su esencia radical y ostentó lo generalmente aceptable.

Conservó aquella parte de lo inconsciente que Freud había puesto de relieve: las apetencias sexuales.

La sociedad de consumo se deshizo de muchos tabúes victorianos (no por influencia del psicoanálisis sino por cierto número de razones inherentes a su estructura). Ya no fue desquiciante el descubrir uno sus propios deseos incestuosos, el “miedo a la castración” o la “envidia de pene”.

Pero descubrir rasgos de carácter reprimidos como el narcisismo, el sadismo, la omnipotencia, la sumisión, la enajenación, la indiferencia, la traición inconsciente a la propia integridad, la índole ilusoria del propio concepto de realidad, el descubir todo eso en uno mismo, en la trama social, en los dirigentes que uno sigue… eso es sin duda “dinamita social” …” 

Leído en: Anatomía de la destructividad humana, Cap. 4: El modo psicoanalítico de comprender la agresión, por Erich Fromm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: