Debate…

En Argentina, fue la primera vez que organizaron un debate presidencial. Y aunque me parece bien como signo de que vamos sumando años de gobiernos en democracia, lo viví como algo tan breve y tan dirigido a impactar, cada uno a su manera, en la llamada “opinión pública”… Me acordé que tenía estas palabras en un viejo post…

Acuarela de palabras

Leyendo a Jim Rohn

Una buena idea se refina con el debate. Por eso tenemos dos partidos principales en el Congreso. Hay alguien que dice, “Tengo una gran idea para el país”. Le decimos, “¡Estupendo! Póngala sobre la mesa y vamos a debatir”. Y comenzamos el debate interrogando al tipo que tiene esa idea tan extraordinaria. A la tercera pregunta dice, “Retiro mi gran idea. Se me habían olvidado esas tres preguntas”.

Habrá tiempo de sobra más adelante para discutir con las nuevas ideas. La clave está en tomar apuntes con cuidado primero, y después debatir.

Esté siempre dispuesto a considerar las dos partes de la discusión. Entender la otra parte es la mejor manera de fortalecer la suya.
Tenemos que enseñar a nuestros hijos a debatir los asuntos importantes de la vida. El debate fortalece sus convicciones y les permite defenderse contra las ideologías…

Ver la entrada original 11 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: