Acerca de la formación académica e ideológica de los funcionarios

Cosas que me quedan después de leer…

En la nota La madre de todas las batallas, es citado un estudio realizado por Cifra Flacso que analiza el «origen» académico y laboral de los funcionarios del actual gobierno.

Me dolió enterarme que un 64,4% realizaron sus estudios de grado en la universidad pública -que pagamos entre todos- para luego cursar sus maestrías y doctorados de postgrado en privadas y extranjeras, etapa en la cual «se consolidan no sólo  los conocimientos técnicos… sino también las identidades ideológicas…»

Asimismo, al «analizar la procedencia laboral o institucional de los funcionarios. Más del 70% de ellos provienen de representaciones del capital… cargos en bancos transnacionales… empresas extranjeras…»

En fin… la mayoría, primero se valieron de la universidad pública y gratuita para, luego,  convertirse en «intelectuales orgánicos de los sectores dominantes» poniendo sus «cabezas» al servicio de los intereses de los más poderosos, en desmedro de la patria y de la clase trabajadora. 😦

Canción de otoño en primavera. Rubén Darío

Primer centenario de la muerte del poeta Rubén Darío (1867-1916), coincidente con el cuarto del fallecimiento de Miguel de Cervantes, se recordarán en todo el mundo de habla hispana…

Canción de otoño en primavera. Rubén Darío

¡Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer…

Plural ha sido la celeste
historia de mi corazón.
Era una dulce niña en este
mundo de duelo y aflicción.

Miraba como el alba pura,
sonreía como una flor.
Era su cabellera oscura,
hecha de noche y de dolor.

Yo era tímido como un niño;
ella, naturalmente, fue
para mi amor hecho de armiño,
Herodías y Salome…

¡Juventud, divino tesoro
ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer,

La otra fue más sensitiva,
y más consoladora y más
halagadora y expresiva,
cual no pensé encontrar jamás.

Pues a su continua ternura
una pasión violenta unía.
En un peplo de gasa pura
una bacante se envolvía…

En sus brazos tomó mi ensueño
y lo arrulló como a un bebé…
Y le mató, triste y pequeño,
falto de luz, falto de fe…

¡Juventud divino tesoro,
te fuiste para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer…

Otra juzgó que era mi boca
el estuche de su pasión;
y que me roería, loca,
con sus dientes el corazón;

poniendo en un amor de exceso
la mira de su voluntad,
mientras eran abrazo y beso
síntesis de la eternidad;

y de nuestra carne ligera
imaginar siempre un Edén,
sin pensar que la Primavera
y la carne acaban también…

¡Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer…

¡Y las demás! En tantos climas,
en tantas tierras, siempre son,
si no pretextos de mis rimas,
fantasmas de mi corazón.

En vano busqué a la princesa
que estaba triste de esperar.
La vida es dura. Amarga y pesa.
¡Ya no hay princesa que cantar!

Mas, a pesar del tiempo terco,
mi sed de amor no tiene fin;
con el cabello gris me acerco
a los rosales del jardín…

¡Juventud, divino tesoro,
ya te vas para no volver!
Cuando quiero llorar, no lloro,
y a veces lloro sin querer…

¡Mas es mía el Alba de oro!

Leído en: CiudadSeva

Disciplinamiento de la clase trabajadora

Cosas que me quedan después de leer…

«El brusco freno a la creación de dinero no detuvo la inflación, que ha cobrado fuerte impulso a partir de las medidas económicas del gobierno. La experiencia permitía preverlo, pero la ortodoxia es una ideología, indiferente a los datos de la realidad aunque útil para enmascarar objetivos que se persiguen pero no se confiesan. Lo que de verdad procura la política en curso es la disminución del nivel de empleo y/o del salario real, como herramienta de disciplinamiento de la clase trabajadora…»
😦
En: Diario Página 12 – Dom. 14-02-2016  – La madre de todas las batallas  por Horacio Verbitsky.

San Valentín o Día de los Enamorados

Love

Febrero 14

Encontrarán en archivo:

“La leyenda de San Valentín”

“Cupido, el mito del amor”

“San Valentín (via Postales antiguas)”

Dos mitos sobre el amor

“Volver a enamorarse en la tercera edad”

y más!

Ajuste: De cómo utilizan la idea del «sacrificio» algunos economistas

Cosas que me quedan después de leer…

El sacrificio
Por Claudio Scaletta (vía Página12*)

«...la idea del sufrimiento reparador forma parte del set de creencias de los economistas ortodoxos, un imaginario que no es autónomo; sino que abreva en más de 2000 años de tradición religiosa, desde el catolicismo a la ética protestante. Los valores del capitalismo occidental son, en esta línea argumentativa, herederos de la pedagogía del sacrificio redentor, del flagelo presente en pos del paraíso futuro.

El relato inmediato parte de la supuesta escasez de recursos y suma la idea del esfuerzo para mejorar, la hormiga frente a la cigarra, la imagen de la acumulación originaria personal. Parece lógico, lo que no se entiende es por qué el esfuerzo es cíclico, una suerte de mito de Sísifo, algo que el pueblo debe repetir ritualmente cada cierto tiempo. Tampoco por qué el esfuerzo recae siempre en el mismo segmento de la población, los asalariados, y no en el conjunto. Por qué mientras a unos les toca la austeridad, “ajustarse el cinturón”, “terminar con la fiesta del consumo”, a las empresas, a los más ricos, se los debe cortejar para que, magnánimos, se decidan a invertir.

En las últimas semanas viejas argumentaciones volvieron a repetirse… Los economistas ortodoxos invadieron los medios de comunicación dominantes para explicar que debía terminarse con un supuesto derroche

…aparecen en los medios hegemónicos bajo el nombre de economistas y el escudo de un discurso supuestamente técnico… representan en realidad una ideología muy potente en defensa de intereses particulares…

…la idea misma del sacrificio, del ajuste sobre los ingresos de los trabajadores o aumento instantáneo de la tasa de ganancia, para supuestamente aumentar la inversión es una teoría errónea y recesiva. El camino para mayores inversiones es exactamente el contrario: poner plata en el bolsillo de los trabajadores para expandir la demanda y el producto.»

Leído en: * Suplemento Cash, de Página 12 31-01-2016 (allí la nota completa)

A %d blogueros les gusta esto: