Síndrome del nido vacío – MASTICADORESDELETRAS

…y tras irse, pronto le encajará los nietos! Atrapada sin salida! Así que, mejor que se ocupe de pasarla de maravilla por un tiempo… todo el que pueda! -Risas.

Estación de micros

Leído en el consultorio de lectores de una revista dominical:

Estimada Licenciada Malatesta:

Sumida en la más profunda desesperación y antes de cometer cualquier acto intempestivo (lo haré con premeditación y alevosía) requiero vuestra valiosa opinión acerca del problema que me aqueja. El problema se llama Juan Manuel, mi amado hijo, quien por cuestiones que no alcanzo a comprender me priva de sentir el síndrome del nido vacío. A mis cincuenta y cinco pensé que podría recomponer mi vida, dejar de lado la viudez, vivir jornadas de sexo desenfrenado (o las que el cuerpo propio y ajeno aguanten). Pero no. El mozalbete, con sus treinta años cumplidos, continúa cómodamente instalado en mi domicilio. ¿Qué puedo hacer?

Madre agónica

Estimada Madre agónica:

¿Has intentado…

…reemplazar su cama por otra de faquir (con los clavos convenientemente separados se entiende)? ¡Demuele la comodidad que siente en tu hogar con todas las armas a…

Ver la entrada original 289 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: