Mi turno en la fila

Como dicen en elrefugiodelaspalabras… el final de cada relato y sus interrogantes quedarán a cargo de ustedes, los lectores. Están invitados…

fila-refuigo-de-las-palabras

Llegué pensando que habría poca gente porque era temprano. Pero había muchísima gente, tanto que no se veía dónde acababa la fila. Prometía ser una jornada aburridora, una en que no iba a pasar nada, sólo el tiempo.

Adelante de mí estaba una mujer, de unos cuarenta años que no se callaba, era un comprimido de energía. Vea a la vieja. Ahora la van a sacar, comentaba, mientras llevaba un ritmo golpeando su cartera con los dedos. Traté de adivinarlo, pero ayer en el colegio me dijeron que tenía oído de artillero y parece que tenían razón.

Ver la entrada original 733 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: