Ángeles y Sofías

Gracias Poli ! Necesitamos relatos así de buenos para concientizar. Por todas las Ángeles y las Sofías que seguimos buscando… #Niunamenos

Abrazo Infinito - Poli Impelli - Escritora

Le decían Sofi. Eran las dos cuarenta de la tarde cuando cerró sus párpados por última vez. Eso confirmó el informe policial.

—¡Mamá! Hoy me voy a lo de Sandra a la salida del cole.

—¿Vienen a casa?

—No, su mamá nos espera en su casa; tenemos que hacer un práctico de Biología.

—Bien, hablaré con Irma, a ver si las busca entonces…

Sofi titubeó, dando sorbos a su taza.

—¿Podemos volver caminando? Irma ya deja a Sandra volver sola. Dale, yo también quiero.

Sofía entornó sus ojos en súplica a su madre.

—Sabés muy bien que si es tarde, la respuesta es no. ¿A qué hora salen hoy? ¿No tienen gimnasia?

—No, Má. Gimnasia es mañana. Hoy salimos a las dos.

—Bueno, yo hablaré con Irma. Vamos, que se hace tarde.

Sofi sonrió dejando su taza de café con leche sobre la mesada de la cocina.

—Te quiero, Má.

Ver la entrada original 1.443 palabras más