Entrevista de trabajo: cuidado con estas preguntas

Buscando más buenos consejos encontré… (Escrito por gsmax en articulo.org)

«En una entrevista de trabajo cara a cara con el seleccionador, posiblemente tendrás que responder a unas preguntas asesinas. Algunas de estas son realmente duras de responder. Aquí están los ejemplos de algunas de ellas.

¿Dime porque eres mejor candidato a este puesto?

¿Cuáles son tus mayores defectos tanto personales como profesionales?

¿Cuál es tu opinión sobre nuestra empresa?

¿Tienes un plan de desarrollo profesional para los próximos 5 años?

¿Cómo te ves a ti mismo en 5 años?

¿Por qué quiere trabajar en nuestra empresa?

¿Describe a un jefe perfecto para ti?

¿Qué opinas de trabajar sometido a una gran presión?

¿Por qué elegiste trabajar en este sector?

¿Cuál ha sido tu mayor decepción profesional? y

¿Como la superaste?

Por mi propia experiencia sé que en una entrevista de trabajo es mejor estar preparado para este tipo de preguntas, por que lo que hacen es matar la posibilidad de obtener el puesto de tu sueños y una vida mejor. …»

Leído en: articulo.org «Artículos gratis para publicar, leer, compartir y comentar» 

(Archivo Blog Acuarela de Palabras/2009)

Autor: AcuarelaDePalabras

Lecturas entre amigos...

7 opiniones en “Entrevista de trabajo: cuidado con estas preguntas”

  1. vía marketingandweb.es :

    Consejo 1. Cómo preparar una entrevista de Trabajo

    Debes prepararte muy bien para la entrevista de empleo que vas a realizar y tener muy en cuenta aspectos como:

    1.- Lleva una ropa adecuada a la entrevista. Piensa que la primera impresión que des al entrevistador es muy importante, y no tires por la borda el conseguir un buen trabajo por no haber utilizado la ropa adecuada para este puesto de trabajo.

    2.- Asiste a la hora puntual que has sido citado. No asistas media hora antes, ni tampoco se te ocurra llegar tarde, tienes que ser puntual a la cita, este dato hablará muy bien de ti y de tu capacidad organizativa horaria.

    3.- Trata de conocer un poco a la persona que te entrevista. Esto no ocurre siempre pero en ocasiones conocemos al entrevistador y podemos investigar un poco en cuáles son sus aficiones para ver si coincidimos en algunos conocimientos, gustos o preferencias que nos permitan empatizar mejor con la persona que realiza la entrevista de empleo.

    Consejo 2. Cómo ir vestido a una entrevista de trabajo

    Tienes que conocer bien la empresa y el puesto para el que te presentas, e ir vestido de manera acorde. No se trata de ir vestido de una manera concreta, se trata de conocer el puesto bien al que me voy a presentar y saber cómo visten los profesionales que trabajan en la empresa para así poder conocer cuáles serían las formas más adecuadas de ir vestido a la entrevista de trabajo.

    Tienes que pensar que tienes que dar una imagen auténtica de ti mismo para que puedas transmitir un poco como eres realmente, pero tratando de que esto también vaya en línea en la medida de lo posible de lo que se utiliza en la empresa.

    Consejo 3. Cuida la apariencia y el formato de presentación de tu curriculum

    Piensa que en una entrevista de trabajo se van a fijar hasta en los más pequeños detalles y llevar un buen curriculum de manera física es también uno de ellos. Hay quién piensa que por haberlo enviado ya no necesito llevarlo físicamente a la entrevista, pero se equivocan, pese a que el entrevistador ya lo tenga sobre su mesa, el decir que llevas el curriculum físicamente te hará transmitir mucho interés por el puesto de trabajo ofertado.

    Algunos consejos más que te doy acerca del curriculum vitae:

    1.- Longitud adecuada. Si piensas que cuanto más largo sea el curriculum mejor, estarás equivocado, ya que eso puede generar un efecto disuasorio en el que va a revisar tu curriculum y pierda interés en él. Trata de resumir lo más importante en 2 o 3 páginas como máximo.

    2.- Utiliza una foto adecuada y actualizada. La foto es un aspecto que no utiliza mucha gente y no entiendo el por qué, ya que estaremos transmitiendo más cercanía y familiaridad visual con nuestra imagen.

    Eso sí, utiliza una foto adecuada que trate de transmitir la imagen que quieres que perciba el entrevistador.

    3.- Formato adecuado. Elige siempre un forma sencillo y adecuado, y no utilices colores ni tipografías raras, trata de hacerlo lo más sencillo y formal posible.

    4.- Vídeo presentación. Sorprende al entrevistador con una vídeo presentación tuya, eso te permitirá ganar puntos y ser uno de los elegidos en realizar la entrevista.

    vía marketingandweb.es

    Me gusta

  2. (via:
    http://www.marketingandweb.es/emprendedores-2/preguntas-entrevista-trabajo/ )

    Preguntas y respuestas habituales de una entrevista de trabajo

    Pregunta #1 Háblame un poco de ti

    Esta es una de las preguntas más clásicas y típicas en una entrevista, y que debemos saber responder pero de la manera más natural posible, y resumiendo en las menos palabras posibles nuestra experiencia profesional que aporta valor al puesto de trabajo que está ofertando la empresa.

    Pregunta #2 ¿Cuál es tu mayor defecto?

    Rehúye las respuestas tópicas y típicas como; soy muy perfeccionista, soy muy exigente con mi trabajo y las personas, etc., lo mejor es que busques una respuesta más sencilla como;

    “A veces soy algo competitivo o me gusta trabajar de manera individual que en equipo”.1

    Pregunta #3 ¿Qué aspectos no te gustan de un jefe?

    Atención, nos encontramos ante una pregunta trampa, que busca con ello añadir un criterio selectivo que descarte una serie de entrevistados, y a la que debemos tratar dar una respuesta del tipo como;

    “En mi experiencia profesional he trabajado con diferentes tipos de jefes y utilizando diferentes metodologías de trabajo, pero creo que soy una persona que me adapto bien a cualquier metodología de trabajo”.

    Tienes que pensar que en una entrevista de trabajo siempre hay varias preguntas trampa, que debemos identificar para poder dar una respuesta adecuada.

    Pregunta #4 ¿Cuáles son tus 3 mayores virtudes?

    Sé conciso y evita explayarte en tu respuesta. El objetivo es indicar al entrevistador 3 aspectos concretos personales y profesionales que pueden ser positivos para el puesto de trabajo y la empresa.

    Evita respuestas como;

    “Soy muy profesional y comprometido con mi trabajo”, “Soy muy exigente y siempre doy muchísimo en todo lo que hago”.

    Eso no se lo traga ningún entrevistador, al menos yo personalmente no me lo tragaría, y en lugar de estas respuestas utiliza otras como;

    “Me encanta aprender cosas nuevas y creo que en esta empresa puedo crecer mucho profesionalmente”.

    Es decir, fíjate que lo que he hecho es mostrar una virtud y enlazarla con algo positivo mirando en el futuro de la empresa.

    Pregunta #5 He visto que has cambiado de trabajo varias veces en los últimos años. ¿Cuál ha sido la razón?

    Aquí el entrevistador lo que buscará será descartar el que te puedas ir al poco tiempo después de la contratación; si te forman en el puesto de trabajo e invierten muchas horas de la empresa en ti, en el entrevistado querrá estar seguro de que irás poco tiempo después.

    En cualquier entrevista siempre se busca una persona que puede permanecer y crecer profesionalmente durante mucho tiempo en una empresa.

    Trata siempre de ser sincero y de explicar las razones de los cambios de trabajo.

    Pregunta #6 ¿Te consideras preparado para desempeñar las funciones de este puesto?

    Tienes que estudiar muy bien cuáles son los puntos fuertes del perfil que está demandando la empresa y sobre todo ser sincero en la repuesta. Trata de recalcar los aspectos más fuertes que cumples del perfil solicitado y luego sé sincero y di que estos otros puntos los controlas a un nivel medio pero que te encantaría seguir aprendiendo y creciendo en esas áreas.

    Pregunta #7 ¿Tienes experiencia en la realización de proyectos en equipos de trabajo?

    Un aspecto que suele valorar mucho en una entrevista de trabajo es nuestra experiencia y buena predisposición para trabajar en equipos de trabajo donde tengamos que interactuar con diferentes profesionales de la empresa.

    No seas exagerado y trata de dar una respuesta correcta y natural.

    “Sí, he trabajado en varios equipos de trabajo y con buenos resultados”.

    Pregunta #8 ¿Realizarías un trabajo que no fuera con tu especialidad?

    El objetivo de esta pregunta es ver el grado de polivalencia del candidato, en función del puesto de trabajo a desempeñar puede ser un factor muy importante.

    Pregunta #9 ¿Te desplazarías de manera ocasional a otros lugares?

    En este ocasión lo que se busca es ver el grado de movilidad del candidato, para ver si en caso de que tenga que acudir a una reunión de trabajo en otra ciudad su vida familiar se lo permitiría o no.

    Pregunta #10 ¿Te consideras una persona creativa?

    Piensa que la creatividad siempre aporta un plus a cualquier puesto de trabajo y debemos saber cómo responder correctamente a esta pregunta, eso sí siendo sincero, aquí no trates de ponerte adornos donde no los hay porque lo descubrirán relativamente muy pronto si no es cierto lo que dices.

    La creatividad es un aspecto muy personal y no tiene nada que ver con tener unos determinados estudios.

    Pregunta #11 ¿Qué expectativas tienes de este trabajo?

    Cualquier persona antes de ir a una entrevista de trabajo ya tiene más o menos claro o dibujado algunas expectativas de ese nuevo trabajo.

    Estos son algunos de los aspectos que tendrías que destacar.
    Me parece un puesto con mucha proyección a
    Considero que el puesto me permitirá crecer y aprender mucho.
    Realmente es un tema en el que me gusta trabajar y tengo experiencia.
    Estoy encantado con las funciones a desempeñar y me gustaría empezar ya.
    Creo que es una empresa que cuida mucho que haya muy buen ambiente de trabajo entre sus empleados.

    Pregunta #12 ¿Qué trabajos has tenido en esta temática?

    Aquí se trata de que des una respuesta acorde al tema que te preguntan, es decir no se trata de que hablemos sobre experiencias en otros trabajamos que no aportan nada a las funciones que tendría que desempeñar en la oferta de trabajo.

    Pregunta #13 ¿Normalmente te llevas el trabajo a casa?

    Es muy importante que establezcamos claramente la separación entre nuestro horario laboral con nuestra vida personal y privada, eso sí, puedes decir, no me importa si un día tengo que quedarme un poco más tarde mientras sea algo puntual o excepcional.

    Pregunta #14 ¿Cuáles son tus aspiraciones salariales?

    Llegamos a la parte económica, y tienes que tener en cuenta que entramos en un tema delicado. Es posible que la oferta de trabajo que nos hayamos presentado hayan abierto un baremo muy amplio que nos genera confusión en lo que realmente nos van a ofrecer.

    La empresa ya tiene establecido diferentes horquillas de precios en función de la experiencia y curriculum del candidato, pero tenemos que nosotros mismos tener claro cuánto es nuestra aspiración salarial para aceptar ese puesto de trabajo.

    Pregunta #15 ¿Dónde te ves dentro de cinco años?

    Aquí no te vayas por las ramas y empieces a hablar por temas personales sino céntrate en sí te ves dentro de 5 años en la empresa y cómo te verías.

    “Yo dentro de 5 años me veo trabajando en la empresa y quizás coordinando algún área”.

    Pregunta #16 ¿Por qué quieres cambiar de trabajo?

    Esto es algo habitual, y mucha gente quiere mejorar su trabajo y se presentan a otras entrevistas, pero es importante que la empresa sepa cuáles son las razones de cambiar para dirimir si son razonables o están justificadas.

    Pregunta #17 No tienes experiencia para el puesto a desempeñar

    Esto es algo muy habitual, especialmente cuando son jóvenes universitarios o personas que acaban de terminar los estudios, no tienen experiencia laboral, pero pese a eso es muy importante que destaques la habilidades más importantes que tienes, para que toda la importancia vaya ahí, y pierda importancia el hecho de que no tengamos experiencia.

    Pregunta #18 ¿Qué sabes de la empresa y el puesto de trabajo?1

    Cuando nos hemos interesados en conocer un poco la empresa y el puesto de trabajo que vamos a desempeñar, estaremos transmitiendo al entrevistador un gran interés y una buena actitud para trabajar en la empresa.

    Una persona que no conoce nada o no ha tenido tiempo de mirarlo, transmite poco o nada de interés en el puesto de trabajo, y quizás no sea la mejor elección.

    Pregunta #19 ¿Qué haces cuando consideras que tu jefe no tiene la razón?

    Aquí tenemos otra pregunta trampa a la que tenemos que saber dar una respuesta adecuada para salir del bache.

    Todos hemos tenido jefes que hacen cosas que no nos gustan pero lo que tenemos que tratar de buscar aquí es una respuesta prudente en lugar de sincera.

    Si somos demasiados2 sinceros el entrevistador podría confundir nuestra sinceridad con un persona problemática para la empresa.

    Pregunta #20 ¿Por qué deberíamos escogerte a ti?

    Piensa que se presentan cientos de personas a una entrevista de empleo por lo que aquí tienes muy clara cuáles serán tus respuestas y que deberán ir enfocadas en aquellos asp1ectos diferenciadores y que hacen destacar entre los demás.

    “Llevo más de 5 años especializándome en esta área y creo que puedo aportar grandes cosas”.

    “La oferta de trabajo creo que se ajusta mucho a mi perfil”.

    “Me encantaría comenzar hoy mismo a trabajar en la empresa y ayudar a mis compañeros”.

    Espero que este post sobre preguntas y respuestas te ayude a salir victorioso en una Entrevista de Trabajo.

    http://www.marketingandweb.es/emprendedores-2/preguntas-entrevista-trabajo/

    Me gusta

  3. (vía Infobae )

    Las ocho preguntas «tramposas» en una entrevista de trabajo

    ¿Cuál es su mayor debilidad? ¿Cuáles son sus expectativas salariales? Son interrogantes incómodos de responder pero a la vez decisivos a la hora de elegir el candidato perfecto. Un especialista en recursos humanos detalló qué cuestiones el candidato debe dominar durante el proceso de selección

    30 de noviembre de 2016

    Las entrevistas de trabajo son un proceso meticuloso que genera nervios y ansiedad en el candidato. Durante el encuentro, no sólo se evalúan sus técnicas con respecto al puesto en cuestión sino sus habilidades y competencias en cada instancia de selección. …

    Para desmenuzar algunas cuestiones que pueden surgir durante el proceso, una selección de las ocho preguntas decisivas que los candidatos deben dominar.

    «¿Qué conoce de la empresa?»

    Es una cuestión esencial. No se puede acudir a una entrevista laboral sin contar con información exhaustiva de la empresa a la que se desea ingresar y del puesto a cubrir. Hay distintos medios para obtener la información, desde consultar el sitio web hasta contactarse con gente que trabaje ahí. Desconocer cómo opera la compañía supone una falta de interés por el trabajo ofertado.

    «¿En su último trabajo fue despedido o renunció?»

    Aquí la sinceridad juega un rol decisivo, se tiene en cuenta la ética laboral. Además, la respuesta es fácil de corroborar. La mejor estrategia es explicar lo sucedido y manifestar la incompatibilidad laboral. Es un buen momento para desarrollar por qué este puesto es una gran oportunidad para el aspirante.

    «¿Cuál fue su gran logro a nivel profesional?»

    No se tiene en cuenta el resultado sino «cómo se lo obtuvo», explicó Pintos. Además, agregó que este punto marcará la diferencia con los otros candidatos.

    «¿Ha tenido alguna vez conflictos con sus jefes?»

    Un interrogante difícil de contestar, debido a que muchos dejan su empleo por problemas o descontento con sus superiores. Conviene agregar también un ejemplo de una situación en la que no estuvieron de acuerdo, pero en la que el entrevistado haya logrado resolver el problema de una manera cordial.

    «¿Cuál es su mayor debilidad?»

    Es de las preguntas más comunes en una entrevista. Muchos optan por la típica respuesta «soy un perfeccionista», pero ya es obvia y muy utilizada. La estrategia aquí es mencionar una debilidad pequeña que no esté relacionada con el puesto. O también convertir la ‘debilidad’ en algo positivo.

    «¿Qué busca en una empresa a la hora de trabajar ?

    Desde Navent se tiene en cuenta a «personas con potencial de desarrollo, mirando no sólo en el corto sino en el mediano y largo plazo», detalló Pintos.

    «¿Por qué si me dice que está bien en donde está actualmente, está participando de este proceso?»

    Son preguntas incómodas donde se evalúa la reacción. «Su fundamento, su gesticulación y comodidad en responder dice mucho en una entrevista de trabajo. Creo que es uno de los inputs más importantes de la entrevista, ver su reacción y manejo de la situación per se», puntualizó Pintos.

    «¿Cuáles son sus expectativas salariales ?»

    Realizar un trabajo previo para saber cuál es la remuneración del mercado es un paso previo fundamental. No existe una respuesta correcta.

    LEA MÁS:
    Seis consejos para tener éxito en la primera entrevista laboral
    Seis preguntas «prohibidas» en la primera entrevista laboral

    Todos los derechos reservados © 2017 Infobae

    Me gusta

  4. (via diario LaNacion)

    «Las diez frases que nunca hay que decir en una entrevista laboral

    Por lo general, uno sabe cuándo arruina una entrevista. Si en la conversación se admite que no se está calificado, se cuenta una anécdota particularmente no profesional o se logra ofender al reclutador o al jefe de contrataciones, no es una sorpresa si no lo vuelven a llamar.

    Sin embargo, muchas veces la persona sale de una entrevista sintiéndose muy bien y después se entera de que no va a seguir avanzando en la búsqueda o, algo peor, no tiene más noticias. En situaciones como ésas puede preguntarse: ¿qué fue lo que hice mal? A continuación, algunas de las frases que no hay que decir en una entrevista de trabajo.

    «REALMENTE QUIERO ESTE EMPLEO»

    Es un hecho que los reclutadores quieren ver pasión y entusiasmo en sus candidatos, pero hay una manera correcta y una equivocada de mostrarlo. Uno puede buscar demostrar su interés, pero en realidad esa frase «suena un poco desesperada, y la desesperación no se ve bien en ningún contexto», dice Zachary Painter, asesor de carreras y jefe de contrataciones en ResumeGenius.com. «Uno quiere verse confiado y competente, no como un solicitante desesperanzado que busca un medio para un fin.» Una opción es decir: «Estoy muy entusiasmado porque me llamó a una entrevista y quisiera hablar de los detalles del cargo», aconseja Painter.

    «COMO YA DIJE…»

    Puede parecer inocuo, pero «sea que haga referencia a una situación usada previamente o sólo esté reiterando una capacidad o un logro, la frase implica que el entrevistador no estaba escuchando. Aun peor, hace ver al candidato como que no tiene experiencia o capacidades significativas, dado que tiene que repetir la información», dice la asesora de carrera Donna Shannon. ¿Una manera fácil de evitar esto? Pensar algunas situaciones a las cuales recurrir. «Un buen ejercicio antes de la entrevista es revisar la descripción del puesto de trabajo y escribir historias significativas para cada una de las responsabilidades. De este modo, cuando el empleador pregunte sobre una situación similar, el candidato tiene historias de calidad a mano», dice Shannon.

    «SOY UN TRABAJADOR ESFORZADO, APRENDO RÁPIDO, ETC.»

    Uno puede creer que palabras como éstas le suenan bien al reclutador, pero éste tiene suficiente experiencia como para saber que no tienen sustancia. «Éstos son clichés que no significan nada. No describen lo que lo hace especial o incluso si encaja con la compañía» dice Aurora Meneghello, asesora de carrera y fundadora de la consultora Repurpose Your Purpose.

    «¿QUÉ PROBABILIDADES HAY DE QUE ME CONTRATEN?»

    Hay que decir las cosas como son. Esto probablemente sea lo que tendrá en mente un candidato las 24 horas al día durante todo el proceso de contratación. Pero sólo porque se muere por preguntar no significa que deba hacerlo. «Si pregunta esto puede apostar a que sus probabilidades son cero, esto va más allá de la desesperación y ya entra en territorio «patético»», dice Painter. En cambio, recomienda decir algo así como: «La perspectiva de trabajar aquí realmente me entusiasma y creo que encajaría bien en su equipo de trabajo».

    «NO ME LLEVABA BIEN CON MI JEFE»

    Ésta es una frase negativa que querrá evitar en particular. Cuando contrata un nuevo miembro del equipo, el jefe de contrataciones quiere asegurarse de que la persona que traigan se llevará bien con los empleados actuales. «Esto lo hace ver desagradecido, resentido y que es difícil trabajar con usted», dice la asesora de carrera Jean Viviano. En cambio, pruebe decir algo como «estuve los últimos dos años en la compañía X y aprendí mucho. Pero estoy buscando algo que tenga más potencial para crecer», sugiere Viviano. «La clave está en concentrarse en la oportunidad por delante, no lo que deja atrás.»

    «SOY UN PERFECCIONISTA»

    Casi no hay reclutador que no haya escuchado esta respuesta que hace alzar los ojos a la pregunta: «¿Cuál es su mayor debilidad?». «Es un cliché y muestra que no hizo los deberes», dice Klimkiewicz. Cuando los reclutadores preguntan respecto de aspectos en los que puede mejorar en realidad tratan de ver «si es consciente de sus limitaciones», asegura Viviano. «Al contestar así suena inauténtico, pomposo y como que no ha pensado en sus debilidades. Hable de una debilidad real. Podría ser que deja pasar las cosas, que no habla bien en público, flojo en el análisis de datos. No importa de qué se trate, asegúrese de que no sea crucial para el éxito de su trabajo y siempre explique cómo está tratando de mejorar», recomienda Viviano.

    «¿CUÁNDO PUEDO EMPEZAR?»

    Quizás haya visto a un personaje tranquilo y confiado decir esto en una película o en la TV, lo que resultó en una risotada del jefe de contrataciones y la seguridad de que tiene el empleo. Pero eso sólo demuestra que no debe creer lo que ve en el cine. «Tal pregunta por lo general viene al final de una entrevista que salió bien. Pero suena arrogante, poco profesional y presumida», dice Painter. Como sustituto, Painter recomienda decir: «Gracias por la entrevista. Espero saber de ustedes pronto»

    «EH.»

    ¿Quién no ha tenido un momento en el que la mente se le queda completamente en blanco en medio de una entrevista? Les sucede incluso a los veteranos más experimentados, pero hay mejores maneras de manejarlo que decir «Eh.» seguido de una pausa incómoda.

    La clave es sonar reflexivo en vez de que tiene la cabeza vacía. «Tratar de llenar el silencio con palabras como eh lo hace ver como que está buscando algo que decir. Si necesita más que unos segundos diga: Gran pregunta. Déjeme pensar un momento. De este modo aparecerá como calmo y en control en vez de nervioso» sugiere Klimbiewicz.

    «ESTE. CREO. / USTED SABE.»

    Junto con «eh», éstas son unas cuantas palabras de relleno que no deben utilizarse en una entrevista de trabajo. Según la asesora de carrera Jean Viviano, «lo hacen sonar inseguro y tonto. No es una combinación ganadora para una entrevista.» Por supuesto que no estará diciendo esas palabras a propósito, por lo que el primer paso es ser consciente de cuándo y con qué asiduidad las dice.

    «La práctica es clave aquí. Grábese respondiendo un simulacro de entrevista para ver cuánto usa estas palabras. Luego busque mejorar. También erradique frases pasivas como «creo» y «usted sabe» con afirmaciones más confiadas y orientadas», dice Viviano. «Esto aumentará su confianza y lo hará sonar más impactante para el jefe de contrataciones».

    «NO TENGO NINGUNA PREGUNTA PARA HACER»

    Los reclutadores no están siendo amables cuando preguntan si quiere saber algo sobre la compañía o el cargo por el que se está pujando.

    «Parte del motivo por el que los jefes de contrataciones hacen esta pregunta es para evaluar el interés y conocimiento que tiene el candidato sobre la compañía a la que quiere entrar. Si realmente le importa el puesto tendrá preguntas que llevarán a una conversación fructífera», dice Painter

    No hay límite a las buenas preguntas que puede hacer, pero Painter recomienda un par: «¿Puede decirme algo de los desafíos que enfrenta actualmente su departamento y cuál es la estrategia del equipo para estas cuestiones?» y «¿Cómo medirá el éxito en este cargo?»»

    Leído en: Diario LaNacion/Las 10 frases que nunca hay que decir en una entrevista laboral

    http://www.lanacion.com.ar/2068856-realmente-quiero-el-trabajo-las-diez-frases-que-nunca-hay-que-decir-en-una-entrevista-laboral

    Me gusta

  5. Ser feliz en el trabajo – via davidtomas

    1) Dar los buenos días a cada persona de tu equipo

    Sencillo, ¿verdad? Y es que la diferencia a menudo está en los pequeños detalles. Dado el ambiente de competitividad empresarial, a veces corremos el riesgo de que se nos olvide una verdad fundamental: somos personas y trabajamos con otras personas, no con máquinas de conseguir objetivos. Tomarse un momento para saludar a tus compañeros o trabajadores con una sonrisa creará un ambiente más positivo en cuestión de segundos. ¡Pruébalo!

    2) Comer o desayunar con las personas de tu equipo

    Otro propósito sencillo que puede suponer una gran diferencia para ser feliz en el trabajo: al menos dos veces por semana, reserva un hueco para comer o desayunar con alguien de tu equipo. Aprovecha la ocasión para conocerle un poco mejor, entender su trabajo y ver cómo le puedes ayudar. Seguro que su perspectiva puede aportarte mucho. Eso sí, disfrutad de una dieta sana y no os paséis con los donuts de chocolate.

    3) Usar la comunicación y la empatía para resolver conflictos

    Las personas no dejamos las emociones en la puerta cuando entramos a trabajar, y a veces nuestras necesidades e intereses chocan. En cierta medida, las diferencias de opiniones en el trabajo son inevitables, pero la clave está en ver cómo resolverlas de manera positiva. Así que te propongo dos pautas muy sencillas:
    Cuando tengas un conflicto con alguien, háblalo directamente con esa persona. No lo dejes pasar ni impliques a terceros.
    Para enfocar la conversación, busca primero entender su punto de vista. Ya tendrás tiempo a exponer el tuyo después.

    4) No irte de tu puesto de trabajo sin haber aprendido algo

    Porque el trabajo puede ser un gran lugar donde crecer. El conocimiento te lo pueden aportar tus colegas o tu capacidad de buscar nueva información. Siempre aprenderás mucho, incluso leyendo las noticias de Mundo Today. Así serás cada día un poco más feliz en el trabajo.

    5) Hacer algo por alguien de tu equipo cada día

    Ya lo hemos comentado antes: los pequeños gestos se convierten en algo grande a la hora de mejorar el ambiente laboral. Hacer cosas desinteresadas por tus compañeros o trabajadores, por pequeñas que sean, les hará sentirse queridos y valorados. ¡No desaproveches esta oportunidad!

    6) Buscar un momento para reír

    Si nos llevamos nuestras emociones al trabajo, ¡también hay un lugar para la risa! Está demostrado que reírse a carcajadas disminuye el insomnio, previene los infartos y hasta rejuvenece la piel. Sin duda, una oficina con risas diarias es una oficina feliz. Ya sabéis, todos a llenar la oficina de carcajadas para ser más jóvenes (por dentro y por fuera) y conseguir que todo el mundo sea feliz en el trabajo.

    7) ¡Equivocarse!

    El miedo a equivocarnos nos puede paralizar, pero cometer errores es de lo más saludable. Si te equivocas, querrá decir que lo has intentado. No pasa nada por equivocarse, siempre que corrijas tu error rápidamente en lugar de empeñarte en seguir por el camino equivocado. Al final, verás que has aprendido y eres capaz de hacer cosas que antes no sabías… todo gracias a tus propias equivocaciones.

    8) ¡Ah! y leer “La empresa más feliz del mundo”, que he venido a vender mi libro

    Leído en:

    http://www.davidtomas.com/2016/01/8-propositos-ya-no-top-secret-para-ser-feliz-en-el-trabajo/

    Me gusta

  6. 17 habilidades que buscan los empleadores – vía universia*

    «1. Flexibilidad/adaptabilidad

    Poder adaptarse a los cambios rápidamente, ser multitarea y saber trabajar en equipo son aptitudes sustanciales para los reclutadores.

    Siempre es positivo que una persona sepa adaptarse a diferentes situaciones o puestos de trabajo, esto lo podés reflejar en tu curriculum, por ejemplo, poniendo concimientos de idiomas, añadiendo una experiencia o situaciones en las que tuviste que organizar diversos compromisos.

    2. Habilidades comunicativas

    Hoy en día se buscan personas capaces de escuchar, observar, comprender y relacionar ideas con eficacia para ser capaces de diseñar estrategias para el trabajo en equipo, es decir, personas con grandes habilidades comunicativas.

    Esto se debe mostrar con un currículum claro y conciso. Incluí cualquier experiencia en la que hayas tenido que hablar en público o haber redactado proyectos. Es sumamente positivo que sepas comunicarte por escrito y verbalmente.

    3. Capacidad para resolver problemas

    La capacidad de liderazgo te será útil tanto en el trabajo como en la vida en general. Es necesario que sepas evaluar, resolver situaciones y decidir cuál es la más apropiada.

    Las personas líderes comprenden las metas y objetivos de la compañía, por lo que saben cómo motivar e inspirar a sus compañeros, a su vez, la capacidad para resolver problemas reconoce las consecuencias a largo plazo y asume su responsabilidad personal sobre ellas.

    No tenés que tener un gran puesto para mostrar habilidades de líder, los nuevos empleados o las personas con pocas responsabilidades también pueden tener habilidades para mejorar un producto o un proceso.

    4. Creatividad

    La creatividad soluciona problemas. Innovar, intuir, imaginar, los empleadores reclutan personas con ideas frescas, nuevas, que les ayuden a expandir sus negocios.

    5. Relaciones interpersonales

    Tu objetivo es convencer a los empleadores que sos lo que ellos necesitan: sos confiable, dedicado y trabajador. Considerá las habilidades interpersonales que ellos valorarán para el puesto de trabajo en el que te estas postulando; y si querés, hacé una lista.

    6. Trabajo en equipo

    Esto significa operar sin problemas y eficientemente en un grupo. Es un aspecto importante para muchas empresas, así que saber llevarse bien con el resto del equipo y aceptar sugerencias y opiniones son factores determinantes para obtener el puesto de trabajo.

    Trabajar en equipo requiere de liderazgo, habilidades para la toma de decisiones, capacidad de seguir instrucciones y desempeñar bien tu papel en el equipo.

    Si practicaste deporte o hiciste trabajos de voluntariado son buenos ejemplos para demostrar lo bueno que sos para trabajar en equipo.

    7. Actitud positiva

    Es una aptitud muy valorada por los reclutadores. No todos tienen una actitud positiva frente a los objetivos de la empresa y los desafíos que se puedan presentar. Hoy en día se requiere a las personas que sean entusiastas, flexibles y positivas. Por ejemplo, evitá críticas de tu trabajo anterior, enfocate en lo bueno de tu ex trabajo y en las buenas experiencias que tuviste.

    8. Dedicación

    La dedicación frente a las tareas propuestas es básico. Recordá llegar en hora y comprometerte en todas tus tareas.

    9. Confianza

    Para muchas empresas este es el principal atributo: la confianza en sí mismo, estar seguro de tus capacidades y conocimientos.

    10. Honestidad e integridad

    Hacer lo correcto incluso cuando otros no lo hacen. Los reclutadores buscan candidatos que sean honestos.

    11. Iniciativa

    Además de hacer bien tu trabajo lo debés hacer de manera independiente y también tenés que tomar la iniciativa a la hora de resolver las diferentes situaciones que se presentan.

    12. Deseos de aprender

    Las ganas de aprender siempre ayudan a ascender más rápido dentro de una empresa.

    13. Resultados, cifras y reconocimientos

    Ya no vale tanto como antes las experiencias y responsabilidades pasadas. Quieren saber que has logrado en el presente: en tu curriculum usá tiempos en pasado: “desarrollé”, “inicié”, “aumenté”. Por otro lado, tenés que estar preparado para hablar con ellos, evitá las afirmaciones vagas. Deciles números, cifras concretas y, si los tenés, contales tus premios o reconocimientos, demostrá confianza y seguridad en lo que decís.

    14. Blogs o Página Web

    Este tipo de cosas te posicionan como un experto en el tema. Asegurate de que el sitio web sea profesional, que hable de temas que tus empleadores les interese.

    15. Sentido de pertenencia

    Haceles saber que pretendes estar en la compañía por muchos años.

    16. Potencial de Crecimiento

    Demostrá tus ganas por ir más allá de lo que ellos buscan, de sus expectativas, más allá de lo que escribiste en tu curriculum. Resaltá situaciones en las que hayas tenido que salir de tu área. Si lográs comunicar esto, vas a encontrar personas dispuestas a fomentar tu éxito.

    17. Hobbies

    Este es uno de los cambios más radicales en los empleadores. Hoy en día les interesa –y es bastante lógico- saber qué hacés en tu tiempo libre. Cuando les cuentes, demostrá dedicación, pasión y compromiso con lo que hacés.»

    *De: http://noticias.universia.com.ar/actualidad/noticia/2015/03/13/1121446/17-habilidades-buscan-empleadores.html

    Me gusta

  7. Saber y entender también lo que piensan del otro lado…

    8 señales de que debes despedir a un empleado

    John Rampton
    18 de diciembre de 2020 · 4 min de lectura

    Una de tus obligaciones como dueño de un negocio es manejar a tus empleados y separarlos de tu empresa cuando sea necesario. Despedir a un colaborador nunca es agradable, pero es necesario para tener un negocio que crezca.

    En lugar de dejar que los malos empleados se queden a arruinar tu compañía, debes estar vigilante a ciertas señales muy claras que te ayudarán a distinguir entre un trabajador que solo necesita ayuda y otro que ya no tiene lugar como parte de tu equipo.

    1. No se comunica / no asiste

    Como líder debes tener empatía. Si un empleado perdió a su mamá o papá en un accidente, lo último que se le va a ocurrir es llamar a su jefe. Sin embargo, si esto sucede más de una vez, debes ponerte a sospechar. Después de todo, el absentismo te cuesta dinero y tiempo porque el resto de tu equipo debe hacerse cargo de lo que queda desatendido.

    Debes tener una política de faltas en tu negocio para que tu equipo sepa cómo manejar ausencias de último minuto. Comunica este protocolo a todos los miembros de tu negocio. Personalmente, yo le doy una advertencia a los empleados que por primera vez no van a la oficina y no llaman, pero si vuelve a pasar, se van. Sé que suena horrible, pero tengo un negocio que manejar uy no puedo permitir que una sola persona lo frene.

    2. Tienen baja productividad

    Para ser justos, hay momentos en las que la productividad de TODOS baja. A veces un proyecto es demasiado largo y pesado, pero eso no significa que los empleados estén “echando la flojera”. Simplemente demuestra que tienen demasiado trabajo.

    Pero si hay un empleado en específico que constantemente te entrega trabajos después de su fecha límite, tienes que ponerles atención. Otras señales pueden incluir cometer muchos errores, siempre están pidiendo ayuda a los demás o te quitan demasiado tiempo. Pueden mostrar que la persona no tiene las habilidades necesarias para el puesto.

    3. Busca problemas

    Este individuo puede causar serios problemas en tu empresa si no le pones atención. Son los que propagan rumores, hacen que los compañeros se peleen, incitan motines y hablan mal de sus jefes. Si tienes un empleado que simplemente no quiere seguir las iniciativas de tu negocio, se queja de los proyectos y causa problemas entre el equipo, entonces lo mejor es dejarlo ir.
    4. No saben manejar el cambio

    “El cambio es inevitable, especialmente para una compañía en crecimiento. Los empleados deben sentirse cómodos con las transformaciones y animados a probar sus habilidades”, dice Matthew Bellows, CEO de Yesware.

    Esto puede ser realmente difícil cuando tienes un empleado trabajador que ama la cultura de la empresa. Desafortunadamente ya no se está desempeñando en un buen nivel porque ya no se adapta a las nuevas formas de la empresa.

    5. Te cuestiona TODO

    Como líder es tu obligación preparar empleados con iniciativa que se atrevan a desafiar el status quo. Sin embargo, si hay un empleado que le pone contra a TODO y siempre está discutiendo con sus compañeros, jefes, contigo, o peor todavía, los clientes, entonces te arriesgas a que estalle de maneras desagradables. Este tipo de comportamiento no solo da miedo, también genera un mal ambiente de trabajo. Para ponerlo de manera simple: esa persona se tiene que ir antes de que alguien salga lastimado.

    6. No tratan de mejorar

    Digamos que tienes un empleado impuntual o que teme hablar en público (lo cual es válido). En lugar de hacer un esfuerzo por llegar más temprano o tomar clases para vencer su timidez, sigue repitiendo la conducta. Si no quiere hacer un esfuerzo por mejorar, entonces no lo necesitas en tu negocio.

    7. Es un “ocupa-plaza”

    Lo entiendo. Cuando arrancaste tu negocio necesitaste contratar lo más rápido posible y traes amigos, familiares, al “primo de un compadre”, etcétera, para llenar esas plazas. Si tienen las habilidades que necesitas, fenomenal, tienes un buen empleado y diste trabajo a un ser querido. Pero si no las tienen o carecen de lo necesario para llevar tu negocio al siguiente nivel, entonces esa persona solo es un “ocupa – plaza”, alguien que tiene un trabajo “mientras tanto”.

    Lo sé. Despedir a alguien en esta posición es difícil porque no tiene que ver con su ética laboral o su personalidad. Tal vez puedas reubicarlos o ayudarlos a desvincularse con éxito para que se coloquen en otro lugar con prontitud.

    8. Tus clientes se quejan de él

    ¿Sabías que el 86% de los consumidores dejan de ir a un negocio si experimentan mal servicio al cliente? Aun más alarmante es el hecho de que cada persona que tiene una mala experiencia se lo contará a entre 9 y 15 personas más. En otras palabras, debes mantener a tus clientes felices. Si has recibido quejas sobre un empleado de parte de tus compradores entonces debes despedirlo. ¿Quién quiere hacer negocios con una empresa con empleados groseros o apáticos?

    Leído en: es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/8-se%c3%b1ales-debes-despedir-empleado-130000032.html

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: