9 preguntas antes de tomar algunas decisiones

Fragmento…

¿Qué merece mi energía? ¿Cómo decido cuál es para mí? Nueve preguntas que pueden ayudar a decidir si una acción es apropiada o no

“1. ¿Me ganaré la vida con esto? En un mundo material, todos tenemos responsabilidades y compromisos que no podemos ignorar.

2. ¿Puedo aprender de esto? ¿Puedo crecer, como persona, haciendo esto? ¿Adquiriré nuevas habilidades, conocimientos, o formas de ver?

3. ¿Es útil? ¿Quién necesita que yo haga esto y por qué? Tarde o temprano cualquier tipo de actividad nos relaciona con otras personas. Esta acción… ¿me acercará a otras personas de una manera valiosa?

4. Los demás… ¿se benefician? ¿De qué manera? ¡Esta puede ser una consideración “perturbadora” para muchas actividades!

5. ¿Tendré la oportunidad de hacer esto nuevamente? Algunas oportunidades se dan sólo una vez en la vida. ¿Es ésta una de ellas? ¿O sólo lo creo porque tengo un gran deseo de realizar esa tarea?

6. ¿Hago esto porque soy la persona indicada, o porque nadie más quiere hacerlo? ¿Qué pasaría si no lo hiciera? ¿Soy realmente la única persona para este trabajo, o el mismo puede delegarse?

7. ¿Qué dejaré de hacer por hacer esto? ¿Cuál es el trato? ¿Cómo afectará esto mi vida, inmediata y futura? ¿Qué sacrificios tendremos que hacer, tanto yo como las personas cercanas a mí?

8. ¿Estoy siendo chantajeado/a? ¿Es cualquiera de mis actividades, el resultado de un “chantaje emocional”? El “chantaje emocional” puede darse entre dos personas, o incluso dos grupos. Puede declararse abiertamente o ser sumamente sutil, pero sólo funciona cuando ambos están de acuerdo en “jugar el juego”. No debemos aceptar el chantaje emocional de otros, así como tampoco debemos intentar chantajear. A menudo, la sociedad presenta sólo una delgada línea entre los “buenos modales” y “la ventaja” . Depende de nosotros remarcar esa línea y hacerla bien visible, tanto para nosotros como para los demás.

9. ¿Puedo divertirme? Si al fin de cuentas no necesito hacer eso, no tengo que hacerlo y tampoco puedo disfrutar -al menos algún aspecto- de esa actividad, es muy probable que no valga la pena realizarla…”

En: un boletín de marketing y desarrollo personal, El Club de la Efectividad

Archivo blog Acuarela de Palabras/2006

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: