Poker clandestino. Religiosos en la mira

Releyendo viejos chistes…

Pueblo pequeño, una vez a la semana se juntaban a jugar poker, clandestinamente, el cura, el rabino, el pastor y un guía espiritual de los árabes.

En una de sus tantas reuniones entra sorpresivamente la policía y al ver que se trata de los religiosos del pueblo les dice:

– Señores para no llevarlos presos ustedes tienen que jurar que no estaban jugando poker.

Cura: Juro por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo que no jugaba poker.

Pastor: Yo juro por Dios que no estaba jugando poker.

Arabe: Yo juro por Alá que no estaba jugando poker.

Rabino: Yo no juro.

Policía: Es decir ¿usted admite que estaba jugando poker?

Rabino: ¿Quién?, ¿Yo jugando poker? ¿Con quién? ¿Solo? 😉

Soy donde no pienso


Cura: Juro por el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo que no jugaba poker.

Pastor: Yo juro por Dios que no estaba jugando poker.

Rabino: Yo no juro.

Policía: Es decir usted admite que estaba jugando poker?

Rabino: Quien?, Yo jugando poker? Con quién? solo? 🙂


Si has disfrutado este post Suscribete al boletin de Novedades de Soy donde no pienso oagregamefeeds a tu lector de noticias preferido

Ver la entrada original

A %d blogueros les gusta esto: